Ser humano y persona humana
Distinguir entre los abordajes científico-naturalistas acerca de sí mismos o de los cuerpos y los abordajes filosófico humanísticos.
facultad de humanidades · educación secundaria y bachillerato
lun. 08 de feb. 2021
0

Ser humano y persona humana no es exactamente lo mismo, de hecho, una es una categoría biológica y la otra es una categoría legal o jurídica, tal y como se detalla en nuestro posgrado para docentes de Humanidades. Por cierto, en ambos casos existen criterios para la aplicación del concepto, no obstante, se puede cambiar la legislación por razones morales, pero se necesitan otras razones si se quieren cambiar los criterios con los que se emplea el concepto de humano.

Del concepto de lo que es y vale el ser humano, y de la clarificación de cuándo comienza a ser humano y persona humana, se concluye qué respeto se debe tener a su vida y a su integridad genética, física, funcional, psicológica y espiritual, y de él se derivan también los deberes de todos respecto a la promoción de los valores humanos, dentro de sus gremios y en su relación con su equipo de trabajo, los enfermos y la sociedad.

Después de manifestar la relevancia del tema, se exponen algunos textos de la OPS sobre el mismo, se distinguen varios paradigmas sobre el ser humano y persona humana las ideas generales del pensamiento complejo que se relacionan con el tema, las pruebas de la existencia del espíritu como elemento diferenciador o unificador en las definiciones de ser humano y persona humana, y varios argumentos, con los que se puede concluir cuándo comienza a existir el espíritu en el ser humano y desarrollarse como persona humana.

Segunda naturaleza

Con el ingreso al lenguaje opera un auténtico cambio en sí mismo, se podría decir que un nuevo ser se ha engendrado, una nueva naturaleza tiene lugar en el mundo, una segunda naturaleza, la cual se activa a partir de la primera naturaleza (biológica) por el hábito, dijo Aristóteles, o por el ingreso al lenguaje, se podría decir personalmente junto al filósofo sudafricano John McDowell (1942). Este es uno de los temas sobre los que se volverá una y otra vez.

La constitución de la persona

Es el ingreso al mundo del lenguaje lo que otorga una nueva constitución, lo que da lugar a un nuevo ser. No es sencillamente el tiempo transcurrido lo que permitió ser lo que hoy se es sino la formación conceptual. Se verá que poseer una formación conceptual no es simplemente haber aprendido a usar palabras, sino mucho más que eso, es el auténtico mecanismo de la mente. Por supuesto, se volverá sobre esto más adelante.

El individuo y la comunidad

Comunidad y lenguaje son términos que parecen formar parte indisoluble de un mismo juego lógico, esto dicho en dos sentidos, primero, no hay lenguaje sin comunidad, por tanto, el individuo como ser pensante y consciente tiene como condición a la comunidad. En otro sentido, no se sabe de comunidad humana alguna que carezca de lenguaje, el contacto fluido entre los niños, como lo revela el surgimiento del (NSL) Lenguaje de Signos Nicaragüense, los niños ingresan al lenguaje, generado por ellos mismos, sin necesidad de que se les enseñe.

Cultura y significado

El concepto de significado es sustancial para cada individuo, pues son seres de la significación. Se
responde a los dichos de otras personas, no por las características sonoras de sus emisiones verbales, sino por el significado que se dan a sus palabras. Toda cultura se edifica sobre el significado: las artes, las ciencias, la política, los deportes, los conflictos bélicos, el mundo laboral, la industria, producción agrícola, los ejércitos, etc. Todo surge en el espacio de la significación, es decir, en el espacio que habilita el lenguaje. Tomando de la computación una imagen que ilustre esto, se podría decir que el lenguaje es como el sistema operativo, mientras que la cultura son los archivos que se producen, se almacenan y se modifican en la memoria. Es decir, que el sistema operativo no condiciona el contenido de los archivos, pero hace posible que tales archivos existan.

