Fitoterapia en el tratamiento de la ansiedad

El fitoterapia en el tratamiento de la ansiedad hace parte de los tratamientos más utilizados en la actualidad para la solución a esta afección.

facultad de farmacia · fitoterapia
viernes, 29 de julio de 2022
0

En este artículo se estudiará la utilidad de las plantas medicinales en el uso de la fitoterapia como tratamiento de la ansiedad. Para ello, nos centraremos en el estudio de las plantas medicinales útiles en el tratamiento de estas patologías, teniendo en cuenta que algunas de ellas pueden ser utilizadas en ambas situaciones. A lo largo de la historia, las diferentes culturas han buscado medios para reducir la ansiedad e inducir el sueño utilizando sustancias que les proporcionaba la naturaleza, y en concreto, las plantas medicinales.

En la actualidad, el insomnio y la ansiedad son motivos frecuentes de consulta en atención primaria, ya que afectan a una parte importante de la población. Las palabras sedante e hipnótico, no son sinónimas; si bien es cierto que una planta que posee una de estas acciones farmacológicas, puede promover la otra. Un sedante disminuye la actividad, modera la excitación, tranquiliza en general a la persona que lo recibe, en tanto que un hipnótico produce somnolencia. Además facilita el inicio y la conservación de un estado de sueño similar al sueño natural en sus características electroencefalográficas. Así, una planta con acción hipnótica es aquella que contiene principios activos capaces de provocar o inducir el sueño y una planta con acción sedante es la que contiene agentes capaces de reducir la actividad y la excitación.

Trastornos del sueño

Fisiología del sueño

El sueño es una situación fisiológica y natural del organismo, durante la cual se produce una pérdida reversible de la conciencia, de la actividad motora. Además de la capacidad de respuesta a estímulos externos. Durante el sueño, las reacciones psicomotoras a estímulos del ambiente están claramente disminuidas. De forma que, el sueño es una función básica del organismo, actuando como un mecanismo reparador y de descanso neuronal de la fase de vigilia, fundamental para el desarrollo de la vida, para la supervivencia de los seres humanos y para un funcionamiento correcto del sistema nervioso.

El sueño fisiológico no es un proceso homogéneo, sino que se divide en una serie de etapas. Estas se pueden diferenciar por la actividad mostrada en el electroencefalograma (EEG), y por los movimientos oculares y musculares. El ritmo de vida actual, el aumento de los niveles de ruido en las ciudades, el estrés, las preocupaciones, la inseguridad en el trabajo y otros factores patológicos, pueden alterar el ciclo normal del sueño.

Estas alteraciones influyen de manera negativa sobre el descanso reparador del ser humano, con importantes consecuencias en la calidad de vida (disminución de la calidad de vida, aumento del riesgo de hipertensión, agravamiento de enfermedades y alteración de las funciones cognitivas: disminución de la concentración y de la capacidad de atención, aumento del tiempo de reacción, fallos de memoria, cambios bruscos de humor, problemas de aprendizaje, etc.).

Las necesidades de sueño dependen de la edad: un recién nacido está dormido prácticamente todo el día, y según va creciendo, aumentan sus periodos de vigilia. Los adultos presentan grandes variaciones, pudiendo dormir de 5 a 9 horas diarias. Los ancianos tienen un sueño más ligero, se despiertan varias veces durante la noche y el sueño nocturno no suele sobrepasar las 6 horas.

Insomnio

El insomnio es un problema de salud pública muy frecuente que repercute de forma importante en la calidad de vida de la población. Se define como una carencia en la cantidad o en la calidad del sueño, y en la actualidad se trata de un síntoma bastante generalizado entre la población, sobre todo en sus maneras más leves. Los trastornos del sueño son una de las causas de consulta más frecuentes de la práctica médica.

El insomnio afecta aproximadamente al 18% de la población, sobre todo a mujeres embarazadas y personas mayores. Según diversos estudios, los trastornos del sueño incrementan con la edad. Así, el 32% de las personas de más de 80 años lo padecen, frente al 3% en edades comprendidas entre los 20 y los 30. Se calcula que una cuarta parte de la población, en algún momento de la vida o de forma crónica, presenta trastornos del sueño. Esto puede causar una alteración importante de la actividad diurna.

