Gestión del alcance del proyecto
La gestión del alcance del proyecto hace parte de los límites y alcances que hacen parte de la adecuada administración en el proyecto.
facultad de ingeniería · dirección general en ingeniería
vie. 08 de abr. 2022
0

¿Sabe en qué estado de madurez digital se encuentra su compañía? Esta es la pregunta que se debe hacer uno para identificar el tipo de empresa a la que pertenece: smart company, digital company o tradicional company. Antes de entrar en el estado de madurez y para poder entender la adecuada gestión del alcance del proyecto, se debe conocer cuál es el origen de los datos. Cada tipo de datos tiene sus particularidades y se tiene que pensar en ellos de manera diferente. Según Quantic Smart Data se clasifican en tres:

  1. First party data (datos propios): son los datos obtenidos directamente de la relación entre la compañía y sus clientes. Aquí se encuentran desde los datos más básicos hasta datos más complejos derivados de la actividad comercial.
  2. Second party data (datos compartidos): son los datos que, tras un acuerdo, se comparten entre dos empresas diferentes.
  3. Third party data (datos de fuentes externas): son datos provenientes de fuentes externas a los anunciantes, proporcionados por “data providers” o proveedores de datos que no tienen relación directa con los clientes.

Boston Consulting Group (BCG)

Utilizando la distinción de una investigación de Boston Consulting Group (BCG) encargada por Google (2018), se pueden distinguir cuatro tipos de “data madurity” o madurez digital, en función del uso de los datos que aplican y cómo los recogen, analizan y activan en sus estrategias:

  1. Nascent – Media Centric (10 %): emplea herramientas básicas de recopilación y recogida de datos, forma parte del third party data. En este modelo no invierten en herramientas y tecnología nueva, simplemente ejecutan campañas con datos externos, acuerdos directos y usan los CRM de forma limitada.
  2. Emerging – Tech Centric (44 %): no invierten e implementan herramientas y procesos en su día a día, pero sí que obtienen algunos beneficios de la utilización de los datos, emplean el first party data y el third party data.
  3. Connected – Data Centric (44 %): este tipo de empresas ya han integrado sus datos de manera efectiva y los están activando, tomando decisiones y vinculándolos a través de cierto enfoque al cálculo del ROI. Integran e implementan la tecnología en sus campañas y proyectos, pero todavía hay casos en los que encuentran dificultades.
  4. Multi moment – Data Driven (2 %): adoptan los datos como parte integral de su estrategia. Testean y ejecutan sus acciones optimizando los resultados de la campaña.

Maduración digital

En el estudio citado también se puede ver el grado de maduración digital medio por sectores: Entendiendo el grado de madurez en función de su digitalización (nascent, emerging, connected y multimoment) y, teniendo en cuenta también el grado de transformación digital poniendo el foco en la Customer Experience (CX) y la Employee Experience (EX), se clasifican las organizaciones desde tres puntos de vista:

  1. Traditional companies: pueden llamarlos negocios “de toda la vida”, los que no analizan sus datos ni los utilizan en sus campañas.
  2. Digital companies (de nascent a emerging): forman parte del mercado digital y recogen información sobre lo que sus usuarios hacen.
  3. Smart companies (de connected a multi-moment): la tecnología es su mayor activo, los datos son la base sobre la que crear una estrategia digital. Para poder ser smart company se deben cumplir tres requisitos: recuperan la información (miden), entienden esa información (analizan) y toman decisiones con base a esta información (activan).

Claves de la gestión en empresas nativas digitales

El término de “digital natives” (nativos digitales) fue acuñado por Mark Prensky, en el 2001. Hace alusión a la generación que nació a partir de la década de los noventa, cuando las tecnologías ya estaban presentes en la sociedad. Gracias a este concepto se ha podido crear el de “empresas nativas digitales”. Estas son las que han nacido directamente en Internet, que no tienen un “legacy” previo y que sus activos son digitales.

