Hiperhidrosis en la piel
La hiperhidrosis en la piel puede presentarse en diferentes edades afectando la salud del paciente y su bienestar a pesar de no ser agresiva.
facultad de farmacia · dermatología en farmacia
jue. 21 de oct. 2021
0

La hiperhidrosis en la piel no es una enfermedad que amenace la vida, aunque si la trastorna por sus efectos molestos, afectando a la calidad de esta e interfiriendo en las actividades sociales, laborales y cotidianas del paciente. Consiste en una alteración de la sudoración, la secreción de sudor es excesiva respecto a las necesidades fisiológicas precisas en el proceso de termorregulación corporal y al balance electrolítico, ya sea de manera local, regional o general. El problema aumenta debido al olor corporal derivado de esta enfermedad.

Los pacientes que la padecen sudan excesivamente, de forma profusa y abundante ante cualquier ejercicio físico, estímulo emocional o elevación de temperatura. Representa un problema psico-social, interrumpe aspectos de la vida de una persona, influye desde su carrera profesional y las actividades recreativas hasta las relaciones, el bienestar emocional y la confianza en sí mismo. Es una patología incómoda, puede inducir ansiedad y llega a ser incapacitante.

Glándulas sudoríparas

La secreción de estas glándulas junto con la de las glándulas sebáceas y con la transpiración o “pérdida de agua insensible” producen la secreción sudoral. La secreción sudoral es inodora, es su descomposición, debido a la flora saprófita de la piel, la que produce el olor desagradable. Existen dos tipos de glándulas sudorales:

Glándulas Ecrinas

Predominan en las zonas palmo plantares (600/cm2), zona frontal y pecho; existen también pero en menor número en el dorso y en las extremidades (150/cm2). En toda la superficie cutánea existen de 2 a 5 millones. El mantenimiento de la homeotermia es su función principal junto con la reconstrucción del manto hidrolipídico epicutáneo.

Las señales son transmitidas desde el “centro termorregulador” en el hipotálamo, a través de nervios preganglionares y posganglionares simpáticos, hacia las glándulas sudoríparas. En estas sinapsis la acetilcolina es el neurotransmisor fundamental, estimulando tanto los receptores nicotínicos localizados en las sinapsis entre fibras pre y posganglionares, como los receptores muscarínicos localizados en las glándulas sudoríparas.

Glándulas Apocrinas

Se hallan sometidas a un control hormonal, por lo que inician su proceso secretor en la pubertad y decrece su actividad en personas de edad avanzada. Morfológicamente son glándulas de mayor tamaño que las ecrinas, tubulares, cuya parte secretora forma un ovillo localizado en la dermis y cuyo conducto secretor desemboca en un folículo pilífero. Están situadas en las axilas, en la areola mamaría y en la zona ano-genital.

Están reguladas por fibras nerviosas adrenérgicas. La Adrenalina causada por el miedo, dolor, es la responsable de su estimulación (estímulos simpáticos). El sudor apocrino es escaso, más viscoso, posee un aspecto similar a una emulsión y constituye un excelente medio de cultivo para la flora saprofita residente en la piel. Son responsables del olor corporal característico de cada persona.

Epidemiología y etiopatogenia

Afecta a casi el 3% de la población, existiendo antecedentes familiares en el 65% de los afectados.

Manifestaciones clínicas

La cantidad de secreción de sudor en la superficie cutánea producido ante un estímulo es variable y se establece la presencia de hiperhidrosis cuando el sudor es notorio clínicamente en condiciones en las que normalmente no sería esperable o cuando hay una respuesta desproporcionada a estímulos térmicos, farmacológicos o emocionales. Existen dos tipos de Hiperhidrosis:

Localizada

  1. Primaria o Idiopática: presente en el 1% de la población. Se limita a las axilas, palmas y plantas, zona craneofacial y otras regiones específicas como en el pliegue submamario en mujeres con mamas grandes. No existen procesos patológicos asociados que la produzcan, y se presenta en sujetos sanos, se piensa que viene de una hiperactividad simpática con aumento de la respuesta sudo motora periférica.
    Sin embargo, algunas formas de hiperhidrosis localizada tienen causas subyacentes. Toda hiperhidrosis focal puede acentuarse por procesos emocionales, el efecto térmico y estímulos vasodilatadores. Puede ocurrir debido a la humedad excesiva la aparición de maceración en la piel y secundariamente infecciones cutáneas o mal olor (bromhidrosis).
  2. Neurológica: neuropatías, lesión medular.
  3. Sudoración facial: gustatoria (Síndrome de Frey). Produce episodios de sudoración facial y rubor.

