Los drones como entrenamiento
Los drones hacen parte de la rutina que debe realizar el piloto para mejorar sus habilidades de vuelo.
facultad de ingeniería · aeronáutica
vie. 28 de may. 2021
0

Dentro del vuelo de drones existen diversas técnicas y prácticas que forman la pericia y la habilidad requerida para esta tarea. Por ello los profesionales que buscan dedicarse a ello, pasan gran cantidad de tiempo en la rutina del vuelo, mejorando así diversas aptitudes. Los drones como entrenamiento hacen parte de este tipo de rutina, brindando al profesional la posibilidad de poner a prueba sus conocimientos en un campo real.

El piloto federado

El RD 1036/2017 en su artículo 2, parte 2, especifica a qué aeronaves no se les aplica esta normativa, se especifica: “aeronaves pilotadas por control remoto utilizadas exclusivamente para exhibiciones aéreas, actividades deportivas, recreativas o de competición, incluidas las actividades lúdicas propias de las aeronaves de juguete”. Si bien es cierto que esto es así, recuérdese que, en el punto anterior de este tema, se hizo referencia a la Disposición Adicional Segunda, que amplía el RD e introduce limitaciones y obligaciones que deberán contemplar los pilotos deportivos.

Por tanto, los aeromodelistas (un aeromodelo es también un RPA y una aeronave) deben cumplir con el reglamento. El deporte del aeromodelismo está regulado a través de la Real Federación Aeronáutica Española y a su vez por las Federaciones Autonómicas. La práctica de este deporte que relaciona una parte técnica (ya que el aeromodelo se diseña, construye o monta) y una fase de vuelo, requiere zonas de vuelo que cumplan con unas medidas de seguridad y determinadas características (campos de vuelo de aeromodelismo) para así poder practicar el deporte sin sufrir contratiempos.

La licencia federativa proporciona a los deportistas, tanto dentro del mundo del aeromodelismo como en cualquier otro deporte, una serie de ventajas. La RFAE en su web recoge estos ámbitos y ventajas:

  • Poder practicar este deporte sin ser piloto RPAs, dentro de una zona autorizada para el vuelo de aeromodelos (campos de vuelo homologados).
  • Esta licencia lleva implícita un seguro de cobertura médica y un seguro de responsabilidad civil.

Existen tres tipos de licencia:

  • Licencia autonómica: solo sirve para ámbito autonómico.
  • Nacional: de ámbito nacional.
  • Licencia internacional “FAI” de ámbito internacional

La RFAE

La Real Federación Aeronáutica Española, según es posible recoger en sus estatutos, es una federación española que agrupa a diferentes especialidades deportivas en la modalidad de deportes aéreos. Las especialidades deportivas integradas son las siguientes:

  • Aeromodelismo (donde se incorporan los drones)
  • Aerostación
  • Ala delta
  • Paracaidismo
  • Paramotor
  • Parapente
  • Ultraligeros
  • Vuelo acrobático
  • Vuelos a vela
  • Vuelo con motor

Su misión, según ellos mismos expresan en su web, consistiría en potenciar la práctica prestando especial atención a la seguridad de los deportes aéreos en España, reforzando el deporte de base y creando un entorno que permita a los deportistas de alta competición alcanzar el nivel técnico necesario para equipararse a los mejores a nivel internacional.

Funciones públicas de la RFAE

Todo ello, basado en una política de apoyo y respaldo de las distintas federaciones aéreas de ámbito autonómico. La RFAE, además de sus actividades propias de gobierno, administración, gestión, organización y reglamentación de las especialidades deportivas que corresponden a la modalidad de deportes aéreos, ejerce bajo la coordinación y tutela del Consejo Superior de deportes las siguientes funciones públicas de carácter administrativo:

