Relación entre inteligencia y aprendizaje
Ha habido muchos teóricos relevantes que han intentado definir la inteligencia y esto se incorpora en la enseñanza escolar.
facultad de geografía e historia · educación secundaria y bachillerato
mar. 03 de ago. 2021
0

Aunque han habido muchos teóricos relevantes que han intentado definir la inteligencia, a día de hoy todavía se incorporan en la enseñanza escolar todas las investigaciones importantes que han habido en la historia. Para tener una idea de cuáles son estas ideas propuestas, se explicarán las aproximaciones más conocidas.

Definición de inteligencia

Uno de los conceptos más controvertidos en psicología es el que se refiere a la inteligencia. La inteligencia ha sido definida tradicionalmente como la capacidad de resolución de forma satisfactoria de una serie de cuestionarios “estandarizados” para la población “diana”.

La evaluación de la inteligencia surgió en el siglo XIX, de la mano de Bient y Simon, con el objetivo de distinguir a los alumnos en distintos niveles de inteligencia. Con ello se permitieron detectar el retraso mental. Así, diseñaron el primer test que ofrece Coeficiente Intelectual (C.I.), el cual es obtenido mediante la división de la edad mental entre la edad cronológica multiplicado por 100, en lo que se conoce como ecuación Stern. Entonces, un niño de 10 años con la capacidad intelectual de otro de 13 años, tendría un C.I. de 130. Los valores promedios van entre 90 a 110.

Este C.I. es una medida promedio que se extrae de los rendimientos en distintas pruebas cada una referente a un proceso psicológico implicado en la inteligencia, como son la memoria, el entendimiento, la abstracción.

Aproximación opuesta

La aproximación opuesta a la inteligencia surge en la misma época por parte de Galton. Él considera evaluar la inteligencia a través de medidas fisiológicas de rapidez y precisión frente a los estímulos. La observación de Spearman sobre que casi todas las medidas de inteligencia se solían relacionar entre sí, le posibilitó descubrir el factor común de inteligencia o factor “g”. Consideró al resto de los factores que no relacionaban con la inteligencia como factor “s”.

A partir de ahí, han surgido diversas teorías tratando de establecer el número exacto de factores que implicaría la inteligencia. Pasó en el caso del Thurstone, quien la dividía en 7 (comprensión, visualización espacial, razonamiento, percepción, memoria, fluidez verbal y habilidad numérica). O Guilford, que identificó 150 factores.

Inteligencias básicas

El concepto mismo de inteligencia ha sido cuestionado. Se entiende que no es algo unitario, surgiendo así la teoría de las inteligencias múltiples de Gardner. Él estableció siete inteligencias básicas con las que la persona se relaciona con el mundo:

  1. Lingüística, es la capacidad de comprender y manejar adecuadamente la comunicación, ya sea verbal, gestual, o de otro tipo. Las bases biológicas están localizadas en ambos hemisferios, pero sobre todo en el hemisferio izquierdo, en el área de Broca. Implica el desarrollo de tareas como la lectura, escritura, hablar y escuchar. El éxito de la comunicación se define por conseguir transmitir eficazmente aquello que se quiere.
  2. Lógico-matemática, equiparable al concepto de inteligencia unitario medido tradicionalmente como C.I. Sus bases neuronales se hallan en el hemisferio izquierdo para comprender y solucionar problemas matemáticos. El hemisferio derecho ayuda para comprender los conceptos numéricos. Implica la capacidad para comprender problemas, analizarlos y buscar soluciones aplicando razonamientos deductivos e inductivos.
  3. Corporal-kinética, por el cual se domina la motricidad gruesa y fina, permitiendo la expresión de emociones o el manejo de herramientas. El hemisferio izquierdo es el predominante en esta inteligencia. Implica un mayor control de partes o todo el cuerpo, además de equilibrio, fuerza y flexibilidad.
  4. Musical, se corresponde con la capacidad de entender y producir música. Entre las áreas implicadas están el hemisferio izquierdo, el lóbulo frontal derecho y el lóbulo temporal. Implica la capacidad de percibir, interpretar y producir ritmo, cadencia, tono y timbre de los sonidos y la música.
  5. Espacial, da cuenta de la capacidad de observar el mundo y los objetos desde distintas perspectivas, pudiendo imaginar e interpretar mapas y dibujos en dos y tres dimensiones. Las bases neuronales se encuentran en el hemisferio derecho en diestros. Implica también en el cálculo espacial. Implica la capacidad de imaginar, formar y dibujar, fijándose en los detalles, lo que le proporciona además una gran ventaja mnémica a la hora de recordar imágenes y escenas. Esta inteligencia es útil ante problemas de navegación y orientación espacial, así como en las artes visuales.
  6. Interpersonal, posibilita tener un mejor desempeño social a la persona. Es capaz de observar e interpretar tanto el lenguaje verbal como gestual, así como la totalidad de estos. Permite predecir el comportamiento del otro. Dicha capacidad se sustenta principalmente en los lóbulos frontales y faculta para tener un mejor desempeño en las conversaciones personales y de grupo.
  7. Intrapersonal, da cuenta de la capacidad de auto-análisis y auto-conocimiento. Puede distinguir los pensamientos, sentimientos y emociones propias con un amplio sentido de la introspección. Las bases neuronales de dicha inteligencia se encuentran en los lóbulos frontales. Implica una gran habilidad de reflexión, lo que suele ir acompañado de un desarrollo de la inteligencia lingüística. A pesar de ello prefieren la intimidad a las relaciones sociales.
  8. Naturalista, que implica ser capaz de conocer y disfrutar de la naturaleza y de todo lo que ello implica. Puede comprobar cambios en la misma, observando cómo cambia. Estaría en la base de la supervivencia como especie. Se trata de una capacidad añadida posteriormente al modelo original.
  9. Existencial, a pesar de haber sido señalada por Gardner, no se considera una inteligencia con las mismas características que las anteriores. Implicaría la capacidad de pensar en la filosofía existencial, en el sentido y la naturaleza humana, así como en las creencias espirituales.

