Infecciones respiratorias
Las infecciones respiratorias son todo aquel virus, bacteria, germen o microorganismo que afecta nuestro sistema y vías respiratorias.
facultad de farmacia · infectología para farmacia
lun. 15 de feb. 2021
0

Las enfermedades y afecciones respiratorias siempre han sido un fuerte inconveniente en la sociedad. Existen diversos factores que nos hacen más vulnerables a las infecciones respiratorias que afectan nuestro sistema respiratorio. Por ello cada día, conforme a como van surgiendo nuevas enfermedades, se van generando nuevos métodos sobre como combatirlas. Esto permite que el profesional de la salud se especialice en esta área, brindando así su apoyo intelectual en combatir estas afecciones.

Diagnóstico bacteriológico de infecciones respiratorias

Infecciones respiratorias: Faringitis, agentes etiológicos y materiales válidos

La faringitis aguda es un síndrome inflamatorio causado por varios grupos de microorganismos. La frecuencia relativa de los agentes causales varía con la estación del año, la edad y el método diagnóstico empleado.

En la mayoría de los casos, la etiología es viral (Rhinovirus, Coronavirus) y la principal causa bacteriana es Streptococcus pyogenes (b-hemolítico del grupo A de Lancefield)Con menor frecuencia se hallan estreptococos b-hemolíticos de los grupos C y G y Arcanobacterium haemolyticum, aunque en ocasiones, también se pueden encontrar Corynebacterium diphtheriae, Yersinia enterocolitica, Neisseria gonorrhoeae, Mycoplasma pneumoniae, Chlamydia pneumoniae o una asociación fusoespirilar (angina de PaultVincent).

El diagnóstico se basa en un método rápido de detección de antígeno en el hisopado faríngeo o en el cultivo cualitativo. Las muestras se obtienen con hisopos estériles de algodón o Dacrón y un depresor lingual. Se extraen de áreas exudativas o eritematosas de ambas amígdalas o fosas amigdalinas y de ser posible, de la cara posterior de la faringe.

En lo posible, se debe evitar el contacto del hisopo con la lengua, la úvula y la mucosa bucal, a fin de no contaminarlo. Se transporta al laboratorio en tubo seco para su procesamiento dentro de las 24 horas, o con medio de transporte de Stuart o de Cary-Blair, si la demora fuera mayor. La coloración de Gram es la herramienta útil para el diagnóstico de asociación fuso-espiralar.

Los cultivos en agar sangre tienen el propósito de aislar estreptococos b-hemolíticos y A. haemolyticum. La búsqueda de antígeno de S. pyogenes es un método rápido, pero los resultados negativos deben corroborarse con el cultivo. No se recomienda la búsqueda de anticuerpos antiestreptolisina O para el diagnóstico de una infección estreptocócica aguda.

Pseudomembranas

Si se observan seudomembranas, las mismas se extraen y transportan en tubos o frascos estériles. Si no fuese posible, se podrá hacer un hisopado del lecho de la lesión, es decir, por debajo de la seudomembrana despegada. Se hacen observaciones al microscopio y cultivos en medios diferenciales. Ante el desarrollo de C. diphtheriae, o posibles productores de toxina diftérica, se debe realizar la prueba de toxigenicidad del aislamiento.

Si se encuentran lesiones ulcerativas compatibles con chancro sifilítico, se hacen estudios serológicos. El examen microscópico de fondo oscuro no se aconseja por la posibilidad de confundir espiroquetas de la flora bucal con Treponema pallidum.

Infecciones respiratorias bajas

El diagnóstico de neumonía adquirida en la comunidad (NAC) es clínico, sin embargo, la confirmación de la etiología se logra mediante estudios microbiológicos. En la mayoría de las NAC la etiología es monomicrobiana, pero en pacientes inmunocomprometidos o en casos de neumonías intrahospitalarias (NIH), puede ser mixta.

Los agentes más frecuentes de NAC y sus respectivas puertas de entrada son: Streptococcus pneumoniae, Haemophilus influenzae, Moraxella catarrhalis, Staphylococcus aureus, anaerobios, bacilos gram negativos y Sreptococcus pyogenes, que ingresan por aspiración de la flora residente; Mycobacterium tuberculosis, hongos, Brucella spp, Legionella spp, Chlamydophila pneumoniae, Mycoplasma sp., por vía inhalatoria; S. aureus y Candida spp., por vía hemática y otros por contigüidad.

Mientras que en las neumonías intrahosptalarias (NIH) los identificados con más frecuencia son enterobacterias, S. aureus y bacilos gram negativos no fermentadores de glucosa como Pseudomonas aeruginosa y Acinetobacter spp., y su frecuencia relativa varía con la institución.

El aislamiento del patógeno, y con ello la evaluación de la sensibilidad antimicrobiana, permite adecuar la terapia antibiótica empírica, con la consecuente reducción de la mortalidad, del riesgo de fallo clínico, reducción de costes, menor exposición a eventos adversos y menor presión de selección de resistencia antibiótica.

