Diagnóstico estético odontológico
Cuando el ser humano no está satisfecho con su aspecto facial recurre a especialistas que pueden modificar algunos aspectos de su rostro.
facultad de odontología · odontología estética
lun. 08 de feb. 2021
0

Tal y como desarrolla nuestro equipo docente en el Máster en estética adhesiva que ofrecemos en TECH, el diagnóstico estético y la planificación terapéutica en odontología se encuentra en un periodo de cambio. Desde el clásico enfoque orientado hacia la cura exclusiva de procesos patológicos y la solución a problemas estrictamente oclusales y de función, se ha ido evolucionando hacia una odontología de mínima intervención y de prevención donde la integración de los tratamientos en términos de estética y mimetismo aparece como fundamental, buscando tratamientos y materiales que consigan una mayor adaptación e integración de los tejidos duros y blandos en el contexto de una armonía facial.

El diagnóstico estético es una parte importante de la exploración clínica que depende del punto de vista del profesional que las realiza, siendo por tanto subjetiva. Debe fundamentarse siempre en unos parámetros y guías que ayudarán a objetivizar los problemas mediante unas directrices valorando las proporciones faciales y determinados parámetros dentales, no sólo revisando las cualidades estéticas.

Cuando el ser humano no está satisfecho con su aspecto facial recurre a especialistas que pueden modificar algunos aspectos de su rostro. Para que estos profesionales, especializados en estética y en cirugía oral puedan establecer un diagnóstico estético correcto y plantear un tratamiento adecuado requieren realizar análisis métricos faciales en fotografías clínicas y en radiografías.

Análisis facial

Los patrones y características faciales tienen una influencia importante en la percepción de la personalidad y la valoración propia y ajena de un individuo. Los rasgos faciales están correlacionados a menudo con características psicológicas exactas, y algunas características se asocian a aspectos individuales específicos.

El análisis de estas características se hace usando líneas de referencia horizontales y verticales, las cuales permiten la correlación de la cara y de la dentición del paciente en el espacio.

El clínico examina la fisonomía durante una fase pasiva y a una distancia que permita la evaluación de las características en su conjunto. Tomar una posición más cercana que la usada durante una conversación normal de hecho permitiría solamente un análisis del cociente dentolabial o, reduciendo el campo de visión todavía más, un reconocimiento dental y definitiva en detrimento de la vista general.

Visión frontal

Las caras atractivas tienden a tener proporciones y relaciones comunes que difieren, generalmente,
de los valores de referencia. La cara ideal se divide verticalmente en tercios similares mediante líneas
horizontales de referencia.

Es importante conocer las proporciones consideradas como normales en el plano frontal. En este sentido, dos de las descripciones más aceptadas con relación a las proporciones verticales fueron establecidas por Frakas y Munro. Ellos establecen que una cara ideal es aquella que es dividida en tres tercios iguales por líneas horizontales que pasan a través de la línea del cabello, de la glabela, de subnasal y del mentón. Asimismo, realizan una división adicional en el tercio inferior por medio de
una línea que pasa por el estomion, la cual divide este tercio en un tercio superior y dos tercios inferiores.

Además, estos tercios verticales deberían tener una cierta proporción transversal siguiendo la llamada “regla de los quintos” la cual idealmente divide la cara sagitalmente en cinco partes iguales desde la línea que conecta el hélix de ambas orejas. Cada uno de estos segmentos transversales debería tener la misma anchura que un ojo.

Líneas de referencia

Para la correcta evaluación estética debe situarse enfrente del paciente que debería mantener la cabeza erguida en un gesto natural. En una cara armoniosa se pueden reconocer ciertas líneas que unidas crean una especie de geometría regular:

La línea interpupilar está determinada por una línea recta que pasa a través del centro de los ojos (pupilas) y representa en el caso de ser paralela al plano horizontal la referencia ideal para desarrollar el análisis facial.

