Micología

La micología hace parte del estudio de los diferentes agentes fúngicos que pueden aparecer en el ser humano.

facultad de farmacia
viernes, 29 de julio de 2022
0

La micología se centra en el estudio de los hongos en su totalidad. Sin embargo, durante el proceso histórico de la biología fueron considerados durante mucho tiempo como plantas. Esto debido a la presencia en ambos grupos de paredes celulares y otras estructuras. Sin embargo, la diferencia entre los componentes de esta misma estructura y en su forma de nutrición, hizo que se agruparan en reinos diferentes. Los hongos son organismos que presentan cualidades únicas entre todos los seres vivientes. Estas capacidades generan un impacto perjudicial o benéfico en la actividad humana debido a su utilización en varios puntos importantes de la historia.

Estos organismos son empleados en la elaboración de alimentos (pan, cervezas, vinos, quesos); o en la producción de antibióticos (cefalosporinas, penicilinas), donde es relevante destacar que el descubrimiento de la penicilina en el año 1928 a partir del hongo Penicilium notatum por Sir. Alexander Flemming ha sido uno de los descubrimientos más grandes de las ciencias médicas de todos los tiempos.

Todos estos productos generados a partir del metabolismo secundario de los hongos también son usados en la producción de antifúngicos (griseofulvina). Sin embargo, ocasionan serias enfermedades en humanos, en plantas y animales, con elevados indicadores de mortalidad y morbilidad, sobre todo como patógenos oportunistas en individuos VIH positivos o con enfermedades debilitantes, constituyendo un reto constante en las áreas de investigación, diagnóstico, tratamiento y control.

Características generales de los hongos y su relación con la terapéutica antimicótica

Los hongos están constituidos por células de tipo eucariota, pero no se organizan en tejidos órganos, ni sistemas. Estos pueden ser unicelulares o multicelulares. Presentan un citoplasma en el que se encuentran estructuras como mitocondrias, vacuolas, vesículas, retículo endoplasmático, microtúbulos, ribosomas, cristales de glucógeno y complejo de Golgi. Su nutrición es heterótrofa absortiva. Esto ya que no pueden sintetizar sus propios nutrientes; pero secretan enzimas al medio que les permite degradar las sustancias nutritivas que luego son absorbidas.

Por ejemplo, los dermatofitos principalmente producen queratinasas, que degradan la queratina de la piel, pelos y uñas. Otros hongos producirán hialuronidasas para degradar ácido hialurónico, colagenasas, elastasas. Las enzimas secretadas dependerán del sustrato. Mismo que será asimilado. Aunque presentan pared celular como las plantas, no sintetizan clorofila, no tienen celulosa en la composición de su pared celular.

La pared celular fúngica está compuesta principalmente por quitina y b-glucanas. Estos compuestos otorgan rigidez a la estructura del hongo, le confiere propiedades antigénicas, entre otras funciones. La membrana celular posee principalmente ergosterol (lípido muy parecido al colesterol de la célula humana). La mayoría de los hongos no presentan estructuras de locomoción, excepto algunos hongos acuáticos sin importancia clínica que pueden presentar flagelos (Oomycota), no almacenan almidón como sustancia de reserva.

Los hongos tienen un metabolismo diverso, además de realizar la respiración aerobia, realizan un proceso de fermentación cuyos productos finales son CO₂, etanol, energía (2 ATP por mol de glucosa) y células, es decir, son aerobios estrictos o facultativos. Los hongos pueden reproducirse de manera sexual y asexual. Se les conoce como hongos perfectos o teleomorfos a aquellos hongos en que se han descrito ambos tipos de reproducción y a aquellos en los que solamente se ha descrito la forma de reproducción asexual se les conoce como hongos imperfectos o anamorfos.

Antifungicos

Los antifúngicos pueden actuar:

