Análisis del entorno de la farmacia comunitaria
El análisis del entorno de la farmacia comunitaria hace parte del desarrollo de esta profesión y como ha avanzado a través de su historia.
facultad de farmacia · gestión sanitaria para farmacia
jue. 27 de may. 2021
0

El análisis del entorno de la farmacia comunitaria permite tener una visión global y generalizada del desarrollo de esta práctica y profesión en el mundo. La misma ha tenido grandes avances, permitiendo mayor seguridad para los consumidores y brindando un mejor estilo de vida a quienes se dedican a esta área. El farmacéutico profesional se hace presente en diversas poblaciones y comunidades. Este brinda un servicio de atención inmediata a las personas que hacen parte de la misma.

La Ley 16/1997, de 25 de abril, de Regulación de Servicios de las Oficinas de Farmacia, define a la oficina de farmacia como un establecimiento sanitario privado de interés público. El mismo está sujeto a la planificación sanitaria que establezcan las Comunidades Autónomas. Este servicio sanitario no es viable sin un simultáneo ejercicio comercial a través del cual obtenga a cambio una ganancia o beneficio económico. Como cualquier otra empresa, sin por ello desmerecer la naturaleza y función de la oficina de farmacia.

Lejos ha quedado aquella farmacia tradicional con un espacio de venta reducido y una gran rebotica y el farmacéutico vestido con bata blanca. Estos lugares donde se adquirían los medicamentos y las fórmulas magistrales. La farmacia de este siglo se ha convertido en un local diáfano y luminoso. Se ha ido adaptando poco a poco a una sociedad en la que el autocuidado ha pasado a ser uno de sus pilares básicos.

Hasta hace poco el paciente estaba relegado dentro del sistema sanitario, en un lugar pasivo. Es decir, se limitaba a ser cuidado, mientras que los profesionales sanitarios tomaban decisiones y se hacían responsables de los resultados obtenidos.

El papel del autocuidado

El autocuidado se puede definir como; “la actitud y aptitud para realizar de forma voluntaria actividades dirigidas a conservar la salud y prevenir enfermedades. Cuando se padece una de ellas, adoptar el estilo de vida más adecuado para frenar la evolución”; constituye el primer escalón en el mantenimiento de la calidad de vida de una persona. Además, cada vez es mayor la evidencia de que un adecuado autocuidado reduce la incidencia de patologías que suponen un elevado coste al sistema sanitario.

Para que el autocuidado sea efectivo debe ser entendido como una forma de cuidado personal integral. Es importante que se vea a la oficina de farmacia como un lugar donde el cliente no vaya solo cuando esté enfermo, sino también para sentirse bien. Donde la belleza, la higiene, la vitalidad y el bienestar sean igual de importantes que los medicamentos.

Esta preocupación de la población por la salud, la continua búsqueda de consejo sanitario, en ocasiones recurriendo a información poco fiable, el envejecimiento de la población o la aparición de nuevos servicios relacionados con la belleza, hacen necesario que la farmacia se entienda como una empresa inmersa en un entorno hostil, competitivo y muy cambiante, donde urge encontrar un posicionamiento empresarial diferenciado, así como conocer en qué mercado y, por extensión, cuál es el entorno en el que desarrolla su actividad.

Definición del entorno

Además de los elementos estructurales que hacen referencia al funcionamiento interno de una empresa, es necesario considerar su interacción con el entorno en el que actúa. Una visión estática de la empresa como un sistema organizado de tareas que, una vez que desarrolla su mercado inicial, se dedica exclusivamente a resolver los problemas que se plantean dentro de su estructura interna, conduce tanto a desaprovechar nuevas oportunidades de crecimiento, como a respuestas inadecuadas frente a amenazas externas, que podrían comprometer su viabilidad futura.

