Creación de mundos virtuales
La creación de mundos virtuales se ha convertido en un hit tanto en el ámbito del entretenimiento como corporativo.
facultad de informática · inteligencia artificial
lun. 22 de nov. 2021
0

Los objetos virtuales de la realidad aumentada o mixta se construyen a partir de dos componentes fundamentales: el objeto virtual (2D o 3D), que se compone a sí mismo de dos estructuras principales: una malla que le da la forma al objeto y, por otro lado, la textura que le da los colores, detalles y brillo a la forma del objeto. Esto es solo la base de toda una serie de plataformas de creación de objetos y mundos virtuales, además de un sistema para crearlas y para poder incorporarlas a nuestras experiencias digitales. En este artículo se verán las herramientas, ejemplos y métodos para construirlo.

Plataformas de creación de entornos virtuales

Una de las maneras de desarrollar la realidad aumentada es con la utilización de frameworks, entornos de programación, que requieren de unos conocimientos básicos para poder conseguir resultados con cierta rapidez, algunos de ellos son Vuforia (www.vuforia.com) o Zappar (www.zappar.com). Estos entornos utilizan los denominados “marcadores” o tags, unos códigos similares a los códigos QR, que permiten colocar los objetos virtuales o 3D, en aquellos sitios donde se encuentran físicamente los marcadores, o en el caso de objetos virtuales complejos, les ayuda a triangularse para poder moverse alrededor de ellos, con un dispositivo móvil.

La realidad mixta, a través de cámaras de profundidad y espaciales, crea una malla virtual en la que da forma al espacio que rodea al dispositivo y al usuario, es decir, muros, techos, sillas e incluso sería capaz de detectar a personas que se mueven en tiempo real gracias a estas cámaras. También se usan otro tipo de sensores como los giróscopos.

Los móviles con sus sensores pueden detectar en qué posición está el dispositivo con respecto a su entorno y con respecto al objeto virtual que según se va moviendo la persona y el conjunto con el dispositivo, es capaz de cambiar la posición del objeto virtual, para poder girar alrededor de su objeto dando una cara diferente y dar la sensación de movimiento con respecto al objeto, pudiendo ver las caras que están ocultas en el primer momento en que se ve el objeto.

La realidad aumentada está evolucionando hacia la realidad mixta. El único inconveniente es que para dar la realidad mixta el recorrido que necesita, se requieren móviles de última generación con este tipo de sensores.

Creación de contenido para el mundo virtual

Las predicciones sobre la realidad virtual auguran un futuro prometedor: El mercado de realidad virtual (VR) se valoró alrededor de los 11 mil millones de dólares en 2019 y se espera que alcance los 88 mil millones de dólares para el 2025. Los componentes electrónicos son importantes, pero sinceramente, no son nada sin un buen contenido y sin aplicaciones para sacarle partido.

Existen fundamentalmente dos maneras de crear contenido para la realidad virtual; por un lado, se puede crear, con programas de diseño 3D, el mundo virtual, utilizando la imaginación. Esto para ir creando objeto a objeto con su textura, comportamiento y ubicación, para después ir generando habitaciones o escenarios más grandes y complejos. Muy similar al proceso de creación de videojuegos actuales para ordenadores y videoconsolas, sin embargo, dándoles una visión de 360 grados. Para este tipo de entornos se usa tecnología y software como Unity, 3 DS Max y Maya.

Por otro lado, se puede generar contenido realizando grabaciones con cámaras de 360º que capturen desde diferentes ángulos la actividad del entorno y generen una imagen esférica en 360 grados. Mismos a la que posteriormente se pueden incorporar personajes u objetos para mejorar la experiencia. Estos videos o imágenes se encuentran fácilmente en YouTube y es posible disfrutar el poder estar dentro de las pirámides de Egipto o estar dentro de un coche Fórmula 1.

Aplicaciones de realidad virtual

Se están generando una gran cantidad de contenidos, no solo en el ámbito de los videojuegos, que será el sector que más crezca en la industria de la realidad virtual, también se pueden ver grandes novedades en el ámbito del marketing: demostraciones de un producto como, por ejemplo, estar al volante de un nuevo modelo de coche o el acceso a documentales y nuevos puntos de vista en el ámbito de los reportajes periodísticos.

