Conocimientos humanísticos en la actualidad
La descripción del estado actual de las humanidades explica la crisis que aparentemente se están viviendo en este nuevo siglo.
facultad de geografía e historia · educación secundaria y bachillerato
mar. 08 de jun. 2021
0

La descripción del estado actual de las humanidades explica la crisis que aparentemente se están viviendo en este nuevo siglo. La apreciación de sus valores y el por qué deben seguir siendo presentes en la vida social establece una pequeña conclusión sobre cuál es el estado geográfico e histórico en los últimos años.

Crisis de las humanidades

Las humanidades, que tan en boga estuvieron en siglos pasados, parecen haber perdido su valor en estos tiempos. Se presentan como el referente de los intelectuales y la base a partir de la cual se alzaban la propia sociedad, siendo los humanistas precursores de las ideas ilustradas que trajeron consigo la transformación de la propia sociedad con la Revolución Francesa. Son muchas las críticas que se alzan hacia las mismas, restándole importancia frente a los conocimientos técnicos, los cuales se autodefinen como más prácticos y útiles para el día a día. Este proceso de restar importancia a las humanidades ha llevado también a subestimar la profundidad de estas, a creerlas saberes fáciles de dominar.

El estado actual

Es evidente que el actual término de humanidades no hace regencia al concepto renacentista, el cual fue lógicamente superado durante el siglo XX. Cuando en la actualidad se habla de humanidades, se refiere a las disciplinas educativas que están presentes en los diferentes niveles educativos que se conformaron hace algunas décadas. Así pues, dentro de las humanidades se encontraría asignaturas como historia, lenguaje, filosofía, ciencias sociales, literatura, etc.

Estas asignaturas son las que actualmente se encuentran en crisis dentro de los planes educativos. Su aparente falta de utilidad en el crecimiento económico ha llevado a los gobiernos a poner su conocimiento en un segundo plano. Entiende la formación como una instrucción técnica, donde el conocimiento científico se valora por su vertiente más utilitaria.

Crisis de las humanidades

Para la notable ensayista norteamericana Martha Nussbaum, según versa en su obra «Sin fines de lucro»: Por qué la democracia necesita de las humanidades, el debilitamiento de los estudios humanísticos es la antesala de la ruina de las sociedades democráticas. Según la autora, estas sociedades exigen a una clase de ciudadanos que sean capaces de generar un pensamiento propio independiente, el cual pueda articular soluciones y alternativas a las decisiones prácticas. Además, deben de interiorizar el respeto propio y hacia lo ajeno, empalizando con los comportamientos de otras personas. Nussbaum cree que la crisis de las humanidades es la crisis de la sociedad actual, siendo más relevante esta que las diversas crisis económicas.

No solo Nussbaum señala esta crisis de las humanidades. Otros autores abordan esta problemática, demostrando que es más grave de lo que los gobiernos asumen, potenciando de forma inconsciente la relegación al ostracismo de las ciencias humanas. Savater es otro autor que también es consciente de la crisis de las humanidades. En su obra hace hincapié en lo que ya se ha comentado, apuntado a que “los planes de enseñanza en general tienden a reforzar los conocimientos científicos o técnicos a los que se supone una utilidad práctica inmediata. Es decir, una directa aplicación laboral”.

Humanidades y su labor en sociedad

La labor de las humanidades en la sociedad es necesaria de reivindicar. La propia Nussbaum, cuyos planteamientos se desarrollan en el punto anterior, identifica el necesario papel de éstas en el desarrollo de las habilidades personales, sociales y políticas de los ciudadanos. Son objetivos que se logran a partir del cultivo del “pensamiento crítico, la imaginación atrevida, de la comprensión enfática de las experiencias humanas de muchas clases diferentes y también de la compresión de la complejidad del mundo en el que vivimos”.

Ventajas de la enseñanza

Las ventajas de las humanidades dentro de sus propios programas son evidentes, pero existen muchas voces que dudan sobre su utilidad en otras disciplinas. Para Cifuentes Medina y Camargo Silva, las ventajas de la enseñanza en humanidades en los programas tecnológicos son muchas y muy diversas:

  • En el propio plan de estudios, serían asignaturas enfocadas a la reflexión de las ciencias humanas.
  • Ofrecen técnicas para encontrar alternativas a conflictos sociales, laborales o personales.
  • Consolidan la ética profesional.
  • Es un instrumento de humanización, permite a los estudiantes que se pregunten por sí mismos donde está su meta, y cuál es su proyecto de vida.
  • Afianzan los valores morales, humanos y sociales.
  • Desarrolla la capacidad y curiosidad crítica, el sentido de razonamiento lógico y la sensibilidad para apreciar las más altas realizaciones del espíritu humano.
  • Aporta formación socio humanística que favorece el saber profesional, acrecentando el liderazgo dentro del comportamiento organizacional.

Entorno laboral

Ciertos autores han planteado la necesidad de formar a ingenieros en humanidades, y cómo esto favorecería su carrera profesional. Para Loya, la calidad de la persona, la madurez, capacidad de ser y saber, son cuestiones de gran relevancia. Los profesionales laborales deben de tener filosofía de empresa y de trabajo.

El profesional laboral debe de tener clara la diferencia entre propiedad común y privada, comprender conceptos profundamente como capital, trabajo, organizaciones, además de adquirir cierto sentido de pertenencia por la empresa donde desempeña su labor y en la cual debe de buscar un crecimiento personal. Villanueva considera que el profesional debe de saltar de su condición de recurso humano para convertirse en capital humano. Este autor cree que el trabajador debe de estar en constante actualización, sea su cargo el de empleado o el de jefe.

Reflexión de las humanidades en occidente

En el actual panorama occidental, es recurrente considerar que las humanidades están perdiendo terreno. Día a día su peso merma en centros educativos, hogares y medios de comunicación.

A lo largo del mundo son muchos los ejemplos de este retroceso. El gobierno japonés promulgó su intención de reducir los recursos de las carreras de humanidades para redirigirlos hacia los estudios universitarios de ciencias y las carreras de ingenierías; EE. UU. redujo la inversión en las carreras artísticas y de letras; en España se eliminó durante años la obligatoriedad de la asignatura de filosofía en segundo de bachiller (por suerte, recientemente se ha recuperado dicha obligatoriedad); en México también están presentes los recortes en humanidades, los cuales se han incrementado desde el inicio de la crisis económica.

Pese a este nada alentador panorama, en el cual se ve que diversos gobiernos han optado por superar la crisis potenciando conocimientos técnicos en detrimentos de los saberes humanos, la realidad del mercado laboral empieza a mostrar una cara bien diferente sobre todo en el mundo anglosajón.

Historia de las humanidades

El Máster en Didáctica de Geografía e Historia de Primaria y el Máster en Didáctica de las Ciencias Políticas, Geografía e Historia Universal en Secundaria, de TECH Universidad Tecnológica, le dan gran importancia a la enseñanza de historia o geografía. Al ser una labor de gran responsabilidad, la institución decide por medio de estos programas académicos crear capacitaciones con objetivos específicos a lograr.

Así mismo, el Máster en Didáctica de la Historia y la Geografía en Secundaria y Bachillerato comprende un temario entero creado por los mejores docentes del área. Quienes están interesados en estos cursos querrán entender de qué manera somos el vehículo del conocimiento de nuestro entorno.

Artículos relacionados

1 /

Compartir