Exploración en cirugía oral
Una de las cuestiones de la exploración de la cirugía oral y maxilofacial es que gran parte de procedimientos son de naturaleza electiva.
facultad de odontología · implantología y cirugía oral
vie. 29 de ene. 2021
0

Una de las principales cuestiones de la exploración de la cirugía oral y maxilofacial es que la mayor parte de procedimientos efectuados son de naturaleza electiva y se realizan sobre pacientes jóvenes y sanos. Ello no es óbice para un estudio preoperatorio minucioso del sujeto para valorar el riesgo quirúrgico. Este concepto supone la probabilidad de que en el período perioperatorio se produzcan daños o la pérdida de la vida del paciente.

Requieren de una planificación exhaustiva, en la que se tienen que tener en cuenta las posibles eventualidades que puedan acontecer durante la exploración en cirugía oral, detectando contactos óseos y fijando los tornillos de osteosíntesis en zonas seguras y con buena calidad ósea.

El tratamiento mediante implantes dentales persigue devolver al paciente una estética y una función deterioradas por la pérdida dentaria, por ello tienen una
función principalmente rehabilitadora. Una planificación correcta y minuciosa, es clave para el éxito del tratamiento, al igual que ocurre en otras disciplinas, como por ejemplo las ingenierías, en las que no se concibe una actuación
sin un correcto estudio y planificación previo. Toda la información obtenida durante la rigurosa exploración que aquí se explica, se complementará con el resto de pruebas, para llegar al plan de tratamiento más adecuado basado en la situación personalizada de cada paciente. Desde este punto de vista, se considera imprescindible realizar una correcta planificación pre-implantaria antes de la cirugía de colocación de implantes, que permitirá conocer o tener aproximación al resultado protésico que se desea conseguir. Por ello, la cirugía implantológica debe considerarse “protéticamente guiada”. Mediante el
estudio de diferentes parámetros tanto intraorales como extraorales, se pueden prever complicaciones o determinar un plan de tratamiento, más adecuado con respecto a otro. La rehabilitación mediante implantes, en muchos casos, requiere también del tratamiento de los dientes remanentes, en el caso de pacientes parcialmente desdentados, que debe ser realizado previamente a la cirugía. La planificación del tratamiento debe tener como objetivo proporcionar una función adecuada desde el punto de vista fisiológico, e integrada dentro de
los parámetros de la estética facial, con el fin de permitir unos resultados lo más biomiméticos posibles, es decir, imitando a la naturaleza. El plan de tratamiento con implantes debe comenzar por una correcta historia clínica, recogiendo las expectativas del paciente, así como posibles riesgos médicos. Deben ser estudiados los siguientes factores especialmente:

• Etiología de la ausencia dentaria: caries, fracturas o enfermedad periodontal, etc. Este parámetro ayuda a determinar si existe un mayor o menor riesgo del plan de tratamiento. Existen estudios que relacionan la enfermedad periodontal con un mayor riesgo de sufrir periimplantitis. Si el paciente perdió los dientes por una parafunción, este factor deberá ser valorado a la hora de planificar los implantes.
• Edad y motivación del paciente: la edad per se no es un factor que condicione la colocación de implantes, excepto en el caso de pacientes jóvenes, pero es
importante conocer la motivación del paciente y sus expectativas, para favorecer la colaboración durante el tratamiento y el mantenimiento.

Exploración extraoral

A continuación, se examinará el patrón facial, la simetría y posibles cambios de coloración en la piel, que pueden ocultar alteraciones estructurales. Posteriormente se da paso a la exploración del sistema ganglionar cérvico facial, que incluye:

  • Ganglios faciales: Sólo interesa el ganglio preauricular, que es constante y se sitúa delante del trago. Recoge irrigación linfática del cuero cabelludo, frente y a veces de la región malar.
  • Ganglios submaxilares: Son la primera estación de las estructuras maxilofaciales. Se exploran con los dedos índice y medio. La cabeza del paciente se flexiona ligeramente al lado de la exploración y se rota hacia el lado contrario.
  • Ganglios submentales: Recogen irrigación linfática de la punta de la lengua, porción anterior del suelo de la boca, región frontal gingival y centro del labio inferior. Se exploran en la región suprahioidea media, haciendo flexionar ligeramente la cabeza hacia adelante.
  • Cadena ganglionar vertical o carotídea: Es la segunda estación ganglionar. Se exploran tomando como referencia el músculo esternocleidomastoideo. El paciente ha de flexionar ligeramente la cabeza y rotarla hacia el lado contrario de la exploración. El dentista se sitúa detrás del paciente e introduciendo dos o tres dedos de la mano homolateral por el borde anterior del músculo.
  • Cadena ganglionar supraclavicular: Palpación de la región supraclavicular y el paciente flexiona y rota homolateralmente el cuello.

Exploración intraoral

En este caso, comienza por los labios, explorando la porción cutánea y la porción mucosa, para posteriormente explorar por este orden el fondo de vestíbulo superior e inferior, las mucosas yugales, encías, paladar (duro y blando), úvula, pilares amigdalinos y suelo de la boca. Finalmente se realiza exploración de los dientes y el periodonto.

Exploración neuromuscular y ATM

Resulta interesante realizar una exploración básica neuromuscular y de la articulación temporo-mandibular. Para ello, se inicia explorando los músculos masticatorios de cierre (masetero, pterigoideo medial y temporal) y de apertura (pterigoideo lateral y vientre anterior del músculo
digástrico). También conviene realizar una palpación de ambas ATM, tanto en apertura como en cierre mandibular.

Las principales dolencias bucodentales pueden prevenirse gracias a una higiene oral adecuada y a una revisión constante por parte del estomatólogo, que también educa y conciencia a sus pacientes sobre la importancia de mantener unos correctos hábitos de limpieza de los dientes y las encías. Mediante los Masters en Odontología de TECH, totalmente online, podrás especializarte en el ámbito de tu preferencia: Cirugía oral, adhesión y composites, control del dolor, odontopediatría, fotografía dental, ortopedia dentofacial, ortodoncia lingual o termoplástica, periodoncia o patologías, entre otras. Entre nuestros programas de estudio de mayor éxito destacan el Máster en Endodoncia y Microcirugía Apical y el Máster en Periodoncia y Cirugía Mucogingival.

En TECH Universidad Tecnológica hemos creado un Máster en Implantología y Cirugía Oral elaborado por odontólogos con una amplia experiencia en el sector, y que podrás cursar totalmente online.

Artículos relacionados

1 /

Compartir