Sin embargo, la sensibilidad y la especificidad de los estudios bacteriológicos, en particular del esputo, son bajos, aun cuando la muestra sea representativa. Los resultados se afectan por la contaminación con la microbiota oral, la forma de obtención, conservación y transporte y por los procesamientos y criterios interpretativos. Así, mediante el estudio de las secreciones respiratorias, en ocasiones solo se llega a un diagnóstico etiológico presuntivo.

Patógenos de afección

Los patógenos cuyo aislamiento confirma la etiología (neumopatógenos innegables) son: C. pneumoniae, C. psitacci, M. pneumoniae, Legionella spp, Bordetella pertussis, Fancisella tularensis, Yersinia pestis, Rhodococcus equi, M. tuberculosis, hongos causantes de micosis sistémicas endémicas. Mientras que S. pneumoniae, H. influenzae, M. catarrhalis, S. aureus, estreptococos beta hemolíticos y bacilos Gram negativos son neumopatógenos potenciales, ya que, si bien pueden causar neumonías, también podrían ser contaminantes.

En un tercer grupo se encuentran microorganismos muy infrecuentes y de dudoso valor en NAC ya que en general son contaminantes; estos son estafilococos coagulasa negativa, estreptococos del grupo viridans, Neisseria spp, difteroides. Los exámenes bacteriológicos comprenden microscopía de extendidos teñidos con colorantes de Gram, Ziehl-Neelsen y otros a consideración; además de cultivos cuali o cuantitativos de acuerdo a la muestra en estudio.

Los resultados del examen microscópico y del cultivo se valoran en conjunto con parámetros clínicos, epidemiológicos y radiológicos a fin de jerarquizar los aislamientos bacterianos. Cabe señalar que estos criterios de jerarquización de muestras respiratorias no se aplican a neumopatógenos innegables, ya que su mera presencia en materiales respiratorios es significativa. Las muestras pueden obtenerse por procedimientos broncoscópicos o no broncoscópicos y se describen a continuación.

Esputo

Se utiliza para el diagnóstico etiológico de NAC, pero es inadecuado para el diagnóstico de NIH y del paciente ventilado. Por la dificultad para obtener una muestra de esputo representativa y con mínima contaminación es el material respiratorio menos sensible y menos específico. Aun cuando la muestra sea adecuada, los cultivos pueden no ser significativos.

El rendimiento del esputo disminuye aún más en pacientes con tratamiento antibiótico instaurado. Toma de muestra: Para disminuir la contaminación del esputo con secreciones orales, el paciente debe realizar un cepillado de dientes, buches y gargarismos con agua bicarbonatada. Luego, colectará la muestra mediante una expectoración profunda (de preferencia, la primera de la mañana) en un frasco estéril de boca ancha, evitando en lo posible el agregado de saliva.

El esputo se transportará al laboratorio a temperatura ambiente para su rápido procesado. Una muestra de esputo será representativa desde el punto de vista citológico cuando al aumento de 100X contenga <10 células epiteliales planas (CEP) y >25 leucocitos polimorfonucleares (PMN) (figuras 2 y 3) por campo de 100X de aumento total. Las muestras con >10 CEP/cpo y sin una manifiesta respuesta inflamatoria, o con más de 25 CEP/cpo (figura 4) no son aptas para otros estudios bacteriológicos.

Este criterio no es válido para M. tuberculosis ni Legionella spp (ni para hongos causantes de micosis sistémicas).

La respuesta a las infecciones respiratorias

Las afecciones pulmonares y respiratorias son imposibles de erradicar, al menos, por ahora. Por ello es necesario buscar la manera de aliviar a las comunidades que requieran de este servicio, todo ello de manera eficaz y óptima. Pero, para lo mismo es necesario contar con profesionales que, dentro de la comunidad ayuden a los actores de la misma, brindándoles una guía y apoyo frente a la medicina.

Para desarrollar las capacidades intelectuales del profesional en un área determinada, se hacen presentes las herramientas virtuales. Por supuesto que debemos nombrar a la universidad virtual más grande del mundo, TECH Universidad Tecnológica, y a su Facultad de Farmacia. Allí pueden hallarse especializaciones de alta calidad como el Máster en Avances en Fitoterapia Aplicada para Farmacia o el Máster en Atención Farmacéutica en Dermatología en la Farmacia Comunitaria.

Por otro lado, la especialización que más relevante resulta con la terminología revisada en el presente artículo esel Máster en Enfermedades Infecciosas y Tratamiento Antimicrobiano. En él, el profesional hallará temáticas como ésta, pero con el acompañamiento de especialistas en el área, además de participar dinámicamente en 10 módulos cuidadosamente diseñados.

Artículos relacionados

1 /

Compartir