Dispositivos y gafas para las tecnologías inmersivas
Los dispositivos y gafas para las tecnologías inmersivas permiten una experiencia mucho más realista en los mundos virtuales diseñados por el ser humano.
facultad de informática · inteligencia artificial
mar. 28 de dic. 2021
0

Los dispositivos y gafas para las tecnologías inmersivas conectados a internet se triplicarán en los próximos cuatro años, aumentando de 10 000 millones a 34 000 millones. De esos dispositivos, 24 000 millones representarán dispositivos IoT, mientras que el resto serán dispositivos informáticos tradicionales (teléfonos inteligentes, tablet, etc.). Si se traduce en potencial económico, casi 6 trillones de dólares se gastarán en soluciones IoT durante los próximos cinco años.

No solo están implicadas las personas, sino máquinas, sensores, aplicaciones y dispositivos. Muchos serán dispositivos conocidos a día de hoy: computadoras portátiles, tabletas, teléfonos inteligentes. Pero muchos más serán los objetos físicos cuya función principal, sin ninguna intervención humana, será capturar datos (a través de sensores) y luego transmitirlos a otros lugares a través de Internet donde se pueden almacenar (Cloud) y analizar, para permitir o realizar una mejor toma de decisiones (Big Data e inteligencia artificial). Dentro de estos se pueden experimentar casos reales en realidad aumentada y mixta. En este artículo se verá el funcionamiento, modelos y usos.

Tipología de dispositivos en el mercado

Todo estará, o está ya en muchos casos, conectado. Las personas con relojes inteligentes, casas con domótica, coches sin conductor, ciudades inteligentes, fábricas automatizadas son apenas algunos ejemplos de la hiperconectividad actual. Nada va a escapar de la hiperconectividad. Es aparentemente sencillo convertir un objeto cotidiano en uno inteligente; por ejemplo, un paraguas al cual se incorpora un chip con tecnología inteligente desarrollado por Intel o Qualcomm. Este chip permite conectarse a la WIFI y procesar la información de los sensores que se han instalado al dispositivo que se quiere monitorizar, en este caso el paraguas.

Una vez conectado a internet para conocer el tiempo meteorológico en tiempo real y en el caso que el pronóstico sea lluvia, cuando detecte movimiento cerca de él, encenderá una luz roja indicando al usuario que tiene que cogerlo consigo si no quiere mojarse. Así se convierte un paraguas en una Smart Umbrella. Pero IoT va más allá de este tipo de objetos y se pueden empezar a construir soluciones mayores, ampliando el área de influencia y generando sinergias entre dispositivos y la información que intercambian.

Existen ya los hogares inteligentes, que empiezan a ser gestionados por dispositivos con inteligencia artificial (I.A.) como Google Home o Amazon Echo. También existen Smart Cities o Industry 4.0. Los wearables son la primera capa tecnológica entre el ser humano y su entorno. Trabajan sobre todo en dos ámbitos: por un lado, potencian las capacidades, se puede acceder a información relevante desde las gafas inteligentes utilizando la voz para hacer preguntas o incluso manejar robots con los movimientos. Por otro lado, permite conocer mejor, ya que el cuerpo tiene una voz y los sensores son capaces de capturarla y aplicar inteligencia artificial en sus análisis.

Dispositivos en la actualidad

Son diversos los dispositivos desarrollados hasta ahora en Wearable Technology que se pueden encontrar en el mercado, pero evidentemente no serán los únicos en los próximos años. Las siguientes son las categorías actuales:

  • Smart Glasses (Hololens, Vuzix, Epson Moverio, OGD, etc.): las gafas de realidad aumentada en las que se integra lo que está observando el usuario en su entorno físico, con información virtual colocada en cristales y prismas.
  • Ropa inteligente (Hexoskin, Underarmour, etc.): son prendas, aparentemente normales, sin embargo que llevarán integradas en el tejido funciones muy útiles para la vida o el trabajo; por ejemplo, conectar mediante bluetooth los movimientos a un dispositivo móvil, medir el ritmo cardiaco, calorías quemadas o el nivel de dióxido de carbono en el aire.
  • Pulseras Fitness: pulseras inteligentes como Xiaomi MiBand, etc. Con ellas se puede registrar el movimiento y la actividad corporal para utilizar esta información en la mejora de la salud y el bienestar.
  • Smart Watches (Apple Watch, Garmin, etc.): su misión es aportar información al usuario de una manera rápida y natural. Se pueden instalar aplicaciones y dotarlo de funcionalidades como geolocalización, alertas, entretenimiento y mensajería.
  • Smart Rings (NFC ring, Smarty Ring): son pequeños dispositivos con un chip o similar en su interior en el que se almacena contenido, sin necesidad de estar conectadas a una batería. Esto permite realizar de manera muy sencilla acciones que se repiten a lo largo del día, como por ejemplo desbloquear el teléfono móvil, abrir la puerta de una oficina o compartir información del perfil profesional o imágenes.
  • Cascos neuronales (Muse, Neurolink): cascos neuronales comerciales y accesibles que pueden leer las frecuencias neuronales. Pueden permitir incluso mover objetos gracias a los circuitos que detectan esas frecuencias.

