De las smart cities al smart campus

De las smart cities al smart campus existe un proceso de cambio y evolución dentro del dedarrollo a nivel estructural en estos espacios.

facultad de ingeniería · edificación
viernes, 29 de julio de 2022
0

El objetivo del presente artículo es comprender el papel fundamental de los entornos inteligentes dentro del paradigma del proceso evolutivo de las smart cities al smart campus y cómo la integración de sus flujos de información y datos que generan sirven para incrementar la capacidad de gestión e intervención pública en los servicios que puedan verse afectados por la actividad de dichos entornos.

La importancia de los entornos inteligentes

Durante este artículo se realizará la introducción al nuevo paradigma de las smart cities a partir de la definición de los retos actuales a los que se enfrentan las ciudades, haciendo hincapié en las nuevas oportunidades que surgen de la búsqueda de soluciones para estos desafíos. Estas soluciones pasan por un enfoque holístico en el que el capital humano y social, la tecnología e infraestructuras deben combinarse. Esto con el fin de capacitar a las ciudades en beneficio de sus habitantes y sus empresas, de forma que puedan adaptarse de manera dinámica a nuevas necesidades.

Para resolver estos retos, más allá del uso de la tecnología, las smart cities se centran en sus ciudadanos, incluyendo a todos los agentes del ecosistema (sector público, empresas, centros de investigación, universidades, etc.) e integrando a todas las áreas de la ciudad para fomentar una mejor prestación de servicios y, por ende, una mejora en calidad de vida de sus habitantes.

Pero hay que ir un paso más allá. Este enfoque se ve necesariamente ampliado por el concepto de entorno inteligente (o también llamado objeto interno); donde se hace imprescindible integrar dentro del modelo de gestión global ciudad todas sus infraestructuras, edificios, hubs de movilidad, etc. Los entornos inteligentes de manera desagregada e individualizada responden a implementaciones de escenarios concretos de una smart city. Así, aportando nuevos datos para mejorar la gestión global de las ciudades y para ayudar a responder a nuevos y cambiantes retos de las ciudades con el objetivo de:

  • Incrementar la capacidad de gestión e intervención pública en los servicios que puedan verse afectados.
  • Mejorar su eficacia.
  • Ampliar el alcance de sus actuaciones

Tipología y ámbitos de actuación

Tipología

A continuación, se describen las principales tipologías de entornos inteligentes que pueden encontrarse en las ciudades:

  • Uso residencial: viviendas.
  • Hubs de comunicaciones y movilidad: aeropuertos, puertos, estaciones, tren de larga y media distancia, estaciones de transporte público urbano e interurbano: metro, tren y autobús.
  • Servicios al ciudadano: se distinguen dos tipologías:
    • Servicios públicos: bibliotecas, polideportivos, centros culturales,
    • Los servicios privados: centros comerciales, clubs, parques temáticos, estadios, hoteles, etc.
  • Eventos: recintos feriales, museos, auditorios, teatros, etc.
  • Centros de estudio y trabajo: oficinas, colegios, universidades, etc.
  • Centros Médicos: hospitales, centros de salud, etc.
  • Los centros logísticos y hubs industriales: polígonos, parques empresariales, etc.

Se consideran entornos inteligentes, siempre y cuando dispongan de servicios propios de operación y gestión inteligente y toda la información generada por estos se ponga a disposición de las ciudades a través de un nodo IoT.

Ámbitos de actuación y operación propios del entorno

Los entornos inteligentes se destacan principalmente por el grado de automatismo que incluyen sus sistemas y el uso de los datos provenientes de los dispositivos IoT para ayudar en el proceso de toma de decisiones informadas para optimizar la experiencia de los siguientes grupos de usuarios:

  • Ocupantes o usuarios finales del entorno
  • Personal propio del entorno
  • Dirección del entorno

A través de la optimización de los activos y sus infraestructuras, se logra una mejor gestión de sus instalaciones y sistemas, garantizando una mayor seguridad para sus ocupantes a la par que agilizan los procesos de negocio del entorno y aumentan sus beneficios. En este sentido se distinguen los siguientes beneficios derivados del uso de tecnología inteligente para la gestión y operación del propio entorno:

  • Mejora de la experiencia del usuario final
  • La mejora de la calidad de los servicios propios del entorno
  • Mejora de la eficiencia operativa de los servicios proporcionados y de mantenimiento
  • Incremento del valor / beneficio del negocio del entorno inteligente
  • Generación de un entorno más sostenible

