Situación de los servicios farmacéuticos en otros países
La situación de los servicios farmacéuticos en otros países hace parte de como se desarrolla esta área de la medicina en el mundo.
facultad de farmacia · farmacia comunitaria
mié. 09 de jun. 2021
0

Dentro de la farmacia existen diversos límites a los cuales se le permite llegar, pero los mismos pueden variar en función del territorio del cual estemos hablando. Debido a diversas condiciones de índole política, económica, de salud, etc. puede que la farmacia vea afectada o beneficiada dependiendo de las decisiones tomadas por los entes de control y regulación. La situación de los servicios farmacéuticos en otros países hace parte de ello, y veremos un poco de ello expresado en el presente artículo.

Contexto global

La salud es fundamental para la satisfacción y el bienestar de la población. Entre las limitaciones para alcanzar un buen estado de salud se encuentran la limitación al acceso a medicamentos de calidad. Además de las dificultades en el acceso a profesionales sanitarios capacitados y a la atención médica. Aun superando los retos anteriores en cuanto a la terapia medicamentosa, poner sin más medicamentos de calidad a disposición de los usuarios no es suficiente para alcanzar los objetivos del tratamiento.

Las formulaciones magistrales han sido sustituidas en gran parte por la fabricación comercial de casi todas ellas. Los medicamentos globalmente se pueden comprar, cada vez más, en nuevos entornos: supermercados, grandes almacenes o mercados. Se pueden obtener también por correo postal o por Internet, vendidos por médicos facultativos y dispensados por máquinas automatizadas, y en ocasiones son manipulados por personas que no son farmacéuticos.

Las profesiones existen para servir a sociedad y la misión de la profesión farmacéutica debe dirigirse a las necesidades de la sociedad y de los pacientes individuales. En numerosos sistemas sanitarios los gastos totales están aumentando más rápidamente que los ingresos en los países de ingresos altos, medios y bajos. Para mitigar el alto y creciente gasto en atención sanitaria y la creciente demanda de servicios asequibles y convenientes, los tomadores de decisiones globalmente están tratando de mejorar los resultados de salud al tiempo que reducen la carga en los sistemas de salud públicos.

Los farmacéuticos son una parte integral de este proceso, y el alcance de la práctica de la farmacia se ha ampliado en algunos países en los últimos años como resultado de ello, aunque cada territorio ha adoptado un enfoque diferente para optimizar el alcance ampliado de la farmacia para mejorar la salud y el valor aportado por los farmacéuticos.

La gestión en servicios farmacéuticos

Los gestores de salud y presupuestos relacionados con esta en los países más desarrollados tienen claras prioridades:

  • Lograr ahorros en el sistema de salud al reducir las presiones de tiempo de espera y los costos asociados con visitas innecesarias al médico y emergencias.
  • Aprovechar el conjunto de habilidades básicas de los farmacéuticos con un enfoque en seguridad, adherencia, cumplimiento y uso apropiado de medicamentos.
  • Mejorar los resultados de salud a través de la gestión de enfermedades crónicas, la promoción de la salud y la prevención de la enfermedad.
  • Servir a la población de alta necesidad / alto costo.
  • Explorar enfoques para aprovechar mejor el conjunto de habilidades de los farmacéuticos y los servicios de las farmacias comunitarias en atención primaria.

Así, el 8 % del gasto total en salud, o alrededor de 500 mil millones de USD al año en todo el mundo, se puede evitar con el uso optimizado de los medicamentos. Apoyar una mayor función de los farmacéuticos en la gestión de los medicamentos de los pacientes y colaborar con los médicos para su revisión se entiende como una medida de baja inversión económica, que mejora especialmente la salud y de efecto rápido, especialmente por su efecto sobre la polifarmacia indebida y falta de adherencia.

Desde la perspectiva de la farmacia comunitaria, globalmente hay una mayor oportunidad de cambiar la práctica a un modelo más centrado en el paciente para generar valor adicional para los sistemas de salud. Como resultado, en años más recientes, los servicios y el cuidado que los farmacéuticos pueden brindar se han ampliado y como consecuencia, en algunos países los ciudadanos reciben más atención de sus farmacias.