Gafas y wearables: funcionamiento, modelos y usos

La realidad aumentada implica añadir información digital a la realidad. Estos elementos pueden ser objetos en 3D o contenido en 2D. La realidad aumentada se puede reproducir utilizando desde gafas inteligentes (similares a las conocidas Google Glass), móviles o cualquier otro dispositivo que disponga de pantalla y cámara. Convencionalmente, muchas o la gran mayoría de las gafas inteligentes estaban integradas con un Powerpack externo. Este servía para facilitar el procesamiento de datos y almacenar la batería.

Pero realmente las gafas tienden a ser un único dispositivo sin necesidad de estar conectado a un mando o soporte externo. Ocurre, por ejemplo, con las Hololens, de tal manera que la interacción con ellas por parte del usuario es por voz o con los gestos de las manos; lo que se consideran las interfaces naturales del ser humano. Las gafas como las Magic Leap disponen de este apéndice para mejorar el procesamiento y mejorar la calidad y alargar la vida de las baterías. Como primera aproximación, se puede hablar de las siguientes características generales de cada tipo de dispositivo:

Gafas monoculares

Dispositivos muy útiles y cómodos de para buscar la integración con órdenes de trabajo. Además de las indicaciones paso-a-paso en la realización de tareas, el acceso a videos o material de soporte, o el soporte remoto de expertos. Son menos recomendables a la hora de visualizar y trabajar con modelos 3D y representaciones de realidad aumentada. Las gafas monoculares más recomendables en este momento podrían ser las Vuzix o Google Glass para entornos profesionales.

Gafas binoculares

Dispositivos muy válidos para la realidad aumentada; aunque a diferencia de las tabletas deberá ser representada sobre el entorno real y no sobre una captura en video del mismo. Este matiz complica mucho la posibilidad de alinear la RA con el entorno real, pero son muy recomendables para visualizar modelos 3D, información extendida sobre los mismos (metadatos), etc., sin desviar la atención ni las manos de la actividad que se esté realizando. Requieren de marcadores a escanear para ubicar al trabajador e identificar el modelo 3D a representar, y es importante tener en cuenta el campo de visión (FOV) de estos dispositivos a corta distancia (rango de actuación del empleado).

Dispositivos para las tecnologías inmersivas como avance

El desarrollo tecnológico ha marcado fuertemente esta era en la humanidad. La construcción de diferentes medios tecnológicos ha permitido el uso de nuevos dispositivos y técnicas en diferentes ámbitos mucho más allá de la recreación. Uno de los ejemplos más claros de ello es el utilización de drones en empresas sea para vigilancia o para entregas de distintos objetos o documentos importantes. Sin embargo, hay muchos otros campos como la realidad virtual que se utilizan hoy en día para mejorar y optimizar diversos procesos.

TECH Universidad Tecnológica se posiciona actualmente como la mayor Universidad virtual del mundo. Este título se ha ganado gracias al diseño y creación de un amplio portafolio educativo enfocado en las necesidades del profesional. Dentro del mismo se encuentra la Facultad de Informática dedicada por completo a este campo del desarrollo tecnológico. Allí se encuentran posgrados tales como el Máster en Ingeniería de Software y Sistemas de Información y el Máster en Tecnología Específica de Telecomunicación. Por otra parte, para aquellos profesionales que buscan enfocar sus esfuerzos intelectuales al ámbito de la transformación y evolución del mundo moderno, no cabe duda que su mejor elección será optar por tomar el Máster en Industria 4.0 y Transformación Digital.

Artículos relacionados

1 /

Compartir