Entorno internacional de las energías renovables
El entorno internacional de las energías renovables hace parte de como se implementan estas energías alternativas alrededor del mundo.
facultad de ingeniería · energías renovables
mié. 05 de may. 2021
0

La lucha incipiente contra el cambio climático origina un entorno político a nivel global muy favorable para las energías renovables. Esto provoca que la inversión en el sector crezca de forma exponencial, vislumbrando una de las herramientas para solventar tanto la pobreza energética como el entorno internacional de las energías renovables. Adicionalmente, la curva de aprendizaje en el sector muestra una estabilidad cada vez más acusada que se traduce en lograr los objetivos principales de las energías renovables para paliar sus desventajas:

  • Alcanzar el equilibrio entre precio y rendimiento en generación eléctrica, de forma que la rentabilidad sea más atractiva para la estandarización de renovables en sistema eléctrico.
  • Mayor estabilidad en red gracias a la integración de dispositivos que proporcionan una mayor capacidad de regulación.
  • Incorporación de nuevas tecnologías, especialmente en almacenamiento, que proporcionan una mayor flexibilidad y versatilidad, especialmente para la energía eólica y fotovoltaica.

Estos, entre otros factores, convierten las energías renovables en uno de los sectores más apremiados desde un punto de vista económico. Es por ello por lo que el objetivo del presente tema es marcar el contexto global que rodea a las energías renovables, así como recorrer su evolución como medida contra el cambio climático a nivel internacional durante los últimos años.

Fundamentos del cambio climático y la sostenibilidad energética

El cambio climático se conoce como una alteración brusca del clima, a nivel global, atribuida de forma directa y/o indirecta a las actividades desempeñadas por los seres humanos que deriva en la modificación de la composición de la atmósfera, dando lugar a afecciones inesperadas o pocos frecuentes de forma localizada. El principal efecto que denota el impacto del cambio climático es el aumento de la temperatura media de la tierra durante las últimas décadas, que ha experimentado un incremento de hasta 1,1 °C en el año 2019 respecto al año anterior.

No obstante, dicho incremento de temperatura es la consecuencia de las crecientes emisiones de gases de efecto invernadero que han provocado la transformación de la atmósfera, especialmente debido al dióxido y monóxido de carbono (CO₂ y CO). Por tanto, el aumento de intensidad de las actividades humanas, especialmente el relacionado con los sectores industriales y el transporte, han provocado una situación anómala que hace proclive el aumento de las temperaturas en la extensión del planeta. Sin embargo, dicho aumento no es el único problema derivado del cambio climático.

Las fluctuaciones bruscas en el clima han originado un aumento del nivel del mar debido a dos factores principales:

  • Deglaciación de los polos o, también denominado, derretimiento de los glaciares en las zonas de temperaturas extremas.
  • Dilatación térmica de las grandes masas acuíferas debido al aumento de los diferenciales de temperatura entre la superficie y las profundidades.

Entorno internacional de las energías renovables: factores de afección

A su vez, durante los últimos años, se ha incrementado la frecuencia de fenómenos meteorológicos hidrotérmicos adversos, que azotan las regiones más afectadas con alteraciones acusadas de sequías e inundaciones, produciendo:

  • Incremento de incendios durante las épocas más secas y/o de mayor temperatura.
  • Reducción de la capacidad productiva del terreno por sequía.
  • Limitación de las reservas de agua.
  • Saturación de los sistemas de alcantarillado por la intensidad de las lluvias.
  • Otros fenómenos, tales como enfermedades infectocontagiosas o alteración de la fauna local.

Es por ello por lo que, a raíz de las variaciones climatológicas producidas y sus efectos cada vez más notorios, aumenta la concienciación política y social a nivel internacional con el objetivo de promover y desarrollar planes específicos que permitan frenar y paliar las consecuencias del cambio climático. Los pilares centrales de dicho cambio, también conocido como transición energética, son los siguientes:

  • Incremento de la eficiencia energética de los sistemas convencionales de generación para reducir el número de emisiones, así como los recursos requeridos, para la generación de energía.
  • Desarrollo de sistemas que permitan la reducción de emisiones de gases de efecto de invernadero, así como políticas penalizadoras, para los sistemas convencionales.
  • Aumento del uso de fuentes de energías renovables para la generación de energía eléctrica.