El entorno de la empresa es el conjunto de factores externos que influyen en esta y en su actividad, pudiendo afectar a su supervivencia y a su crecimiento. Estos elementos se encuentran situados a distintos niveles o zonas de influencia:

  • Entorno específico (microentorno): está formado por los individuos, organizaciones y entes jurídicos con los que la empresa se relaciona de una manera directa y cotidiana; tiene en cuenta los factores que influyen sobre empresas que pertenecen al mismo sector. Básicamente son el cliente, los proveedores y la competencia, entendiendo como competencia aquellas empresas que tienen como objetivo los mismos clientes.
  • Entorno general (macroentorno): comprende los elementos que conforman las características del contexto local en el cual la empresa desarrolla su actividad y que son relevantes para la actuación de esta, como son los factores socioculturales, políticos, medioambientales, tecnológicos y económicos. No guardan una relación directa con la actividad comercial de la empresa y existen con independencia de que se produzcan relaciones de intercambio.
  • Entorno global: incluye los elementos que conforman las relaciones comerciales de la empresa derivadas de los factores socioculturales, políticos, económicos y tecnológicos de ámbito supranacional.

Tipos de entorno

El entorno está condicionado por su complejidad, dinamismo e incertidumbre y con base en esto se pueden identificar distintos tipos de entorno:

Según el grado de complejidad del entorno

La complejidad del entorno viene dada por el número de factores que lo constituyen.

  • Entorno simple o sencillo: cuenta con un reducido número de factores o los factores que lo constituyen son muy sencillos o fáciles de detectar y de analizar.
  • Entorno complejo: cuenta con un número significativo de factores o los factores que lo constituyen son complejos o difíciles de detectar y de analizar.

Según el grado de dinamismo del entorno

El dinamismo del entorno depende de la intensidad en la variación de los factores.

  • Entorno estable: cuando el entorno no varía con el tiempo o lo hace muy lentamente, de manera casi nula.
  • Entorno inestable: cuando el entorno cambia con frecuencia o lo hace de manera inesperada y sorpresiva.

Según el grado de incertidumbre del entorno

La incertidumbre indica el nivel de desconocimiento que puede tener la empresa de los elementos externos que la afectan tras los cambios o evolución de los factores del entorno.

  • Entornos ciertos: cuando los cambios en los factores del entorno son predecibles y es fácil acertar en el análisis del comportamiento futuro de estos.
  • Entornos inciertos: cuando los cambios en los factores del entorno son poco predecibles o impredecibles, por lo que dificulta acertar en cuál será el comportamiento futuro y cómo influirán estos factores en las decisiones de la empresa.

Según el grado de diversidad del entorno

Depende de la similitud o diferencia entre los factores que constituyen el entorno.

  • Entorno homogéneo: en este caso el entorno está constituido por factores de características muy similares, por lo que es muy sencillo analizar las relaciones entre ellos.
  • Entorno heterogéneo o diversificado: aquí el entorno está formado por factores con características muy diferentes, por lo que resulta muy difícil analizar las relaciones entre ellos.

Según el grado de hostilidad del entorno

Hace referencia al desequilibrio existente entre oportunidades y amenazas.

  • Entorno hostil: cuando en el entorno predominan las amenazas sobre las oportunidades.
  • Entorno favorable o benévolo: cuando en el entorno predominan las oportunidades sobre las amenazas.

El profesional en farmacia comunitaria

La farmacia comunitaria ha tomado gran fuerza en las comunidades desde sus inicios. La constante atención priorizada y la cercanía con un profesional de la salud, han hecho de esta profesión una de las más demandadas en la actualidad. Sin embargo, la misma también requiere de una mayor y mejor capacitación al profesional debido a los parámetros de calidad exigidos en la actualidad.

En TECH Universidad Tecnológica actualmente se oferta un amplio portafolio educativo enfocado en las últimas tecnologías y la excelencia educativa. Su Facultad de farmacia (relacionada con el artículo presente) por ejemplo, ofrece la posibilidad al profesional de especializarse en campos como la Maestría en Infectología Clínica y Terapéutica Antibiótica para Farmacia y la Maestría en Microbiota Humana en Farmacia.

Para aquellos profesionales interesados en el campo de la gestión y administración adecuada de estas importantes áreas de la salud, no cabe duda que su mejor opción será la Maestría en Dirección y Gestión de la Oficina de Farmacia.

Artículos relacionados

1 /

Compartir