Instrumentos para la evaluación de la inteligencia

Son diversos los instrumentos disponibles para la evaluación de la inteligencia, según la edad, la forma de administración o el tipo de inteligencia a evaluar:

  • Matrices. Test de Inteligencia General: Evaluación de la inteligencia general en niños, adolescentes y adultos a partir de estímulos no verbales (Matrices). Aplicación individual o colectiva. Edad 6 a 74 años.
  • BAS-II. Escalas de Aptitudes Intelectuales: Evaluación exhaustiva de la inteligencia y sus principales factores (Verbal, Razonamiento perceptivo, Razonamiento no Verbal y Espacial). Aplicación Individual. Edad: 2 años y 6 meses a 17 años y 11 meses.
  • BAT-7. Batería de Aptitudes de TEA: Evaluación de aptitudes básicas y estimación de la inteligencia en los ámbitos escolar y profesional. Aplicación individual o colectiva. Edad: A partir de 12 años.
  • Factor g-R. Test de Inteligencia No Verbal: Evaluación del factor general de inteligencia por medio de la inteligencia fluida. Aplicación individual o colectiva. Edad: A partir de 8 años.
  • RIAS. Escalas de Inteligencia de Reynolds: Evaluación global de la inteligencia (general, verbal y no verbal) y la memoria. Aplicación individual. Edad: 3 a 94 años.
  • RIST. Test de Inteligencia Breve de Reynolds: Medida de screening muy breve y eficaz de la inteligencia general de las personas. Aplicación individual. Edad: 3 a 94 años.
  • TONI-2. Test de Inteligencia No Verbal: Apreciación de la capacidad para resolver problemas sin influencia del lenguaje, de la cultura y de las habilidades motrices. Aplicación individual. Edad: 5 a 85 años y 11 meses.
  • EFAI. Evaluación Factorial de las Aptitudes Intelectuales: Evalúa la capacidad de resolución de tareas, así como la flexibilidad intelectual y procesos lógicos. Aplicación colectiva. A partir de los 7 años.
  • RP-30. Resolución de problemas: Evalúa la capacidad intelectual a través de la resolución de problemas con tres grados de dificultad. Aplicación individual o colectiva. Edad: A partir de la adolescencia.
  • Claves. Aptitud de Tipo Superior: Evalúa la inteligencia de tipo superior mediante la resolución de tareas de asociación de palabras y símbolos. Aplicación individual o colectiva. Edad: A partir de la adolescencia.

Evolución

La inteligencia ha sido definida tradicionalmente como la capacidad de resolución de forma satisfactoria de una serie de cuestionarios “estandarizados” para la población “diana” determinado por la genética. Pero ¿cuál es el papel de la cultura?

Esto quiere decir que el cuestionario o test ha sido validado con muestras menores antes de administrarse a la población general. Cuenta con validez interna y externa. Es decir, mide lo que se quiere medir, y además está especialmente diseñado para un determinado colectivo y rango de edad.

El uso de los cuestionarios de inteligencia surgió ya en el siglo XIX. Han sido muchos los detractores de estas pruebas, por considerarlas “injustas”, al querer evaluar a toda la población “por el mismo rasero”.

Coeficiente de inteligencia

El coeficiente de inteligencia es una medida de la capacidad de resolución de una serie de pruebas diseñadas y preparadas por los psicólogos. Siguen unas estrictas normas de control, establecidas por la psicometría (ciencia de la medida) de forma que sus resultados son válidos y fiables para la población que se aplica.

Gracias a ello se puede predecir el nivel de éxito académico. Con ello también el futuro profesional de los alumnos mucho antes de que éstos sean capaces de ser conscientes de sus habilidades y posibilidades. Igualmente se usa en el campo de la selección de personal, como encontrar al candidato ideal para el puesto, que no tiene porqué ser ni el mejor cualificado, ni el que más experiencia tiene.

Didáctica de las ciencias sociales

Los programas académicos de TECH Universidad Tecnológica, en el área de Geografía e Historia, van dirigidos a los docentes que, pensando en nuevas posibilidades para sus clases, quieren introducir metodologías apoyadas por plataformas online. Este es el caso del Máster en Didáctica de la Historia y la Geografía en Secundaria y Bachillerato, el Máster en Didáctica de Geografía e Historia Primaria y todos los demás posgrados de la institución.

Así mismo, con el Máster en Didáctica de las Ciencias Políticas, Geografía e Historia Universal en Secundaria se pretende, a través de un proceso constructivista, transformar los contenidos más relevantes de las ciencias sociales en experiencias de aprendizaje.

Artículos relacionados

1 /

Compartir