Educación para la salud

La educación para la salud es un proceso de formación del individuo a fin de que adquiera los conocimientos, las actitudes y los hábitos básicos para la defensa y la promoción de la salud individual y colectiva.

facultad de fisioterapia · actividad física terapéutica
martes, 6 de septiembre de 2022
0

La educación para la salud es una disciplina gratificante y altamente terapéutica, ya que ayuda a resolver los problemas de salud en una fase primaria, secundaria y terciaria. Es decir, actúa en todos los niveles sanitarios. También promueve la creatividad del profesional en contextos de medicina alternativa como el yoga terapéutico, debido a que debe adaptarse de forma altamente dinámica al perfil del individuo o del grupo con el que debe trabajar. Se puede realizar desde la primera fase de consulta cuando se trata la anamnesis o en cualquier parte del proceso.

¿Qué es la educación para la salud?

NC Health la define como aquellos «programas de formación que enseñan cómo prevenir enfermedades y mantener un estilo de vida saludable». Sin embargo, la definición resulta algo incompleta, dado que falta especificar la necesidad de un programa de educación abierto y definido. Se prefiere la definición que realiza Xtec, pues propone que “un proceso de formación, de responsabilización del individuo a fin de que adquiera los conocimientos, las actitudes y los hábitos básicos para la defensa y la promoción de la salud individual y colectiva”. Es decir, un intento de responsabilizar al alumno y de prepararlo para que, poco a poco, adopte un estilo de vida y unas conductas lo más sanas y positivas posibles.

Esta última definición es más acertada, teniendo en cuenta que los profesionales tienen el potencial de capacitar en prevención, empoderando a las personas para evitar sus problemas de salud mediante el propio control de las situaciones de riesgo, o bien, evitando sus posibles consecuencias a nivel colectivo para que las personas sean capaces de adoptar formas de vida saludable.

Orientaciones

Aunque existen cientos, tal vez miles de manuales que tratan del tema, resulta muy difícil localizar uno que recoja herramientas efectivas y reales que permitan trabajar un programa en el espacio, aunque lo importante es el toque personal que le da el técnico que lo desarrolla. Se puede hacer educación para la salud a través de diferentes vías:

  • Consejo/información: es una intervención breve que incluye información y propuesta motivadora de cambio a usuarios y usuarias, aprovechando la oportunidad de una consulta o encuentro profesional, a demanda o programado.
  • Educación individual: serie organizada de consultas educativas programadas y pactadas entre el profesional y el usuario en las que se trabajan las capacidades del usuario sobre un tema (la diabetes, la menopausia, la alimentación, etc.) desde una perspectiva más amplia.
  • Educación grupal o colectiva: serie de sesiones programadas, dirigidas a un grupo de pacientes, usuarios o colectivos, que tienen la finalidad de mejorar sus capacidades para abordar un determinado problema o temas de salud. También se incluyen intervenciones dirigidas a colectivos de la comunidad para aumentar su conciencia sobre factores sociales, políticos y ambientales que influyen en la salud.
  • Promoción de salud: es una actividad de los ámbitos sanitario y social. Colabora a los distintos servicios de la zona (centro de salud, servicios municipales y educativos, entidades sociales, etc.). Aborda las capacidades de las personas y también el entorno social que les rodea e influye en el tema de salud que se trate. Además, incluye otros tipos de estrategias:
    • Información y comunicación a través de los medios de comunicación social.
    • Acción social.
    • Medidas políticas, técnicas o económicas.

Intervenciones en promoción de salud

Los diferentes tipos de intervención pueden desarrollarse de forma separada. Por ejemplo, recomendaciones sobre la prevención de caídas en la persona anciana, educación individual en enfermedades pulmonares obstructivas crónicas (EPOC) o con familiares de personas con enfermedades mentales, proyectos de escuela o universidad que promuevan la salud, etc.

