La electrolisis percutánea ecoguiada

La EPI ha sido diseñada en el marco del razonamiento clínico y la evidencia científica disponible, de modo que una aplicación segura y efectiva tiene grandes resultados.

facultad de fisioterapia · fisioterapia deportiva
martes, 6 de septiembre de 2022
0

La electrolisis percutánea ecoguiada (EPI) es una técnica novedosa en fisioterapia que depende de la respuesta inflamatoria inducida. Esta técnica tiene amplia variedad de aplicaciones. Por ejemplo, su uso en fisioterapia deportiva, diseñado en el marco del razonamiento clínico y de la evidencia científica disponible, de modo que una aplicación segura y efectiva tiene grandes resultados. En este artículo daremos una introducción a la EPI.

Concepto de electrolisis percutánea ecoguiada

Terminológicamente, el concepto de electrolisis percutánea ecoguiada (o musculoesquelética) refleja en esencia los fundamentos de la propia técnica. Podemos desglosarlo palabra por palabra, así:

Electrolisis

Según los profesores Fermín Valera Garrido y Francisco Minaya Muñoz: la electrolisis es el proceso por el cual el agua (H2O) y el cloruro sódico (NaCl), que se encuentran en los tejidos del organismo, se descomponen en sus elementos químicos constitutivos y se reagrupan rápidamente para formar sustancias completamente nuevas como consecuencia del paso de un flujo de corriente eléctrica continua (también denominada galvánica).

Etimológicamente, el término electrólisis o electrolisis (de electro- y -lisis) según la Real Academia Española (RAE) significa «descomposición en iones de una sustancia en disolución mediante la corriente eléctrica. Lo mismo cabe decir de la sustancia que se somete a este proceso, que puede ser electrólito o electrolito, si bien en el uso actual es más común esta última forma.

Percutánea

Según los profesores Fermín Valera Garrido y Francisco Minaya Muñoz, es un procedimiento que se aplica a través de la piel empleando para ello una aguja de punción. La aguja actúa como electrodo a través del cual se suministra la corriente eléctrica, de la misma forma que los electrodos de caucho o adhesivos a nivel superficial en otras técnicas de electroterapia.

El propio término “percutánea” lleva implícito que la corriente eléctrica es aplicada en el interior (intra-) del organismo, dirigida al tejido (-tisular) afectado a través de una aplicación local (aguja). La palabra “intratisular” no existe actualmente en el diccionario de la RAE, por lo que su utilización sería redundante.

En la electrolisis percutánea la corriente galvánica es aplicada en el interior del organismo, a diferencia de otras aplicaciones que emplean este tipo de corriente eléctrica desde la superficie, como la iontoforesis.

Musculoesquelética

Se refiere a que el procedimiento se aplica en los tejidos blandos del sistema musculoesquelético como tendón, bursa, músculo, ligamento, fascia, cápsula, nervio y periostio o menisco. Esto permite, además, diferenciar las aplicaciones de electrolisis percutánea que se realizan sobre tejidos del sistema neuromusculoesquelético frente a las aplicaciones sobre órganos (hígado, riñón, etc.) descritas en el campo de la medicina en tumores.

El término electrolisis percutánea es el que se emplea frecuentemente para describir la técnica, obviando la palabra “musculoesquelética” dado que, en fisioterapia, siempre referiremos a sus aplicaciones sobre los tejidos blandos del sistema musculoesquelético. De la misma forma, el término suele asociarse al concepto “ecoguiada” para referirse a las aplicaciones con guía ecográfica. El término en inglés que mejor refleja el concepto es Percutaneous Needle Electrolysis, que ha sido empleado por diferentes autores. A ello, puede asociarse el concepto de Ultrasound guided (US-guided) para indicar el carácter ecoguiado del procedimiento.

Definición de la electrolisis percutánea ecoguiada

La electrolisis percutánea guiada es una técnica de fisioterapia invasiva que consiste en la aplicación ecoguiada de una corriente galvánica a través de una aguja de punción en el tejido blando neuromusculoesquelético. Esto genera la activación del sistema inmunitario (respuesta inflamatoria local) y del sistema nervioso central produciendo analgesia y la reparación del tejido dañado.