Uno de los usos más evidentes es el ámbito de los videojuegos, en los que es posible convertirse en un Jedi manejando un sable láser con los mandos, en un mago que lanza poderosos hechizos, convertirse en Batman o acabar con una horda de zombis utilizando un hacha. Pero, aparte de estas apasionantes experiencias, ¿qué otras aplicaciones pueden darse fuera de los videojuegos? Analizando el mercado, tecnologías y profesionales, el potencial es enorme para aprender nuevas habilidades o acelerar nuestra captación de conocimiento. Esto lleva al concepto de “aprendizaje acelerado” que se puede desarrollar gracias a la realidad virtual.

Aprendizaje acelerado

Una de las motivaciones del ser humano es el crecimiento personal y profesional. En la mayoría de las ocasiones este crecimiento viene asociado al aprendizaje, que puede darse por medio de la experiencia o la formación de nuevas capacidades o habilidades. Por lo general, este proceso lleva tiempo; aunque no es lo mismo aprender a manejar nuevas funciones de Excel que aprender un nuevo proceso o metodología. En unos casos puede llevar unos pocos días u horas, y en otros requerir toda una vida, sin terminar de dominarlo completamente.

Pero, ¿qué ocurriría si se pudiera tomar una pastilla para comunicarse en un nuevo idioma? Ya se sabe que el ser humano tiende a buscar resultados inmediatos con el mínimo esfuerzo, sin embargo, se va a analizar la posibilidad de realizar un aprendizaje. Mediante estas se reduce el tiempo de aprendizaje, incrementando el foco y la retención del contenido. A su vez, aumentando la experiencia y mejorando la comprensión gracias a la realidad virtual.

Estrategias para la creación de entornos virtuales

La realidad virtual (VR) permite al usuario, fundamentalmente, sumergirse en un mundo virtual imaginario o desplazarse a otro escenario real, sin moverse. Por ejemplo, se puede recorrer la superficie de Marte o sumergirse en las profundidades marinas; todo desde el salón de la casa, llevando tan solo unas gafas. Con todo lo mencionado, se podría estar hablando de algo parecido a la teletransportación. Sin embargo, no entendiendo este concepto como el envío de materia de un punto, sino utilizando la tecnología de las gafas VR para engañar a la mente y los sentidos.

Es posible sentir que se camina por la Gran Muralla China estando en casa, sin embargo, simulando que se ve en las gafas un video descargado. Gracias a la conexión 5G se puede contemplar lo que está ocurriendo en ese mismo momento en la muralla en alta resolución; además de ser en tiempo real a miles de kilómetros de distancia. Para que esto ocurra, se instalan en la muralla varias cámaras de 360º de alta calidad. Están ubicadas en diferentes puntos que podrán retransmitir en directo; desde las gafas de RV, se pueden admirar a las personas que en ese mismo momento estén paseando en el lugar. Si esto aún no es suficiente, gracias a los trajes de presión, guantes y dispositivos sensoriales, se podrán tocar la muralla; incluso, sentir el aroma a piedra mojada si está lloviendo.

Virtualización global

Dentro del mundo actual, muchos escenarios se desarrollan en el interior de nuestros dispositivos. Muchas experiencias que antes no imaginábamos ahora es posible vivirlas a través de una pantalla. Este proceso evolutivo ha sucedido en diferentes etapas en la historia del ser humano. Sin embargo, el impacto que se genera esta vez es mucho mayor, permitiendo un alcance nunca previamente visto.

TECH Universidad Tecnológica está al tanto de las tendencias que se viven en la actualidad, y por ello cada programa educativo que oferta responde a las mismas. Caso ejemplo de ello es su Facultad de Informática, donde se encuentran especializaciones tales como el Máster en Visual Analytics & Big Data y el Máster en Ingeniería de Software y Sistemas de Información. A pesar de ser excelentes opciones, no cabe duda que si su interés se inclina por el área de nueva revolución digital, su mejor elección será el Máster en Industria 4.0 y Transformación Digital.

Artículos relacionados

1 /

Compartir