Generalizada o secundaria

Afecta a la mayor parte de la superficie corporal y, por lo general, es una manifestación de una causa subyacente.

Tratamiento farmacológico

En la hiperhidrosis se utilizan tratamientos sistémicos de prescripción médica. Nos encontramos con los siguientes tratamientos:

  • Anticolinérgicos (Actúan sobre los receptores muscarínicos de las glándulas sudoríparas de todo el cuerpo). Asociados o no a antidepresivos, tranquilizantes y/o a tratamientos tópicos dermofarmacéuticos (astringentes, desodorantes). La Oxibutinina es el anticolinérgico de mayor uso, es un fármaco indicado para el tratamiento sintomático de la incontinencia urinaria de urgencias, el paciente firmará su consentimiento. Se inicia el tratamiento con 2,5 mg al día y se aumenta progresivamente hasta 5 mg cada doce horas.
  • Anti adrenérgicos clonidina. En la hiperhidrosis craneofacial posmenopausia o acompañada de flushing y funciona a veces en el Síndrome de Frey.
  • Betabloqueantes. Se utiliza el Propanolol si la hiperhidrosis está asociada a ansiedad combinada con Paroxetina.
  • Tratamientos no farmacológicos. Las formas farmacéuticas en las que se formulan son Formas líquidas (vaporizadores, roll-on), formas semisólidas (barras o sticks) y Sólidas (polvos).

Antitranspirantes (AP)

Son preparados que persiguen una reducción del sudor secretado, el mecanismo de acción es por una obstrucción mecánica del conducto de las glándulas sudoríparas ecrinas o mediante la inducción de atrofia de las células secretoras. Deben reducir la cantidad de sudor excretado sin bloquear, totalmente, la transpiración natural. Su efecto adverso principal es la irritación cutánea, lo cual puede desencadenar una interrupción o una no adherencia al tratamiento en un número significativo de pacientes. La irritación local es debida al Ácido Clorhídrico que se genera cuando el sudor se combina con el Aluminio.

La recomendación es utilizarlos hasta conseguir un alivio de los síntomas, posteriormente su uso será esporádico como mantenimiento. Los antitranspirantes comercializados con concentraciones del 1 al 2% (pomadas o roll-on) son eficaces en casos leves, en casos más severos y resistentes se aumentará la concentración y se combinará con la aplicación de hidrocortisona al 1 % diaria. Se consideran eficaces cuando la reducción de sudoración >20%.

  • Hidroxicloruro de aluminio: concentración máxima autorizada, 20%, exclusivamente para uso tópico y nunca en forma de aerosoles por su potencial toxicidad al ser inhalados.
  • Complejos de los Clorhidratos de aluminio con emolientes: como emolientes contienen Alantoina o Propilenglicol. Su función es reducir la irritación que puedan producir.
  • Hidroxicloruro de aluminio y circonio: la concentración máxima también es del 20%, pero existe una restricción, de este 20% el 5,4% como máximo será la concentración de Circonio. La Glicina pude combinarse con el fin de mitigar la posible irritación. No se pueden formular en aerosoles.
  • Otros antitranspirantes: fenolsulfonato de zinc (máx. al 6%; evítese contacto con los ojos). Glutaraldehido (máx. al 0,04%) y Sulfato de 8-hidroxiquinoleína (máx. al 0,1%; prohibido en aerosol).

El tratamiento de enfermedades cutáneas

La piel es uno de los órganos más sensibles a los factores ambientales y externos de todo nuestro cuerpo. Por ello, es de crucial importancia que le demos la atención que la misma merece, atendiendo con prontitud cualquier malestar que se presente en la misma. Es aquí donde el profesional en farmacia juega un papel vital, ya que el mismo debe contar con el pleno conocimiento en cualquier anomalía que la misma denote.

TECH Universidad Tecnológica se ha posicionado en la actualidad como la mayor universidad virtual del mundo. Esto se debe a que cada uno de sus programas ha sido diseñado por expertos en el campo, brindando así altos estándares educativos. En el caso de su Facultad de Farmacia, se desarrollan posgrados tales como el Máster en Elaboración y Desarrollo de Medicamentos Individualizados y el Máster en Dirección y Gestión de la Oficina de Farmacia. Por otra parte, para aquellos farmacéuticos que buscan dominar el campo de la dermatología y las enfermedades cutáneas, su mejor opción educativa será el Máster en Atención Farmacéutica en Dermatología en la Farmacia Comunitaria.

Artículos relacionados

1 /

Compartir