La figura del profesional en farmacia

Tradicionalmente, los farmacéuticos comunitarios han sido vistos por el público que está detrás de un mostrador dispensando, proporcionando información sobre esos medicamentos, consultando con los médicos y respondiendo a las preguntas de los clientes sobre los productos y remedios en las estanterías.

Durante la última década, ha habido cambios significativos en las prácticas de farmacia. Con más farmacéuticos saliendo de detrás del mostrador para tomar un rol más proactivo en la prestación de servicios de salud a sus clientes. Las farmacias comunitarias están abiertas todo el día, son cómodas para que la mayor parte de los pacientes accedan. Además no hay necesidad de una cita previa para ver al farmacéutico.

Suponen una red de fácil acceso a profesionales sanitarios de confianza y sus equipos ubicados en el corazón de las comunidades. Al tiempo que, ofrecen un ambiente cómodo y menos formal para aquellos que no pueden acceder con facilidad o eligen no acceder a otro tipo de servicio sanitario. Además de aquellos que simplemente quieren consejo profesional sólido y fácilmente disponible, y ayuda para hacer frente a sus problemas y preocupaciones de salud. Especialmente los más cotidianos y los más frecuentes. Todo esto hace de las farmacias comunitarias el primer sitio natural de solicitud de ayuda.

Los farmacéuticos proporcionan servicios básicos de evaluación, revisión y administración de medicamentos, incluyendo terapia de manejo de medicamentos para enfermedades crónicas. Para aumentar la adherencia a la medicación y el cumplimiento, evitar interacciones dañinas y prescindir de medicamentos innecesarios, los farmacéuticos proporcionan consultas sobre medicamentos y planes de atención, que pueden incluir una evaluación, reconciliación de medicamentos, resolución de problemas relacionados con medicamentos y su seguimiento, y un plan para este seguimiento.

Oportunidades

Aunque el cambio puede generar amenazas potenciales, puede también abrir inmensas oportunidades. La profesión farmacéutica tiene la responsabilidad de identificar nuevas oportunidades para la práctica farmacéutica. Esto en el contexto cambiante de la salud, evaluarlas y analizarlas, e implementarlas con éxito. Las farmacias han sido llamadas a participar más en la promoción de la salud y prevención de la enfermedad. Además de asegurar el uso racional de los medicamentos, específicamente por:

  • Tratar a más personas para dolencias menores comunes (como la tos, los resfriados, problemas menores de estómago y de la piel).
  • Proporcionar asesoramiento oportuno y oportunista sobre dieta saludable, aumento de la actividad física, el control del peso y la reducción de la ingesta de alcohol.
  • Asumir un papel mucho más visible y activo en la mejora de la salud pública a través de la prestación de servicios para dejar de fumar. Servicios de salud sexual como el cribado de clamidia y el acceso a métodos anticonceptivos, incluida la anticoncepción hormonal de emergencia. También la participación en los servicios de inmunización, incluyendo la administración de las vacunas. Jugando un papel crucial en la preparación contra una pandemia de gripe y su crisis.
  • Apoyando a personas con enfermedades crónicas (por ejemplo, la diabetes o el asma) para mejorar su calidad de vida. Además de mejorar su salud y bienestar, y para llevar una vida lo más independiente posible apoyando su autocuidado.
  • Apoyar un mejor uso de los medicamentos – en particular a aquellos que comienzan a usar un medicamento para una enfermedad crónica.
  • Más opciones de servicios, con reconocimiento a los farmacéuticos por sus habilidades clínicas y sus aportaciones. Por ejemplo, análisis de sangre y la interpretación de los resultados de los niveles de colesterol, y ayudando a ofrecer programas de cribado dentro de las directrices nacionales y locales.

El profesional de la farmacia como especialista

TECH Universidad Tecnológica conoce las necesidades de los profesionales de cada área. Esto le permite diseñar programas de alta calidad educativa, enfocados en el éxito laboral y profesional. Caso tal, es su Facultad de Farmacia, donde se pueden hallar especializaciones tales como la Maestría en Avances en Fitoterapia Aplicada para Farmacia y la Maestría en Dirección y Gestión de la Oficina de Farmacia. Por otra parte, para aquellos profesionales enfocados en el ámbito de los servicios comunitarios, no cabe duda que su mejor opción a elegir es la Maestría Servicios Profesionales Farmacéuticos Asistenciales en Farmacia Comunitaria.

Artículos relacionados

1 /

Compartir