Esto se debe principalmente al avance y desarrollo de nuevas plataformas integrales de gestión de los entornos inteligentes, más conocidas como BMS (Building Management Systems) que, entre otras cosas, permite gestionar y operar los siguientes ámbitos de actuación a través de diferentes tecnologías:

Seguridad y Emergencias

Desde los sistemas de videovigilancia en tiempo real, a detectores de presencia y alarmas y sistemas de control de accesos, pasando por los detectores de incendios y sistemas de inhibidores de fuegos, hasta sistemas de evacuación inteligente de entornos a través de la combinación de información de los sistemas de gestión de espacios (flujos y ocupación de personas) y la instalación de señalética inteligente que permite optimizar la evacuación segura ante situaciones de crisis/emergencia.

Gestión de los activos

Las soluciones de gestión de activos son cada vez más importantes dentro de los entornos inteligentes, especialmente aquellos como los sanitarios, hubs de movilidad, campus universitarios etc. El uso de soluciones de gestión de activos ayuda a mejorar la gestión de inventario, a reducir los costos operativos y a automatizar los procesos de inventario. Como ejemplo de solución se pueden destacar tecnologías de gestión de activos que utilizan tecnología RFID.

Gestión de los espacios

Incluye soluciones de gestión de los espacios basadas en una amplia gama de sensores; desde sensores de contacto, movimiento, hasta aforadores inteligentes. Estas soluciones se están volviendo más útiles en entornos como aeropuertos, estadios o incluso centros comerciales. Por ejemplo, a través del análisis de los sensores de presencia y movimiento se pueden mejorar y/o redireccionar los flujos de usuarios a través del entorno en función de variables como aforos máximos, velocidad de tránsito, mayor actividad comercial, etc.

La información en tiempo real de ocupación del espacio ayuda a que los gerentes puedan desplegar personal, según sea necesario, en áreas relevantes del entorno, es decir, hacer más eficiente la disposición y uso de los recursos humanos.

Monitorización ambiental

Se trata de soluciones que permiten monitorizar los niveles de ruido, calidad del aire, intensidad lumínica y variables de confort ambiental (temperatura, presión, humedad relativa del aire, etc.). Estas soluciones permiten analizar dichas variables en tiempo real y desencadenar diferentes actuaciones y procedimientos automáticos en función de las reglas que se apliquen para diferentes escenarios (ejemplo: activar ventilación, garaje cuando el nivel de CO alcance el umbral establecido.). Con esta información ya no solo se hace más eficiente energéticamente el entorno, sino que se avanza en ofrecer un entorno de mayor bienestar y más saludable para sus usuarios.

Gestión de limpieza, higiene y residuos

La gestión de limpieza, higiene y residuos en los entornos inteligentes es una solución más bien novedosa. Existen algunos sistemas inteligentes para hacer funcionar a los sanitarios de manera más eficiente; por ejemplo, soluciones de re-abastecimiento que utilizan sensores que envían alertas cuando los dispensadores de papel y jabón se están agotando. Del mismo modo, para la gestión de los residuos generados, superados ciertos umbrales, se pueden lanzar alertas para gestionar de manera más eficiente su retirada, e incluso realizar analíticas y anticiparse a eventos futuros. Su mayor valor proviene de la reducción de los costos mediante la optimización de la actividad de limpieza y una mayor satisfacción del usuario al reducir los desabastecimientos.

Desarrollo en las ciudades

La evolución en la humanidad se ha visto en gran parte reflejada en la estructuración y tecnología que se instala en los diferentes territorios urbanos. Este ha sido un proceso progresivo que se ha llevado a cabo a través de las diferentes etapas en la historia humana. Sin embargo, es un proceso que conlleva de gran trabajo y de un esfuerzo profesional significativo exigiendo así altos estándares de calidad.

TECH Universidad Tecnológica se posiciona actualmente como la mayor universidad virtual del mundo. Este título se ha logrado mediante el desarrollo de un amplio portafolio educativo enfocado en la excelencia en su alumnado. Caso ejemplo de ello resalta en su Facultad de Ingeniería, donde se encuentran posgrados tales como el Máster en Energías Renovables y el Máster en Geotecnia y Cimentaciones. Sin embargo, para aquellos profesionales que buscan dominar el ámbito de la evolución en las ciudades, no cabe duda que su mejor decisión será tomar el Máster en Infraestructuras Inteligentes. Smart Cities.

Categorías: master

Artículos relacionados

1 /

Compartir