La transformación digital de la industria
La transformación digital de la industria ha tenido un gran cambio en la última era permitiendo atravesar diversas etapas.
facultad de ingeniería · digital transformation
lun. 24 de ene. 2022
0

La transformación digital de la industria que se está viviendo se está llevando a cabo dentro de un contexto de cambios tecnológicos y sociales globales. Actualmente, se está experimentando una situación social, debido a una pandemia, que nunca antes se había vivido. Dicha situación está produciendo una realidad económica y geopolítica en constante cambio.

Todo ello, con una presencia, cada vez mayor, de la tecnología y la digitalización, con retos y desafíos, tales como el cambio climático y las consideraciones de los principios éticos en la evolución de la humanidad y el desarrollo digital. Sin duda, este hecho supone un factor revitalizante de la economía y de nuevos modelos de negocio en la industria, lo que obliga a considerar nuevos parámetros y a estar adecuadamente preparados:

  • Toma cada vez más protagonismo la reorganización de las cadenas de valor industriales hacia una economía circular, el respeto y aprovechamiento de los recursos naturales y el reciclaje.
  • El impulso de la digitalización está generando un mayor impulso de programas y gasto en I+D, tanto por parte de los organismos públicos como de las entidades privadas.
  • Los nuevos modelos de negocio tienen cada vez más presente la idea de maximizar la creación de valor para el bienestar humano y la elevación de la experiencia de los usuarios.
  • El estudio e investigación de nuevos materiales, así como fuentes alternativas de energía, están adquiriendo un papel relevante.
  • El respeto por el medio ambiente y la concienciación sobre el cambio climático está presente cada vez más en cada actividad e iniciativas que las empresas realizan.

A lo largo de los próximos puntos se verá qué implicaciones tiene este fenómeno de digitalización de la industria.

Implicaciones de la digitalización industrial

La digitalización de la industria, además de estar modificando la manera de producir y fabricar, también está convirtiendo los productos que se crean. Está representando una serie de implicaciones en distintos campos. Siguiendo con los productos, estos, por ejemplo, se han transformado en sistemas complejos que combinan sensores, capacidad de procesamiento, software, y posibilidades de conectividad.

En definitiva, se han convertido en productos con nuevas características de inteligencia y conectividad que les han hecho merecer el calificativo, muy utilizado en esta época de digitalización, de smart. Pero, no solo en los productos se pueden ver los cambios que la digitalización de la industria conlleva, se tratarán, a continuación, las implicaciones que están produciendo en diferentes aspectos y estructuras de los sectores económicos:

Implicaciones económicas

La llegada de la internet a la industria, y su digitalización, ha modificado y mejorado todos los procesos presentes en su cadena de valor. Esto, entre otras cosas, contribuye a incrementar la productividad de las actividades. El aumento de la productividad conduce directamente a una mejora de la economía y a la creación, por lo tanto, de riqueza económica. Por ejemplo, la incorporación de robots industriales en los almacenes de Amazon les ha permitido gestionar las órdenes de pedido hasta un 70 % más rápido que en almacenes no automatizados.

En términos macroeconómicos, se estima que, desde 2015 y hasta 2030, la aportación al PIB mundial de la digitalización de la industria pueda llegar a alcanzar los catorce billones (miles de millones) de dólares. La creación de riqueza no se limita directamente a un incremento de la productividad. Esta digitalización tiene, además, otras consecuencias directas que mejoran la economía. Por ejemplo, nuevos modelos de negocio que dan lugar a novedosas start ups y nuevas empresas que crean empleo y mejoran la economía.

Implicaciones ligadas directamente al ahorro de costes. Ahorros que proceden, fundamentalmente, del seguimiento y monitorización de los sistemas y componentes industriales. Esto permite planificar y hacer más eficaz su mantenimiento y maximizar su disponibilidad operativa y su tiempo de vida útil. Esto conlleva un mayor ahorro y control del consumo de energía en los procesos productivos, evitando gastos energéticos innecesarios. En resumen, en lo que a implicaciones económicas se refiere, la digitalización de la industria representa un factor generador de ahorro de costes.