Ansiedad

La ansiedad es un síntoma cardinal de muchos trastornos psiquiátricos. Es una emoción humana universal que no se explica con facilidad en términos biológicos o psicológicos. En general, la persona experimenta dificultad para controlar una inquietud, que lleva asociada. Además, alguno de los siguientes síntomas; agitación o sensación de estar sobrecargado o agotado, fatiga, dificultad de concentración o trastornos de la memoria, irritabilidad, tensión muscular y perturbación del sueño.

Fitoterapia en el tratamiento de la ansiedad: tipos de ansiedad

La ansiedad se convierte en un trastorno cuando es tan intensa y duradera que interfiere en las actividades normales de la persona. De entre los sistemas de transmisión neuroquímica que modulan los circuitos neuroanatómicos responsables de la conducta ansiosa, los mejor estudiados son los que conforman el eje hipotálamo-hipófisosuprarrenal, el sistema noradrenérgico, el sistema del ácido g-aminobutírico (GABA), el dopaminérgico y el serotoninérgico, que son responsables de importantes funciones que preparan al organismo para responder a la amenaza o al estrés, haciendo aumentar la vigilancia, modular la memoria, movilizar los depósitos de energía y elevar la función cardiovascular.

Antes de instaurar un tratamiento para la ansiedad será necesario descartar la existencia de una causa somática subyacente o una patología psiquiátrica. Una vez hecho esto, y si se trata de un trastorno de ansiedad leve a moderado, podemos actuar utilizando plantas medicinales. No podemos hablar de plantas con efecto ansiolítico en sentido estricto, por lo que hemos creído conveniente incluir en el mismo grupo las plantas que se usan en el tratamiento del insomnio y de la ansiedad.

Tratamiento fitoterapéutico en caso de insomnio y/o ansiedad

El uso de plantas medicinales en el insomnio puede constituir una alternativa eficaz y segura para el tratamiento de este trastorno, ya que muchas de ellas tienen propiedades hipnóticas y tranquilizantes, con la ventaja adicional de no alterar la arquitectura del sueño, ayudando al individuo a recuperar el sueño de forma adecuada. Existen datos que avalan el efecto hipnótico ligero de dichas plantas, si bien, en general, el mecanismo de acción no es del todo conocido. Antes de instaurar un tratamiento para el insomnio, es necesario conocer la causa o causas que lo producen.

En primer lugar, debemos descartar la existencia de causas orgánicas o psiquiátricas, que requieren un diagnóstico adecuado y un tratamiento específico. Por lo general, las medidas terapéuticas para el tratamiento del insomnio están encaminadas a disminuir la ansiedad y a procurar que el paciente recupere su hábito de sueño normal. A continuación, se tratan con detalle las plantas medicinales útiles en el tratamiento del insomnio transitorio de carácter leve o moderado y de ansiedad leve o moderada, y se clasifican en distintos grupos en función de la justificación experimental y clínica de su uso tradicional.

El uso de medicamentos a base de plantas

Son múltiples los tratamientos que hoy en día son utilizados de manera adecuada para dar solución a diferentes enfermedades que conlleva el ser humano. Por ello se hace necesario que existan profesionales con amplio conocimiento en el campo, ejecutando tareas y promoviendo el uso de las diferentes alternativas. En el campo de la fitoterapia existen diversas ventajas a destacar, ya que, si el medicamento es empleado de forma adecuada, los beneficios que traerá a la vida del paciente son demasiados.

TECH Universidad Tecnológica actualmente desarrolla un amplio portafolio educativo enfocado en la alta calidad educativa y el éxito del profesional en su campo. Esto puede notarse fácilmente en su Facultad de Farmacia, donde destacan posgrados tales como el MBA en Dirección y Gestión de Oficina de Farmacia y el Máster en Avances en Antibioticoterapia y Resistencia Antibiótica. Sin embargo, para aquellos profesionales que buscan dominar el campo de la medicina alternativa, no cabe duda que una de sus mejores opciones es el Máster en Avances en Fitoterapia Aplicada.

Categorías: master

Artículos relacionados

1 /

Compartir