La electrolisis percutánea constituye una modalidad de electroterapia a través de un procedimiento mínimamente invasivo. En este sentido, en España, quedaría recogida como una competencia del fisioterapeuta según la Ley de Ordenación de las Profesiones Sanitarias (LOPS) y la orden CIN/2135/2008. A nivel internacional, la Confederación Mundial para la Fisioterapia (WCPT) establece en su Guideline for Qualifications of Faculty for Physical Therapist Professional Entry Level Programmes, la utilización de diferentes formas de corriente eléctrica y el uso de agujas en intervenciones como la acupuntura o la punción seca (especificando que no se limitan a estas), por parte de los fisioterapeutas.

Características de la EPI

La electrolisis percutánea guiada se basa en la aplicación de una corriente (eléctrica) galvánica que por definición es continua, ininterrumpida y de intensidad constante. La corriente galvánica genera una respuesta polar (aquella que sucede donde se sitúa el electrodo), dependiente del electrodo (positivo o ánodo, negativo o cátodo) y, además, una respuesta interpolar (la que se produce en el segmento orgánico situado entre los electrodos). El efecto eléctrico polar de la electrolisis percutánea se fundamenta en la utilización del cátodo (-) como electrodo activo.

Se emplea una aguja de punción (maciza, filiforme y no biselada) de características específicas para la aplicación directa de la corriente eléctrica sobre el tejido dañado. Para ello, se utiliza un equipo o dispositivo con certificado sanitario para la aplicación percutánea de la corriente galvánica. El movimiento generado por la aguja provoca además un efecto mecánico que induce la remodelación de la matriz, a través de un proceso de mecanotransducción.

Según el criterio, debe realizarse de forma ecoguiada por seguridad y eficacia. En este sentido, la guía ecográfica es definida por los autores como el primer principio de aplicación de la electrolisis percutánea en su decálogo.

Aplicación de la EPI

La electrolisis percutánea puede considerarse como una terapia biológica ya que estimula el sistema inmunitario para activar una respuesta de reparación del tejido dañado, a partir de una fuente natural como es la corriente eléctrica.

La aplicación percutánea de la corriente galvánica sobre el tejido neuromusculoesquelético genera una respuesta local y central. La respuesta local hace referencia a la analgesia provocada por la corriente eléctrica, y a la activación de un proceso inflamatorio local, que es clave en el proceso de reparación del tejido dañado. La inflamación provocada es dependiente de la intensidad de la corriente eléctrica aplicada, y está influenciada por las características clínicas del sujeto. La respuesta central tiene que ver con la activación del sistema nervioso autonómico y de determinadas áreas cerebrales con respuesta de las neuronas espejo.

Mecanismos de acción

Los mecanismos de acción de la electrolisis percutánea ecoguiada son los siguientes:

  • Activación de una respuesta inflamatoria en las áreas de degeneración del tejido (zona cero).
  • Lavado de sustancias algógenas:
    • Clásicamente se ha atribuido a la electrolisis la modificación del pH local y la alcalinización del medio en torno a la punta de la aguja (cátodo) y, con ello, la eliminación de las sustancias algógenas características de la degeneración del tejido de colágeno.
    • Recientes estudios han demostrado que la electrolisis percutánea provoca una vasodilatación local, lo que podría facilitar igualmente el lavado de sustancias algógenas como el glutamato, las citoquinas o la sustancia P.
  • Efecto “release” o de liberación o desbridamiento:
    • El estímulo mecánico y eléctrico puede eliminar los receptores anómalos de inervación simpática y sensorial del tejido, que se relacionan con la tendinopatía.
  • La activación del sistema nervioso central, con respuestas de lucha-huida, favorecería la reparación del tejido dañado.

Otras técnicas avanzadas para la fisioterapia deportiva

La electrolisis percutánea ecoguiada es una de tantas técnicas mínimamente invasivas utilizadas para tratar, por ejemplo, lesiones deportivas. Si deseas conocer a profundidad las múltiples y novedosas técnicas que ha desarrollado esta especialidad en los últimos años, en TECH Universidad Tecnológica te ofrecemos el Máster en Fisioterapia Deportiva. Con este programa, además, podrás equilibrar tu vida personal y profesional, aprovechando el entorno 100 % virtual que te ofrece la universidad más grande del mundo.

Contamos con programas similares en fisioterapia que pueden ser de tu interés. Entre ellos se encuentran el Máster en Entrenamiento de Fuerza en el Rendimiento Deportivo y el Máster en Neuroeducación y Educación Física. Cada programa cuenta con el respaldo de un grupo prestigioso de profesionales y distintos contenidos multimedia que te ayudarán a llevar tu profesión al siguiente nivel.

Categorías: master

Artículos relacionados

1 /

Compartir