El nuevo entorno empresarial
El nuevo entorno empresarial hace parte de la transformación digital enfocada en los procesos de mejor que sufren actualmente las empresa.
facultad de informática · ciencia de datos
jue. 02 de sep. 2021
0

El nuevo entorno empresarial incluye la transformación digital como prioridad en el escenario post-covid. En el nuevo escenario post-covid, el 90 % de las organizaciones empresariales destaca como una prioridad la transformación digital y, como clave para conseguirlo, los servicios gestionados en la nube. Así lo revela un estudio realizado por Zogby Analytics Research para Infoblox. En este artículo se verá que todo proceso de transformación digital en las empresas debe estar encaminado a conseguir los siguientes parámetros de eficacia y eficiencia:

  • Incremento de la productividad, eficacia en el funcionamiento de los procesos internos de la compañía.
  • Monetizar, incrementando la velocidad de las transacciones de los clientes.
  • Incrementar cuota de mercado.
  • Reducir costes operativos (OPEX)
  • Mejora de la eficiencia en la prestación de servicios/ productos a clientes.
  • Gestión corporativa inteligente del conocimiento, la información y los datos.
  • Empoderar a los trabajadores a tomar riesgos controlados y ser recompensados por ello.
  • Humanizar la empresa.
  • Reducir la fricción en las interacciones con clientes.
  • Acelerar la velocidad de adaptación a las nuevas tecnologías.

Situación actual

La tecnología ha modificado el modo en el que las personas se comunican y llevan a cabo la mayoría de las transacciones. Este cambio de paradigma se ha visto acelerado en la época actual, debida a la situación de confinamiento, afectando directamente a las empresas, que deben ajustar sus prácticas y procesos a este nuevo modelo, a través de un proceso de transformación digital.

Aunque la importancia de la digitalización de las empresas estaba ya sobre la mesa (de hecho, según un estudio de Tech Pro Research, el 70 % de las compañías ya han aplicado o están trabajando en un plan para aplicar la transformación digital), este cambio se hace más acuciante, si cabe, tras la situación provocada por el nuevo coronavirus (covid-19). Este nuevo escenario ha puesto de manifiesto la importancia del entorno online, que se ha convertido, estos días, en el principal canal de comunicación entre los clientes y los negocios.

Muchas de las pequeñas y medianas empresas españolas pueden seguir adelante gracias a haberse digitalizado, ofreciendo sus servicios y productos desde su web. Aquellas empresas que no lo han hecho, todavía tienen la posibilidad de aprovechar el parón de actividad para sumarse al cambio y conseguir ser más competitivas en el mercado que surja tras esta crisis.

¿Qué es la transformación digital?

La transformación digital es la integración de tecnología digital en todas las áreas de una empresa, cambiando fundamentalmente la forma en que opera y brinda valor a sus clientes. También supone un cambio cultural que requiere que las organizaciones desafíen constantemente el status quo, experimenten y se sientan cómodas con el fracaso. La transformación digital puede implicar la reelaboración de los productos, procesos y estrategias dentro de la organización, mediante el aprovechamiento de la tecnología digital.

Como tal, la transformación digital requiere un examen y reinvención de la mayoría (si no de todas las áreas dentro de una organización) de su cadena de suministro y flujo de trabajo, las habilidades de sus empleados, así como procesos de discusión en junta directiva, interacciones con clientes y su valor para las partes interesadas. La transformación digital ayuda a una organización a seguir el ritmo a las demandas emergentes de los clientes, manteniéndolas en el futuro.

La transformación digital permite que las organizaciones compitan mejor en un entorno económico que cambia constantemente a medida que la tecnología evoluciona. Con ese fin, la transformación digital es necesaria para cualquier empresa, organización sin fines de lucro o institución que busque sobrevivir en el futuro. En resumen, la transformación digital se puede definir como la integración de las nuevas tecnologías en todas las áreas de una empresa para cambiar su forma de funcionar. Los objetivos son:

  • Optimizar los procesos.
  • Mejorar su competitividad.
  • Ofrecer un nuevo valor añadido a sus clientes.
  • Gestionar el riesgo.
  • Descubrir nuevas oportunidades de generación de ingresos.