  • Línea interorbital o Ophriac (a través de las cejas).
  • Línea Intercomisural (por las comisuras de los labios).
  • Línea Interalar (por la base de las alas de la nariz).

El paralelismo entre estas líneas horizontales crea un contexto de armonía y simetría horizontal. Se utilizan estas líneas para orientar el plano incisal, el plano oclusal y el contorno gingival.

La línea media facial se obtendría trazando una línea vertical a través de la glavela, la nariz, el filtrum labial y la extremidad de la barbilla.

Simetría y diversidad

La intersección de la línea media con los planos horizontales de referencia crea una especie de malla la cual facilita la identificación de problemas de simetría entre el lado izquierdo y el derecho de la cara. En los casos en que esqueléticamente existe asimetría esta volumétricamente no presenta una diferencia entre lado derecho e izquierdo mayor del 3% considerándose este valor como el límite que hace evidente esta discrepancia a ojos del observador.

Como Chiche y Pinault mantienen, la composición estética implica una serie de elementos expuestos alrededor de un principio de unificación (unidad en la variedad), pero con la suficiente diversidad para crear interés en el ojo del observador (diversidad en la unidad).

Disarmonia horizontal y vertical

Se define la disarmonía como la falta de armonía o alineamiento correcto o ideal entre los diferentes elementos orgánicos de un cuerpo, lo cual causa trastornos patológicos.

En cuanto a la simetría horizontal, la línea Inter pupilar se toma generalmente como el plano horizontal de referencia. Sin embargo, los ojos, o incluso las comisuras de la boca, no se posicionan siempre a la misma altura. En aquellas situaciones en que el disparalelismo entre las líneas horizontal sea manifiesto se tomara el horizonte como plano de referencia sin importar si la línea interpupilar y la línea comisural están alineadas con él.

Proporciones faciales

Usando las líneas horizontales anteriormente citadas como referencia, una cara bien proporcionadas se puede dividir verticalmente en tres partes de igual tamaño:

  • El tercio superior de la cara es el área entre el nacimiento del pelo y la línea del ophriac o interorbital.
  • El tercio medio va de las líneas del Ophriac a la línea Interalar, subnasal.
  • El tercio inferior se extiende hasta el extremo de la barbilla.

Visión de perfil y lateral

En la visión lateral o de perfil del paciente, quedan manifiestos también los tercios faciales anteriormente citados. En esta visión toma especial relevancia las distintas angulaciones que adquieren las estructuras entre sí, resultando especialmente importantes en la percepción estética el ángulo nasolabial y la proyección del labio y su relación con el mentón.

La nariz domina la porción media de la cara en la visión lateral. Es importante por tanto su análisis desde distintos puntos de vista:

La raíz de la nariz o el principio del nacimiento vendrá determinada por el ángulo nasofrontal. El dorso de la nariz se dividirá en óseo (confluencia de los dos huesos nasales) y cartilaginoso o septal (compuesto por el cartílago del tabique).

La punta de la nariz, es el punto más anterior de la nariz. La columela, es la porción de la nariz situada entre la base nasal (subespinal) y la punta de la nariz.

El ángulo nasolabial que medirá la inclinación de la columela respecto al labio superior. La prominencia del maxilar tiende a producir un ángulo nasolabial agudo, mientras que la retrusión del maxilar determinará un ángulo obtuso.

Es momento de dar el siguiente paso, y TECH Universidad Tecnológica quiere ayudarte a lograr esta meta. Hemos diseñado cuidadosamente el Máster en Odontología Estética Adhesiva, que hace parte de nuestra Odontología. Si, por otro lado, deseas especializarte en la ortodoncia y atender a pacientes con diversas alteraciones en el desarrollo, nuestro Máster en Ortodoncia y Ortopedia Dentofacial te permitirá alcanzar el éxito que buscas en tu carrera profesional. Fórmate hoy de la mano de los mejores, amplía tu conocimiento y continúa tu especialización con la mayor universidad virtual del mundo.

Artículos relacionados

1 /

Compartir