  • Sobre la membrana, alterando su permeabilidad o impidiendo su síntesis, o la de componentes esenciales como el ergosterol. La mayoría de los antifúngicos actúan sobre la síntesis de la membrana celular. Esto puesto que en ella estriban gran parte de las diferencias que existen entre las células fúngicas y las de los mamíferos. Quizá la más relevante sea la presencia en la membrana del hongo de ergoesterol en vez de colesterol. Los antifúngicos que actúan sobre la membrana celular son los compuestos azólicos (imidazólicos y triazólicos), los polienos, (nistatina y anfotericina B) las alilaminas y las morfolinas (amorolfina).
  • Sobre la pared celular, impidiendo su síntesis. El poseer una pared celular, la cual está ausente en las células de los mamíferos, es otro elemento diferencial de los hongos. Cada uno de los componentes es una diana potencial para la actuación de los agentes antifúngicos. Un ejemplo de antifúngicos que interfieren la síntesis de la pared fúngica son las equinocandinas (Este grupo, constituido por la caspofungina (Cancidas®), anidulafungina (Ecalta®) y micafungina (Mycamine)) que actúan inhibiendo selectiva e irreversiblemente la enzima 1,3-β-D-glucano sintasa, indispensable para la síntesis del 1,3-β-D-glucano que provee de estabilidad osmótica a la pared celular, y su presencia es determinante para el crecimiento y la división celular.
  • A nivel del núcleo actúa la Griseofulvina antifúngico no polieno, producido por Penicillium griseofulvum. Inhibe la mitosis por actuación sobre microtúbulos del huso mitótico. La Flucitosina es una Pirimidina Fluorada, análogo de la Citosina. Este impide la síntesis del ADN del hongo por desanimación del 5-flururacilo, inhibidor no competitivo de la timidilato-sintetasa, que interfiere en la síntesis de ADN.

Clasificación y principales hongos que afectan al ser humano

No fue hasta 1969 que Robert H. Whittaker propone el sistema de clasificación de cinco reinos y erige el reino Fungi. Mismo en el cual fueron incluidos la mayoría de los individuos considerados como hongos. En 2002, Bryce Kendrick, fundamentado en otras técnicas —la inmunología y la biología molecular— clasificó a los seres vivos en siete reinos: Archaebacteria, Eubacteria, Chromista, Protozoa, Fungi, Plantae y Animalia.

Los dos primeros tienen células procariontes y también se llaman dominios; los demás son eucariontes; desde el punto de vista filogenético, los animales están cercanos a los hongos, en los cuales los hongos inferiores (Zygomycota) están separados de los superiores (Basidiomycota y Ascomycota). Las clasificaciones de los hongos están en constante variación debido a un sinnúmero de especies desconocidas y sin identificar.

Comúnmente se describen cinco filos de importancia dentro del reino Fungi, donde se agrupan actualmente. Se calcula hoy en día que en el reino Fungi existen más de 100.000 especies; y para que se tenga una idea de lo compleja que es la taxonomía fúngica, se calcula que de estas hay 400.000 nombres y sinónimos. Además de muchas otras que están prácticamente “en espera de ser descubiertas y clasificadas”; hay un cálculo (Hibbett) de cerca de un millón de nuevas especies. Sin embargo, el mundo de los hongos patógenos primarios y oportunistas se limita en promedio a 300 especies (0.4%).

Principales hongos de importancia médica

Los hongos producen enfermedades en los seres humanos llamadas micosis, estas pueden ser superficiales, cutáneas, subcutáneas y profundas. Se producen debido al incremento de individuos con enfermedades debilitantes como el SIDA, los que reciben tratamientos con inmunosupresores, y otros pacientes con factores de riesgo como la ancianidad, la prematuridad, la obesidad, la diabetes y la resistencia ante los tratamientos que muestran estos organismos, en las últimas décadas los hongos han adquirido gran relevancia como patógenos oportunistas, mostrando elevados índices de morbilidad y mortalidad.

Investigación y búsqueda de agentes infecciosos

En el ámbito de la farmacia la investigación tiene un papel crucial debido a que es allí donde se identifican diferentes enfermedades y patógenos que afectan a la salud humana. Por ello se hace importante que el profesional que se encargue de esta área tenga pleno conocimiento acerca de las herramientas y las diferentes estrategias que puede utilizar durante el proceso descubrimiento. Llevar a cabo estos procesos arrojará excelentes resultados comprobables, además de acercar al profesional al tratamiento o cura de la enfermedad.

TECH Universidad Tecnológica actualmente desarrolla un amplio portafolio educativo enfocado en la alta calidad y la excelencia en todo su alumnado. Caso ejemplo de ello resulta su Facultad de Farmacia, donde se encuentran posgrados tales como el Máster en Nutrición Genómica y de Precisión para Farmacéuticos y el Máster en Infectología Pediátrica. A pesar de ser excelentes complementos para la educación base del profesional de esta área, no cabe duda que su mejor decisión si busca dominar el campo de la búsqueda de agentes patógenos será tomar el Máster en Avances en Antibioticoterapia y Resistencia Antibiótica.

Categorías: master

Artículos relacionados

1 /

Compartir