Sin embargo, muchos temas requieren abordajes multisectoriales capaces de combinar distintos tipos de intervenciones y que se dirijan tanto a las personas como al entorno. La educación para la salud, a veces conlleva acciones de promoción de salud como la constitución de un grupo de autoayuda, creación de una comisión para hablar del tema con el ayuntamiento, la realización de campañas o actividades informativas en la prensa local.

Ejemplo de caso

Por ejemplo, se puede imaginar que se encuentra en la consulta o espacio donde se realiza la actividad de yoga. Una persona que tiene dolores de espalda severos puede abordarse desde los diferentes tipos de intervención:

  • Consejos e informaciones breves sobre los cuidados a realizar (alimentación, aseo personal, movilización, síntomas, ayudas técnicas, etc.) o sobre cuidar y cuidarse (emociones y sentimientos, tiempo para sí, compartir cuidados, cuidar la propia vida, etc.). Dar consejo sobre cómo actuar cuando friegue los platos, cocine o planche; cuando se siente, colocando una pierna encima de un taburete para relajar la musculatura; en la nutrición, cuando prevea alimentos proinflamatorios como las carnes rojas, los lácteos, etc.
  • Educación individual, grupal o ambas (grupal con posterior seguimiento en consulta individual). En caso de varias personas con el mismo problema, puede ofertarse educación individual o grupal que incluya varias consultas en el primer caso o un taller sobre técnicas de relajación en las que se trabajen los músculos transversos del abdomen.
  • Intervención de promoción de salud. Para llevarla a cabo se debe conocer con más profundidad las necesidades de la comunidad en este tema. Según estas, se puede pensar en un proyecto que incluya ese mismo taller y también la elaboración de folletos sobre el cuidado de la espalda (programa espalda sana) para buzonear en el pueblo o barrio. Además, se puede incluir la participación en unos programas de radio y un artículo en el periódico local.
  • También se pueden programar algunas reuniones con los servicios sociales municipales y trabajar con los grupos de autoayuda y voluntariado existentes en el barrio para organizar programas de espalda sana. Así mismo, podrían plantearse informes y reuniones con los responsables municipales para aumentar los recursos y servicios de apoyo.

El estrés y la ansiedad

Existen conductas generadoras de salud y es preciso que se plantee siempre a los clientes un ABC a seguir. Entre ellas hay dos que destacan: la ansiedad y el estrés. Se pueden interpretar como una pandemia en la sociedad occidental del s XXI, tanto que es generadora del 85 % de las enfermedades actuales. El yoga como herramienta que puede combatir estos problemas, es una disciplina con escasos rivales efectivos. Sin embargo, aunque realizar yoga produce un cambio en la mente de la persona y en la forma como ve las cosas, es importante implementar ciertos cambios en los estilos de vida.

Las variables que producen estrés y ansiedad en la sociedad son múltiples: ora relacionadas con los estilos de vida, ora con las condiciones sociodemográficas. Vivir sin estrés implica querer cambiar de tipo de vida, así implique un cambio de 180 grados. Además, dicho cambio debe ser permanente, porque retornar al tipo de vida anterior podría hacer recuperar al individuo patrones estresantes.

Yoga terapéutico

En el marco de la educación para la salud, es importante capacitar a los propios pacientes en técnicas terapéuticas. Una de las más relevantes es el yoga. Implementar medidas como estas para el cuidado el cuerpo, requiere un profundo conocimiento anatómico y fisiológico, y, además, la pericia para adaptarse a las características biomecánicas y anatómicas del paciente. En este sentido, en TECH Universidad Tecnológica te ofrecemos el Máster en Yoga Terapéutico, un programa completo, práctico y en alta demanda.

En coordenadas similares podrás cursar con nosotros el Máster en Dermocosmética para Fisioterapeutas, que complementará tus conocimientos con técnicas vigentes y novedosas en el cuidado de la piel. También te recomendamos el Máster en Diagnóstico en Fisioterapia, un programa de estudios avanzados que te ofrece una capacitación profunda en este aspecto fundamental para el tratamiento de cualquier paciente.

Categorías: master

Artículos relacionados

1 /

Compartir