Implicaciones en el sector energético

La digitalización contribuye positivamente en el ámbito de la energía; esto tanto desde la perspectiva de la eficiencia en su producción y distribución, como en la reducción del consumo. Componentes y sistemas inteligentes posibilitan la realización de un mayor número de tareas y, además, estos suelen consumir menos energía. Como se ha visto en el punto anterior, una de las consecuencias de la aplicación de la internet y la digitalización a la industria ha sido la reducción de costes. Esta es aplicable, también, a la producción de la energía, mejorando la eficiencia de los procesos de extracción y a sus procesos de transporte.

La monitorización y sensorización de las plantas de producción, hacen que se reduzcan sus paradas por mantenimiento o motivos técnicos. Se facilita, por lo tanto, la producción continúa y, como consecuencia, se posibilita una energía más barata.

Implicaciones en el mercado laboral

El mercado laboral está sufriendo y sufrirá una importante reestructuración por la irrupción de la internet y las tecnologías emergentes. Muchas de las actividades que hasta el momento eran realizadas por personas serán automatizadas. Se puede afirmar que todas aquellas actividades repetitivas y/o que representen un riesgo para el hombre, serán las primeras en ser ejecutadas de forma automática por robots o máquinas. Por ejemplo, en algunas minas los conductores de los vehículos que transportaban el material extraído, han sido sustituidos por vehículos autónomos guiados desde un centro de control.

También se está viviendo la aparición de nuevas profesiones. Muchas de ellas están relacionadas con la explotación de los sistemas inteligentes que van a desempeñar un papel clave en la industria. Asimismo, el paso de la gestión manual a la automática de diversas actividades industriales, gracias a las nuevas tecnologías, está manifestando la necesidad de realizar una profunda reflexión, en las empresas, desde el ámbito de la ética y la responsabilidad social.

De acuerdo a las estimaciones ejecutadas por la Universidad de Oxford, el 47 % del empleo existente en Estados Unidos se concentra en actividades con una alta probabilidad de ser automatizadas. Esto conllevará una destrucción de puestos de trabajos tal y como se conocen actualmente. Pero por contra, la incorporación de estas nuevas tecnologías, también creará muchos nuevos empleos, más que los que se destruyan por sus consecuencias. La velocidad a la que se desarrollan las nuevas profesiones hace difícil precisar la demanda de empleo en el futuro, ligada a la internet industrial.

Implicaciones en la educación y la gestión del talento

Las competencias y conocimientos que se requerirán de los trabajadores para el desarrollo de la digitalización de la industria, difieren notablemente a lo que se estaba acostumbrando. Las actividades y funciones a realizar por un trabajador, están evolucionando, pasando de estar, en muchos casos, claramente delimitadas, a ser más amplias y flexibles. En esas actividades, están adquiriendo un papel mucho más relevante los conocimientos tecnológicos y de análisis de datos e información; así como competencias relacionadas con el pensamiento adaptativo e innovador, la inteligencia social y el pensamiento crítico.

La transformación digital de la industria en la modernidad

La humanidad se encuentra en un proceso de evolución constante. Por esta razón se hace importante que exista una adecuada fuerza detrás de este proceso. Para ello los profesionales en tecnología informática e ingeniería son la base del desarrollo en este campo y los encargados de realizar cada una de las diferentes etapas que hacen parte del proceso de cambio

TECH Universidad Tecnológica se ha posicionado actualmente como la mayor universidad virtual del mundo. Esto se ha logrado mediante el diseño de un amplio portafolio educativo enfocado en el éxito profesional. En este, es posible encontrar la Facultad de Ingeniería, dedicada por completo a este campo. Allí destacan posgrados tales como el Máster en Dirección de Administración Industrial y el Máster en Infraestructuras Inteligentes. Smart Cities. A pesar de ser excelentes opciones con alta demanda laboral, no cabe duda que si el profesional busca dominar el campo del desarrollo constante a nivel global, su mejor decisión será optar por el Máster en Industria 4.0 y Transformación Digital.

Artículos relacionados

1 /

Compartir