Técnicas de evaluación

Las técnicas de evaluación permiten un adecuado proceso de realización de análisis y prueba antes de la toma de decisiones basada en datos.

facultad de informática · ciencia de datos
viernes, 29 de julio de 2022
0

Según la RAE, la ciencia es el conjunto de conocimientos obtenidos mediante la observación y el razonamiento, sistemáticamente estructurados y de los que se deducen principios y leyes generales. En este apartado se va a entender el método científico y las técnicas de evaluación y selección de los modelos de interpretación de la realidad, para poder predecir con la mayor exactitud y fiabilidad posibles.

Hay que empezar por entender lo que es el método científico. Es una metodología para obtener nuevos conocimientos, que ha caracterizado históricamente a la ciencia, y que consiste en la observación sistemática, medición y experimentación, además de la formulación, análisis y modificación de hipótesis. Las principales características de un método científico válido son la falsabilidad, y la reproducibilidad y repetibilidad de los resultados, corroborada por revisión por pares. Algunos tipos de técnicas o metodologías utilizadas son la deducción, la inducción, la abducción, y la predicción, entre otras.

El método científico abarca las prácticas aceptadas como válidas por la comunidad científica a la hora de exponer y confirmar sus teorías. Las reglas y principios del método científico buscan minimizar la influencia de la subjetividad del científico en su trabajo, reforzando así la validez de los resultados, y por ende, del conocimiento obtenido.

Construcción teórica

La ciencia está construida por teorías: colección de principios, conceptos o proposiciones sobre algún área del mundo real, que sea de interés o que preocupe. Así, la ciencia facilita su explicación causal, predicción o intervención. Las teorías se basan en mecanismos y patrones. Es importante definir algunos conceptos:

  • Mecanismo: proceso responsable de un fenómeno natural.
  • Patrón: fenómeno repetible y predecible. Algunos autores la consideran una ley probabilística.
  • Ley: relación entre fenómenos que hasta el momento se conocen como invariables en unas condiciones dadas y cuyo mecanismo es conocido. También es posible definirla como una verdad factual que es espacio-temporalmente universal, que explica las excepciones y que tiene un alto grado de necesidad.
  • Principio: verdad lógica, fundamental y entendible.
  • Hipótesis: predicciones basadas en la teoría. Tienen valor predictivo, internamente lógico. Las hipótesis son las que se ponen a prueba. Son, por tanto, teorías sin carácter probatorio, que han de ser verificadas, es decir, se hacen predicciones y se verifican si se cumplen. Se define hipótesis como una proposición factual (basada en datos) que puede ser formalmente analizada. Las hipótesis pueden ser:
    • Fenomenológicas (basadas en patrones).
    • Mecanicistas (basadas en mecanismos).

Exactamente, la ciencia no es otra cosa que la actividad basada en la construcción de modelos que reproducen suficientemente bien la naturaleza y, por lo tanto, son útiles para desarrollar una comprensión acerca de cómo la naturaleza se comporta y seleccionar entre los más plausibles la que mejor acierta en las predicciones.

¿Qué son los modelos?

Los modelos son descripciones formales (herramientas científicas) que relacionan elementos y que están basados en hipótesis. Un modelo no es sino una invención, algo que se inventa para explicar una serie de percepciones (datos, hechos, hipótesis, inferencias) que se quieren interpretar. Los modelos pueden ser:

  1. Empíricos (basados en relaciones estadísticas).
  2. Mecanicistas (basados en mecanismos).

Los modelos ayudan a clarificar las descripciones verbales de la naturaleza y de los mecanismos implicados, sin embargo, es imprescindible considerar que no existen modelos 100 % correctos ni completos. Esta es una muy importante consideración, de cara al resto del capítulo. El método científico se emplea básicamente en crear, validar y modificar modelos y teorías.

Representa, en forma de teorías y modelos, el conocimiento que tiene acerca del mundo que le rodea, y, por tanto, es imprescindible entender que la realidad no es sino una forma de interpretar, mediante un determinado modelo, múltiples percepciones de la realidad que sean medibles (hecho que modifica la propia medida y consecuentemente la interpretación del observador). Una imagen del mundo es un modelo y un conjunto de reglas que relacionan los elementos del modelo con las observaciones.

Para interpretar la realidad, es necesario entender el significado que se le atribuye al lenguaje utilizado para definir de común acuerdo los elementos pertenecientes a dicha realidad. En caso de que existan múltiples interpretaciones de la misma realidad es preciso desambiguar. En lingüística y semiótica, el significado es el contenido mental que le es dado a un signo lingüístico. Es decir, es el concepto o idea que se asocia a la forma sensible o perceptible (significante) del signo y al objeto que representa (su referente) en todo tipo de comunicación.

Interpretación teórica

La interpretación de cada sujeto depende de su conocimiento previo, y este, a su vez, de su experiencia anterior. Sobre lo que se conoce de inteligencia artificial, si se da una explicación a terceros, como por ejemplo, un economista, un cirujano, etc., será evidente que su conocimiento e interpretación será incrementado por el nuevo conocimiento transmitido, en virtud de múltiples variables.

De hecho, el propio medio por el que se crea el conocimiento a ser transmitido (libro, papel, audio o vídeo, carta o conversación presencial) ya limita el conocimiento por las restricciones del medio (denominado formato). Es obvio que un papel no recoge los matices visuales y contextuales, mientras que un video añade un contexto más amplio.

Se denomina formato a un conjunto de características técnicas y de presentación de una publicación o de un contenido en sus diferentes y diversas representaciones (papel, página web, video, audio…). Mismas que limitan la representación del conocimiento y, consecuentemente, pre condicionan su interpretación. Un papel o texto en un libro carece de la expresividad visual. Es con ella, con la que sí puede contar un vídeo, en el que se perciben matices diferentes. A través de la introducción de variables de entrada en un modelo, es posible estudiar el resultado final.

Para crear un modelo, es necesario plantear determinadas hipótesis, de manera que la representación del resultado que se quiere obtener sea lo más exacto posible, además de sencillo, para que sea fácilmente manipulado. Requiere, además, interpretar el resultado. La ciencia es siempre un equilibrio entre la teoría y la evidencia empírica. Desgraciadamente, teoría y datos no concuerdan a la perfección, lo que genera tensión. Esta es la principal razón de por la cual la investigación no puede detenerse nunca (Tudge 2009).

La analítica como base de la toma de decisiones

Dentro de las grandes industrias y corporaciones es común tomar decisiones que pueden dirigir, para bien o para mal, el curso de la misma. Por esta razón se hace necesario que exista un adecuado análisis tras este proceso, verificando y asegurando un buen rumbo para todo el equipo de trabajo. Es aquí, donde se hace necesario que el profesional cuenta con adecuado conocimiento y dominio del tema, siendo él, el volante de las decisiones.

TECH Universidad Tecnológica se posiciona actualmente como la mayor universidad virtual del mundo. En el caso de su Facultad de Informática, se desarrollan posgrados como el Máster en Industria 4.0 y Transformación Digital y el Máster en Ingeniería de Software y Sistemas de Información. Por otra parte, para aquellos expertos que buscan complementar su educación base en el ámbito de la analítica de datos, no cabe duda que su decisión deberá inclinarse por el Máster en Visual Analytics & Big Data.

Categorías: master

Artículos relacionados

1 /

Compartir