Actividades de entrenamiento respiratorio en casa
La medicina fisioterapéutica ha recopilado ciertas actividades de entrenamiento respiratorio que pueden realizarse desde casa.
facultad de fisioterapia · neumología
lun. 28 de jun. 2021
0

La medicina fisioterapéutica ha recopilado, a través de los años, ciertas actividades de entrenamiento respiratorio que pueden realizarse desde casa. De esta forma los especialistas se aseguran de que los pacientes más pequeños mejoren su capacidad pulmonar, la disnea y la tolerancia al ejercicio.

Materiales para los ejercicios

Existen distintos tipos de aparatos para mejorar la función respiratoria, los cuales son los incentivadores respiratorios. Dentro de los aparatos incentivadores están los que facilitan el control de la ventilación, los que ejercitan la musculatura implicada en la respiración y los que ayudan a expectorar el moco acumulado. Entre los incentivadores respiratorios se encuentran:

Aparatos de flujo

Son los dispositivos que regulan el flujo de aire (volumen por unidad de tiempo) que se respira. Entre ellos están:

  • Espirómetro respiratorio o ejercitador respiratorio para expansión pulmonar pediátrico: es un aparato que ayuda a realizar inspiraciones profundas y lentas, reeducando este movimiento ventilatorio. También es utilizado de manera coadyuvante para evaluar la función pulmonar. Es conveniente que el niño tosa después de realizar este ejercicio.
  • Ejercitador respiratorio Tri-Flow o espirómetro de bolas: es un dispositivo con medidor de flujo hecho de plástico muy ligero. Consiste en 3 cilindros graduados en cc/seg (600, 900, 1200), una manguera flexible con boquilla y un filtro incorporado. En el interior de los cilindros hay 3 bolas de diferentes colores que se elevan sucesivamente al inhalar, indicando el esfuerzo del paciente. El dispositivo permite un ejercicio inspiratorio a una baja velocidad de flujo.
  • Espirómetro AIR-EZE® para pediatría: incluye un cilindro graduado en cc/seg, un tubo flexible con boquilla y un filtro incorporado. Dentro del cilindro hay una bola de color que se eleva con cada inhalación, indicando el esfuerzo al niño. Está diseñado para trabajar a bajas velocidades de flujo.

Aparatos de umbral

Estos aparatos ofrecen una resistencia mantenida que hay que superar para abrir una válvula que permite el paso del aire. Estos incentivadores, a diferencia de los de flujo, permiten conocer con precisión la carga de trabajo que aplicamos. Permiten también trabajar con cargas mayores posibilitando mayor aumento de la fuerza y potencia en la musculatura respiratoria. Entre ellos está:

  • El Powerbreathe: es un aparato diseñado para el entrenamiento específico de la musculatura inspiratoria. Sirve para mejorar la capacidad y mecánica respiratoria. A través de este incentivador se mejora la fuerza y resistencia de la musculatura inspiratoria significativamente. Esto permitirá mejorar el rendimiento físico.
  • Inspirómetro de incentivo IMT Thereshold respiratorio: crea resistencia durante la inhalación para entrenar los músculos de la respiración. Permite mantener una presión constante, independientemente del flujo inspiratorio del paciente.

Aparatos de Presión Espiratoria Positiva (PEP)

Son aparatos que generan una presión positiva dentro de los pulmones al espirar. Esto hace que las vías aéreas se “abran” al respirar. Lo que combinado con la oscilación vibratoria que generan, realizan un efecto de cizalla sobre la mucosidad acumulada favoreciendo y facilitando la expectoración. Por lo tanto, está indicado en los procesos que cursan con elevada producción de moco y acumulación de moco en bronquios y pulmones. Entre ellos están:

  • El Flutter: es un pequeño dispositivo individual que ayuda a evacuar los mocos de las vías respiratorias. Funciona de forma manual, sin batería o motor.
  • Acapella y Cornet: son otros dispositivos que produce oscilación de alta frecuencia y presión espiratoria positiva para favorecer la eliminación del moco bronquial y/o pulmonar.
  • Flow-Ball ejercitador respiratorio para niños: es un incentivador respiratorio sencillo y económico que trabaja en la espiración. Permite a los niños controlar y ejercitar su musculatura respiratoria.