Sociedad como suma de individuos

Una comunidad no es solo una suma de individuos, es un nuevo cuerpo que toma lugar. La comunidad es un nuevo ‘organismo’ y como tal tiene su propia vida y su propia dinámica. La vida como individuos se configura a partir de la comunidad en que se habita, a partir de la comunidad que hizo moldo al individuo como ser pensante y consciente. La comunidad, y no solo la suma de individuos es la condición para la existencia.

Persona como producto social

En el sentido en que se está considerando, la comunidad es condición para la persona, así como los individuos (no las personas) son condición para la comunidad. Muchos son los filósofos, comenzando por Hobbes, Hume, Locke, Kant y Rousseau, pero también algunos contemporáneos
como John Rawls (1921 – 2002) que han buscado una comprensión alternativa a la que se está ofreciendo, estos filósofos se denominan contractualistas, porque entienden que las personas, siendo condición de la comunidad necesitan hacer, entre ellas, un pacto de convivencia, con lo que dan lugar a la comunidad.

Persona y cuerpo

Cuerpo vs. tener cuerpo

Las personas no son simplemente un cuerpo, o un objeto, las personas tienen un cuerpo. No se dice tampoco que se está o que se habita en un cuerpo como si se fuera un piloto que comanda una nave. Pero las personas no son tampoco un cuerpo y algo más. No se es un cuerpo, pero tampoco se es otra cosa, de hecho, no se es una cosa. Se tiene un cuerpo, no se podría no tenerlo, pero entonces, ¿qué se es? La respuesta es simple y contundente: Se es una persona.

El fantasma en la máquina

Aun en estos días sigue presente la imagen clásica del fantasma en la máquina como ilustración de cómo se comprende el ser humano. Aun hoy se escucha una y otra vez hablar del alma, o del espíritu, e incluso de la mente, como aquello que comanda al cuerpo, como si se tratara de una naturaleza etérea que habita en el interior del cuerpo. Aún hoy se sigue hablando de interioridad, de
lo que hay en un espacio privado e inaccesible a otros en el que solo cada uno puede habitar y puede conocer. Este relato es parte de un viejo modo de comprenderse que se conserva al menos en el sentido común y en ocasiones también hace sus apariciones en ámbitos académicos.

Cuerpo y mente

Cuando en los días se habla, pretendiendo cierta rigurosidad, de cuerpo y mente no se está hablando
como lo hacía Descartes u otros dualistas anteriores o posteriores. Hoy no se habla de cuerpo como la cárcel del alma (Platón), ni como cuerpo físico (Descartes), ni como un objeto natural (de la biología) en todo caso, se hace una aproximación más a Aristóteles cuando dice que el cuerpo es constitutivo de la identidad; en este caso se agregará que el cuerpo es también un producto o una construcción cultural y, por tanto, lingüística.

Si bien existen otras consideraciones sobre el cuerpo, no siempre se encuentra con conceptualizaciones claras y bien desarrolladas. Por su parte, el concepto de mente, en una consideración propia, se puede asimilar al de significado, en el lenguaje. La mente es el modo en que se comprende a otros y también el modo en que se comprende así mismo cada individuo, así como significado es el modo en que se comprende toda producción cultural. Reflexionando claramente sobre el concepto de significado, se logrará una buena comprensión del concepto de mente.

TECH Universidad Tecnológica ofrece este  Máster Didáctica de la Filosofía y Valores diseñado para que aquellos profesionales de las Humanidades que deseen especializarse en este campo puedan acceder a una actualización de conocimientos de calidad, que les garantice el éxito laboral, totalmente en línea. Y para convertirte en un experto en enseñanza de la filosofía te recomendamos nuestro Máster en Filosofía y teoría de la sociedad y el Máster en Educación Católica, perfectos para que puedas avanzar laboralmente en el campo de tu interés mediante una metodología que se apoya en el uso de las tecnologías educativas más recientes y en el desarrollo de relaciones profesionales de alto nivel.

Artículos relacionados

1 /

Compartir