Historia de la odontopediatría hasta el siglo XIX
En 1959 se aprobó la Declaración de los Derechos del Niño por todos los Estados miembros de la ONU, y con ello se le dio la importancia que merece garantizar la salud del aparato estomatognático del niño.
facultad de odontología · odontología pediátrica
mar. 24 de may. 2022
0

En la historia de la odontopediatría comprobamos que a lo largo de los siglos se había considerado al niño como un ser al que se le prestaba poca atención. No fue hasta 1959 que se aprobó la Declaración de los Derechos del Niño por todos los Estados miembros de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), casi dos siglos después que se hiciera la Declaración de los Derechos del Hombre, y con ello se le dio la importancia que merece garantizar la salud de su aparato estomatognático. Así que es interesante dar un repaso a las consideraciones pediátricas que a lo largo del tiempo se han dado en odontología.

Historia de la odontopediatría: antigüedad

Situando la mención de problemas dentales en los niños a través de la historia, se han encontrado antiguos registros donde se habla de dientes natales y neonatales como son las inscripciones cuneiformes encontradas en Nínive alrededor del año 59 a. C. Por otro lado, Celso (25 a. C. – 50 d. C.) publicó en su libro “Comentarii de sanitate tuenda in primun librum de Re medica” diversos temas que atañen a los niños, entre ellos el de la persistencia de los dientes natales, piezas permanentes en malposición y el uso de una lima para suavizar los bordes cortantes de una fractura incisal cuando ocasiona lesiones en el labio.

Después de la aportación Hipocrática y al inicio de la era cristiana, Cayo Plinio (“el viejo”) (23-79 d. C.), menciona también la existencia de los dientes natales y neonatales en su “Naturalis Historia”, además de ofrecer consejos sobre cómo tratar enfermedades dentales, muchos de ellos basados en la fantasía.

Claudio Galeno (131-201 d. C.) es el más importante y conocido de los médicos grecorromanos, ya que su influencia siguió vigente durante muchos siglos y hasta la actualidad. En el ámbito odontopediátrico aconsejaba frotar los dientes de los niños con tallos vegetales aromáticos, pero creía que los dientes eran parte de los huesos – que recibían inervación a través del cerebro – y utilizaba una lima para reducir los más prominentes. Aporta la primera clasificación anatómica de las piezas dentales, denominándolas incisivos, caninos y molares.

Historia de la odontopediatría: modernidad

Después de las aportaciones de Galeno a la medicina y la Odontología, nos trasladamos a la España del siglo XVI con Francisco Martínez de Castrillo (1529 -1585), Bachiller dentista del Rey Felipe II, quien se encargaba particularmente de la salud bucal del príncipe Carlos y que escribe el primer texto en España consagrado a la odontopediatría: su “Coloquio breve y compendioso sobre la materia de la dentadura y maravillosa obra de la boca”. Este habilidoso y experimentado dentista pasa desapercibido para los historiadores de la medicina hasta 1903, cuando J. Endelman publica un artículo en la prestigiosa revista norteamericana “The Dental Cosmos” reivindicando la obra de uno de los pioneros de la literatura odontológica mundial.

Más adelante en Francia, en el siglo XVII, Pierre Fauchard (1678-1761), publica “El cirujano dentista o el tratado de los dientes” (1728), el cual ofrece una descripción correcta de los 20 dientes temporales. También habla del origen y la prevención de la caries y fue el primero en describir las malposiciones dentarias, siendo considerado el padre de la odontología moderna.

Contemporáneo de Fauchard, pero ya en el siglo XVIII, aparece la obra: “Essay sur les maladies des dent” (1743), de Robert Bunon (1705-1748), quien fija las grandes líneas sobre la prevención y la odontología conservadora. Por lo que es su frase “tiene más mérito conservar que destruir”, marca un hito en la prevención. La mujer embarazada debe alimentarse bien y el resultado serán hijos con dientes sanos. Fue también el primer autor que habla sobre las aproximaciones psicológicas al niño y en dar pauta para hacer primero los tratamientos más sencillos. Es considerado el padre de la odontopediatría moderna.

Historia de la odontopediatría: siglo XIX

Ya en el siglo XIX, A. Laforge (1802) en su libro “El arte del dentista” habla de nuevo de la reimplantación de dientes la cual que era una práctica habitual de esa época. Laforge crea un antecedente, al señalar que «no deben extraerse dientes a jóvenes sin el consentimiento paterno», ya que se usaban los dientes de niños y jóvenes pobres para reimplantarlos en personas ricas.

Rene Duval (1759-1854), fue el primer autor en escribir un libro sobre la higiene de los dientes infantiles. En 1820, publicó “El dentista de los jóvenes, o los medios de tener los dientes bellos”. Pero si existe un autor que se ha de destacar por su contribución a la odontopediatría a finales del siglo XIX es, sin duda, Georg Carabelli, profesor de Cirugía dental en Viena de 1787 a 1842. En este último año se ilustró por primera vez en su libro de texto de anatomía oral la cúspide accesoria de algunos molares que llevan su nombre en la actualidad. También de forma póstuma publicó un manual de odontología que fue considerada como la fuente principal de los conocimientos teóricos en la época Austro-Húngara.

En 1841 se publica la traducción del Sistema de Cirugía, de Benjamín Bell, que era miembro de los Reales Colegios de Cirujanos de Irlanda y Edimburgo. En su obra hay un apartado que trata la dentición temporal, básicamente de los problemas inflamatorios que suceden durante la erupción y como resolverlos con técnicas quirúrgicas.

A principios del siglo XIX en España hay otras aportaciones que mencionan la actividad dental en niños, destacando la publicación de Ventura de Bustos y Angulo en 1806. Su manual “El conservador de la dentadura y de los niños en la dentición”, habla exclusivamente de la profilaxis e higiene bucodental. Otro autor de la misma época, Antonio Rotondo y Rabasco, publica en 1840 “Instrucciones practicas sobre la primera y segunda dentición de los niños y un tratado de higiene dentaria”, obra que iba más enfocada a los padres para que cuidaran mejor la boca de sus hijos.

En 1898, el médico cirujano catalán Jose Boniquect, publica el libro “Higiene razonada de la boca”, donde da consejos útiles para la conservación de la dentadura, hablando del desarrollo de la dentición primara desde el feto hasta el recambio dental y de las patologías que pueden presentarse. Es importante reconocer a través de la historia de la Odontología, lo que representa la salud oral de los niños a nivel comunitario y de las personas e instituciones que aportaron su conocimiento a la asistencia dental pediátrica.

Actualizaciones en odontología pediátrica

Durante el siglo XX se desarrolló la mayor parte de lo que hoy conocemos como odontología contemporánea. Sin embargo, en los últimos años han surgido muchos avances técnicos, científicos y tecnológicos que han transformado la práctica de esta especialidad, y, en particular, la odontopediatría. Si eres un profesional interesado en actualizar tus conocimientos y dar una atención integral a los pacientes infantiles, en TECH Universidad Tecnológica tenemos para ti el Máster en Odontología Pediátrica Actualizada, un programa completo, multidisciplinar y novedoso que te ayudará a ser un profesional destacado en esta área.

Por otro lado, contamos con el Máster en Implantología y Cirugía Oral, un programa especializado que se enfoca en los procedimientos quirúrgicos relativos a la implantología. También, con el Máster en Odontología Estética Adhesiva, necesario para cubrir la creciente demanda y competitividad en este campo.

Artículos relacionados

1 /

Compartir