Dichos factores son determinantes en el concepto de sostenibilidad energética, el cual acepta numerosas definiciones. La que se considera más acorde a sus objetivos, es la siguiente: Se considera sostenibilidad energética el procedimiento que persigue la estabilidad en suministro energético persiguiendo el desarrollo de fuentes renovables, la reducción del impacto ambiental a nivel global y la disminución de la pobreza energética en las regiones más desfavorecidas y aisladas.

Descarbonización de la economía mundial. Del Protocolo de Kioto al Acuerdo de París y la cumbre del clima 2019 en Madrid

Tal y como se ha descrito anteriormente, la Organización de las Naciones Unidas inició a finales del siglo XX una Convención Marco de las Naciones Unidas. Esta trataba sobre el Cambio Climático con los estados cooperantes con el objetivo de establecer una serie de medidas a nivel global. Además de verificar el seguimiento y cumplimiento de estas.

Es por ello, que se estableció la celebración de una conferencia anual, conocidas como “Conferencias de las partes, COP” para evaluar y analizar el funcionamiento de las acciones contra el cambio climático, obligando a los países a estar vinculados de forma legal a cumplir con dichas acciones. Las Conferencias de las Partes convocadas históricamente, así como los principales asuntos tratados o resultados obtenidos, por orden cronológico, son las siguientes.

COP1. Berlín, Alemania

La primera conferencia convocada por la Comisión especializada. Tuvo lugar el 7 de abril de 1995. En dicha reunión, se adoptó el Mandato de Berlín, reconocido como uno de los preámbulos del Protocolo de Kioto. En él, los países más industrializados muestran su compromiso hacia la reducción de emisiones con posterioridad al año 2000. Esto a través de metas claras y concisas, tanto en contenido como en plazos.

COP2. Ginebra, Suiza

Se celebró el 18 de julio de 1996. Se centró en el papel contaminante del Mercurio, que estaba suponiendo una gran barrera en el desarrollo de regiones concretas de África. A su vez, se establecieron criterios de flexibilidad en la reducción de emisiones con el objetivo de armonizar el desarrollo económico entre las distintas áreas.

COP3. Kioto, Japón.

Tuvo lugar durante varias sesiones a lo largo del mes de diciembre de 1997. Como resultado, se produjo la firma del Protocolo de Kioto. Dicho tratado comprometía a las principales naciones participantes a la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero. Así como el desarrollo de un mercado de emisiones que permitiese la comercialización de derechos de emisión. También como su encarecimiento en función de la capacidad de industrialización del país.

Adicionalmente, como uno de los hitos principales, se acordó la reducción vinculante desde un punto de vista legal entre un 6 y un 8% las emisiones respecto a 1990 entre los años 2008 y 2012. Este procedimiento supuso el inicio de la transición energético a nivel internacional, lográndose el primer gran acuerdo a nivel mundial.

COP4. Buenos Aires, Argentina

La primera conferencia en América, fue convocada en noviembre de 1998. El objetivo era cerrar en firme los principios acordados durante el Protocolo de Kioto. No obstante, las diferentes sesiones no fructificaron en la dirección esperada. Es por ello por lo que se establecieron medidas a más corto plazo, con objetivo en el año 2000 para asumir el compromiso de reducción de emisiones.

El profesional en el cambio climático

El ingeniero moderno tiene tal afección en el desarrollo humano que su profesión se ha convertido en uno de los campos más demandados en la actualidad. Por esta razón muchos expertos de esta área deciden especializarse en diversos ámbitos de manera que puedan actuar en diferentes campos de acción. TECH Universidad Tecnológica brinda, en su Facultad de Ingeniería, posgrados enfocados en estas necesidades del profesional.

Programas como el Máster en Ingeniería y Operaciones de Drones y el Máster en Proyecto, Construcción y Mantenimiento de Infraestructuras Eléctricas de Alta Tensión y Subestaciones Eléctricas, resultan la base del desarrollo y avance tecnológico humano. Sin embargo, para aquellos profesionales que deseen aportar su intelecto y fuerza profesional a temáticas como la relacionada en el presente artículo, no cabe duda que la mejor opción es el Máster en Energías Renovables.

Artículos relacionados

1 /

Compartir