  • Calificar y organizar, en su caso, las actividades y competiciones oficiales de ámbito estatal.
  • A estos efectos, la organización de tales competiciones se entiende referida a la regulación del marco general de las mismas, según se establezca en la normativa federativa correspondiente.
  • Actuar en coordinación con las federaciones de ámbito autonómico para la promoción general, de las especialidades recogidas en la modalidad deportes aéreos en todo el territorio nacional.
  • Diseñar, elaborar y ejecutar en colaboración, en su caso, con las federaciones de ámbito autonómico, los planes de preparación de los deportistas de alto nivel en sus respectivas especialidades deportivas, así como participar en la elaboración de las listas anuales de los mismos.
  • Colaborar con la administración del estado y las de las comunidades autónomas en la formación de técnicos deportivos.
  • Colaborar con la administración del estado y las de las comunidades autónomas en la prevención, control y represión del uso de sustancias y grupos farmacológicos prohibidos y métodos no reglamentarios en el deporte.
  • Organizar o tutelar las competiciones de carácter internacional que se celebren en el territorio del Estado.
  • Ejercer la potestad disciplinaria deportiva, en los términos establecidos en la ley del deporte, sus específicas disposiciones de desarrollo y sus estatutos y reglamentos.
  • Ejercer el control de las subvenciones que asigne a las asociaciones y entidades deportivas en las condiciones que fije el Consejo Superior de Deportes.

Deportes aéreos bajo el amparo de RFAE

Aerostación

Las distintas federaciones autonómicas, en sus páginas web, definen los diferentes deportes aéreos recogiendo, por ejemplo, la definición expuesta por la FADA (Federación Aragonesa de Deportes Aéreos): “El aerostato es un ingenio que se eleva en virtud de la fuerza ascensional provocada por la diferente densidad entre el aire atmosférico y el elemento gaseoso albergado dentro de ese gran balón que le confiere su forma característica”.

Un factor muy importante es la ligereza, por tanto, todo lo que no sea imprescindible constituye un lastre y sobra. Hay dos tipos de aerostatos: los dirigibles, que son aquellos propulsados por un motor y los globos que no lo tienen. A su vez, también hay dos tipos de globos: los de gas (antiguamente hidrógeno y después helio) y los de aire caliente.

Los globos más usuales son los de aire caliente, que no disponen de ningún sistema de propulsión y, por tanto, se desplazan empujados por las corrientes de aire. Este tipo de globos son aeronaves sencillas que constan de: un gran velamen de cientos de metros cuadrados de tejido ignífugo, que una vez hinchado proporcionará el empuje para volar. Una canastilla, usualmente de mimbre, unida al velamen mediante un cordaje adecuado, destinado a albergar a los tripulantes y pasajeros, los instrumentos de navegación y las botellas de propano y quemadores que calentarán el aire.

Ala delta / parapente / paramotor

Es la forma más pura de vuelo para el ser humano, lo más parecido al vuelo de las aves. Dentro del vuelo libre o vuelo no motorizado, además del ala delta se puede incluir al vuelo a vela (planeadores) y al parapente. Ambas modalidades son de gran belleza y se comparte con ellos los mismos cielos. El parapente es una modalidad de vuelo libre que se desarrolla en total contacto con la naturaleza.

Es un planeador sin estructura rígida primaria, que puede ser transportado, despegar y aterrizar a pie empleando solo la propia energía del piloto. El paramotor es considerado una adaptación del parapente. Los parapentes necesitan para volar una velocidad determinada, esta se consigue gracias al viento o al impulso que se genera al correr por una pendiente.

En el paramotor, esa velocidad de viento se genera gracias al empuje que proporciona el motor que llevan a la espalda, que les permite despegar. Además, se han mejorado las velas de vuelo de paramotor, permitiendo alcanzar velocidades de 70 K/h con viento cero. Los trikes, que son estructuras de 3 ruedas, con un motor trasero de hasta 100 kg de empuje, tanto monoplaza como biplaza, se van imponiendo al despegue y aterrizaje a pie con lo que favorece no tener unas aptitudes físicas especiales.

El piloto de drones profesional

El pilotaje de drones puede ser sencillo en práctica, y aun así requiere de habilidad y conocimientos técnicos para su óptimo desempeño. Por ello, el pilotaje profesional debe realizarse por un profesional capacitado en el ámbito. Dentro de TECH Universidad Tecnológica se desarrolla un amplio portafolio de programas educativos enfocados en las últimas tecnologías.

Dentro de su facultad de Ingeniería por ejemplo, se pueden hallar especializaciones tales como el Máster en Energías Renovables y el Máster en Industria 4.0 y Transformación Digital. Sin embargo, para el profesional enfocado en la aeronáutica y las tecnologías aplicadas al espacio aéreo, no cabe duda que su mejor opción es el Máster en Ingeniería y Operaciones de Drones.

Artículos relacionados

1 /

Compartir