Por tanto, no se trata simplemente de comprar ordenadores más potentes, almacenar datos en la nube o instalar un ERP. La transformación digital implica un cambio en la mentalidad de los directivos y los empleados de las organizaciones.

Tecnologías clave

La tecnología impulsa la necesidad de la transformación digital y respalda la digitalización de una organización. Además, no existe una sola aplicación o tecnología que permita la transformación digital, sino que existen múltiples procesos clave que una organización, generalmente, debe tener para afrontar la transformación:

  • Computación en nube: esta, por ejemplo, le otorga a la organización un acceso más rápido al software, nuevas funcionalidades y actualizaciones, además de almacenamiento de datos. Permite, adicionalmente, ser lo suficientemente ágil como para transformarse.
  • Tecnología de información: permite a una organización enfocar su inversión de talento y dinero destinado a investigación y desarrollo, en soluciones personalizadas que respalden sus requisitos y los procesos que lo diferencian en el mercado.
  • Plataformas móviles: permiten que el trabajo se realice donde sea y cuando sea.
  • Machine learning: esta, y las tecnologías de inteligencia artificial, brindan a las organizaciones conocimientos para tomar decisiones más precisas sobre ventas, marketing, desarrollo de productos y otras áreas estratégicas.

Otras tecnologías que impulsan la transformación empresarial, son:

  • Blockchain.
  • Realidad aumentada y realidad virtual.
  • Redes sociales.
  • Internet de las cosas (IoT).

Importancia de la transformación digital en un mundo de datos

Las organizaciones que ven la transformación digital principalmente como una diferencia de tecnología sobre la transformación tradicional con ingeniería de procesos de negocio, terminarán perdiendo el poder de la transformación digital. ¿En qué se diferencia la transformación digital de la reingeniería de procesos comerciales? Un viaje de transformación digital mueve una organización de un mundo definido por el proceso a un mundo basado en datos. En este apartado se verá por qué esto es poderoso y cómo cambia el valor del producto que una organización ofrece a los clientes y usuarios finales.

Transformación digital vs procesos

En el mundo actual, las empresas se construyen mediante procesos, intentando desarrollar procesos de alto nivel. Six Sigma y otras herramientas están diseñadas para perfeccionar y mejorar esos procesos, para crear eficiencia, enfoque y mejora en la calidad. En contraste a esto, la transformación digital reduce los procesos que una empresa hace o podría hacer en la actualidad, automatiza el trabajo que la gente realiza y convierte el proceso en software. Lo que queda son datos. Lo digital convierte los procesos en datos.

Esto permite a las organizaciones ver su negocio a través del lente de los datos, en lugar del objetivo del proceso. De repente, los datos dejan claro que la gente y la experiencia del cliente importan. Por ejemplo, en lugar de ver el servicio al cliente como un conjunto de procesos que inicia el cliente o la organización, son los datos del cliente los que obligan a la organización a pensar en la experiencia del cliente.

A medida que surgen los datos y la capacidad de asociar esos datos con indicadores o problemas, una organización puede, no solo ser más eficiente, sino también cambiar lo que hace. El impacto comercial que resulta de ver el mundo a través de un lente de datos en lugar de una lente de proceso es muy poderoso.

El cambio desde el profesional

El paso evolutivo en las empresas se ha convertido en una necesidad. Esto se debe a los constantes cambios de la competencia en el mercado actual, y permite que nuevas plazas en la competencia se abran. Lo mismo sucede tanto a nivel físico como digital, sin embargo, descuidar una de ellas por atacar la otra es un error común. Para evitar estos errores, debe existir al interior de la empresa una figura profesional que se enfoque en el análisis y aplicación de estos cambios.

TECH Universidad Tecnológica hace parte de las mejores instituciones que ofertan educación de manera virtual. Por ello, se ha enfocado en distribuir sus recursos en la mayor cantidad de áreas profesionales de mayor demanda laboral. Dentro de su Facultad de Informática destacan programas como el Máster en Industria 4.0 y Transformación Digital y el Máster en Tecnología Específica de Telecomunicación. Por otra parte, para aquellos profesionales que buscan especializarse en temáticas como la relacionada en el presente blog, su mejor elección educativa será el Máster en Visual Analytics & Big Data.

Artículos relacionados

1 /

Compartir