Ejercicios respiratorios

Con estos ejercicios vamos a ejercitar los movimientos diafragmáticos y costales. Es decir, vamos a favorecer la expansión costal. Por lo tanto, conseguir que haya una mayor ventilación pulmonar. Estos ejercicios son:

  • Diafragmáticos: los ejercicios diafragmáticos tienen como objetivo aumentar el tono y efectividad diafragmática. Se educa al niño el patrón ventilatorio correcto, ayudando a controlar la frecuencia y disminuir el trabajo respiratorio. Esta técnica resulta particularmente beneficiosa en pacientes con enfermedad obstructiva crónica, programas de rehabilitación pulmonar, disfunción diafragmática, postoperatorios de cirugía abdominal alta y cirugía cardiovascular.
  • Expansión torácica: son ejercicios que sirven para poder ampliar la capacidad del tórax para que haya una mayor ventilación pulmonar.
  • Espiración con labios fruncidos: consiste en hacer inspiraciones lentas nasales seguidas de espiraciones más prolongadas con los labios fruncidos. Tiene como objetivo aliviar los cuadros de disnea, disminuir el trabajo respiratorio y aumentar la ventilación alveolar. Cuando se espira contra una resistencia, se produce un aumento en la presión de la vía aérea de forma retrógrada. Esta presión puede actuar en la expansión de las vías aéreas y mejorar la ventilación colateral a través de los poros de Kohn. Por ende se aumenta la ventilación. También puede disminuir el colapso prematuro y el atrapamiento aéreo, disminuye la frecuencia respiratoria y mejora la oxigenación arterial.

Recomendaciones de la actividad física

Se recomienda que el niño realice cualquier actividad física aeróbica de manera diaria donde se utilicen grandes grupos musculares. Por ejemplo: la natación, bicicleta, carrera al aire libre, saltos en cama elástica o con cuerda, cinta de marcha. Esto con el objetivo de lograr movilidad torácica, armonizar la postura, adquisición del esquema corporal. De esta forma mejora su capacidad pulmonar y ventilatoria y la calidad de vida e integración al medio.

Es fundamental analizar su condición física de forma adecuada mediante pruebas de esfuerzo. Una vez conocidos los límites, se comienza de forma progresiva la actividad física sin sobrepasar los límites marcados por el especialista. Lo ideal sería realizar la actividad física en el campo, sin contaminación, sin mucho frío y en las horas diurnas para evitar la entrada de aire frío que pudiera irritar y contraer las vías respiratorias.

Realizar si se puede la actividad en grupo y hablar mientras se realiza. Poder hablar indica que, aunque se sude y se note un aumento de frecuencia cardíaca, se puede mantener la actividad un cierto tiempo sin riesgo de fatiga. Hay suficiente oxígeno para poder realizar la actividad y el sistema nervioso central es capaz de funcionar correctamente ya que no le falta oxígeno. El ejercicio físico desempeña un papel primordial, favorece la limpieza de las vías aéreas, mejora los parámetros cardiovasculares y proporciona bienestar psicológico.

Fisioterapia respiratoria

La consideración disciplinar con base científico-técnica de la fisioterapia respiratoria se dio desde finales del siglo XX. Gracias a los avances tecnológicos de TECH Universidad Tecnológica, se permite medir el trabajo y las diversas técnicas fisioterapéuticas como las estudiadas en el Máster en Medicina Hiperbárica para Fisioterapeutas y el Máster en Neuroeducación y Educación Física.

Sin embargo, en cuanto a las técnicas respiratorias, es fundamental mencionar el Máster en Fisioterapia Respiratoria debido a que en la actualidad se trata de una especialización imprescindible en las diferentes unidades hospitalarias. Por ello se vuelve importante la actualización de conocimientos por medio de este singular programa que cuenta con las herramientas de capacitación necesaria para destacar en un sector de alta demanda como este.

Artículos relacionados

1 /

Compartir