Antes de nada, no hay que confundir el concepto de smart company con una empresa nativa digital. Una empresa nativa digital es una smart company, pero una smart company no tiene por qué ser una empresa nativa digital. Cuando se refiere a smart company también se habla de empresa 4.0. Para entender cómo es una empresa nativa digital, se puede hablar del imperio GAFA (Google, Apple, Facebook y Amazon). ¿En qué se diferencian estas empresas de las tradicionales? Según el estudio de Favernobel (2015), tienen en cuenta los siguientes aspectos:

The utility value model

Estas empresas están basadas en una cultura de cliente que redefinió su core business. Son organizaciones que se han convertido en expertas no solo en crear valor, sino también en cambiar los hábitos y comportamientos de sus usuarios. Se enfocan en ahorrar tiempo y esfuerzos en la vida de sus usuarios. La entrega de valor al cliente prevalece sobre la rentabilidad a corto plazo.

Escalabilidad

El objetivo de rentabilidad de su negocio se basa en la escalabilidad, esto es, el potencial de crecimiento que tiene un negocio de crecer y generar más beneficios con el mismo recurso disponible con el que empezó. Son empresas en red, es decir, su valor es proporcional al número de miembros al cuadrado, lo que hace que a más miembros más vale el negocio. En estos negocios hay un punto denominado de masa crítica, una vez se supera este punto se genera el efecto red.

Están en un mercado de doble cara

Un mercado de doble cara es aquel en el que una empresa actúa como una plataforma, ofreciendo dos o más productos o servicios a dos grupos de consumidores diferentes, cuyas demandas están relacionadas por efectos de red indirectos (two siders markets), lo que quiere decir que el valor se genera de cara al usuario entre un participante sobre otro tipo de participante. De cara a la plataforma en que siempre hay un “participante débil” (que es el que tiene que pagar) y un “participante fuerte” (que es el que puede entrar gratis). En algunos modelos de negocio también se consigue que ambos participantes paguen.

  • Ejemplo de Google: Google es una plataforma que reúne, por un lado, de la plataforma, a los usuarios que buscan productos (y los cuales no pagan nada) y, por otro lado, a los anunciantes que venden productos (y los cuales pagan por aparecer). Sin anunciantes, Google no ganaría dinero y sin personas que buscan productos no existiría ningún valor. El valor está en la conexión entre ambos participantes y en que los anunciantes son el participante débil (son los que tienen que pagar) y los usuarios los participantes fuertes (sin ellos no existe la posibilidad de vender anuncios y es por esta razón por la que entran gratis).
  • Ejemplo de Booking: Booking es una plataforma en el que los usuarios entran para realizar sus búsquedas de establecimientos gratis (participante fuerte) y los hoteles tienen que pagar para poder aparecer (participante débil). Cada vez más, estas plataformas están cobrando comisiones a los usuarios cuando hacen su primera compra o reserva (comisiones de limpieza, comisiones logísticas, etc.).

Gestión industrial enfocada en proyectos

Dentro de las tareas que desarrolla el profesional en ingeniería una de las que más conocimiento y talento requiere, es el campo de la administración. Desde la gestión adecuada de recursos hasta el desarrollo de cada uno de los diferentes pasos en el proyecto, todas las tareas deben realizarse bajo en concepto clave del conocimiento. Para ello, él mismo debe conocer por completo el campo, dominando los diferentes ámbitos que se presenten en su labor diaria.

TECH Universidad Tecnológica se posiciona actualmente como la mayor universidad digital del mundo. Esto se ha logrado mediante la constante ampliación de su portafolio educativo, todo ello de la mano de altos estándares de calidad y un sentido de excelencia en su alumnado. Caso ejemplo de ello se desarrolla al interior de su Facultad de Ingeniería, donde destacan posgrados tales como el Máster en Ingeniería y Operaciones de Drones y el Máster en Ahorro Energético y Sostenibilidad en la Edificación. Sin embargo, para aquellos profesionales que buscan complementar su educación en el campo de la dirección y gestión en la ingeniería, no cabe duda que su mejor decisión será optar por tomar el MBA en Industrial Management.

Artículos relacionados

1 /

Compartir