Retenciones que debe realizar la empresa
Las retenciones que debe realizar la empresa son reguladas por la ley y no pueden existir excepciones debido a las penalizaciones que puede llevar.
facultad de derecho · fiscal para derecho
jue. 17 de jun. 2021
0

Dentro de los aspectos legales que debe manejar una empresa se encuentran las retenciones que debe realizar la empresa. Este dinero que mantiene la empresa bajo su custodia debe pagarse como impuestos al estado, tal y como lo dicta la ley. La evasión de los mismos puede ser tan grave que incluso, podría terminar en una pena de prisión. Para el profesional en derecho laboral, es de vital importancia conocer tanto como sea posible acerca de este tema, ya que esto le asegura una labor adecuada en su campo.

La obligación de efectuar pagos a cuenta. Retenciones e ingresos a cuenta

La gestión recaudatoria tributaria de los impuestos personales sobre la renta descansa, en gran medida, en la obligación de efectuar pagos a cuenta de un impuesto que nacerá en un momento posterior, cuando se produzca su devengo. De esta forma, la Hacienda Pública va percibiendo ingresos anticipados con los que irá atendiendo al gasto público anual.

Hay tres modalidades de pagos a cuenta: retenciones, ingresos a cuenta y pagos fraccionados. Las dos primeras corren a cargo de quien abona las rentas sujetas al impuesto personal sobre la renta; y la tercera corre a cargo del perceptor de las mismas.

La obligación del retenedor es autónoma e independiente de la propia obligación tributaria del contribuyente del IRPF o del Impuesto sobre Sociedades (IS): ambas tienen presupuestos de hecho diferentes, sin perjuicio de que la retención o el ingreso a cuenta efectuado lo sea «a cuenta» (valga la redundancia) de la obligación tributaria del contribuyente, esto es, a cuenta del futuro impuesto que deba pagar este, una parte del cual ya habrá sido objeto de retención (detracción) e ingreso anticipado.

Por eso el incumplimiento por parte del retenedor se sanciona separadamente (Alguacil, 1995). Lo mismo cabe decir de la obligación de efectuar pagos fraccionados: existe dicha obligación establecida legalmente, al margen de que posteriormente resulte o no cuota tributaria por el impuesto. En el caso de los pagos fraccionados, el ingreso anticipado es a cuenta del impuesto personal del mismo obligado tributario que efectúa dicho pago. Se deben tener en cuenta los pagos fraccionados al estudiar el Impuesto sobre Sociedades. A continuación se abordarán las retenciones e ingresos a cuenta.

Normativa aplicable

Tanto la Ley del IRPF (LIRPF) como la del IS (LIS) regulan esta materia, estableciendo la obligación de efectuar retenciones o ingresos a cuenta a cargo de los pagadores de rentas sujetas al IRPF o al IS que estén sometidas a dicha obligación. Hay que poner en relación, por tanto, las personas o entidades obligadas a retener o ingresar a cuenta con las rentas sometidas a la citada obligación. La normativa aplicable es:

  • En el IRPF: del artículo 99 al 101 de la LIRPF (Ley 35/2006, de 28 de noviembre) y del artículo 74 al 112 del RIRPF (RD 439/2007, de 30 de marzo).
  • En el IS: artículo 128 LIS (Ley 27/2014, de 27 de noviembre) y del artículo 60 al 68 RIS (RD 634/2015, de 10 de julio).

La retención es la detracción de una cantidad sobre la renta que se abona en metálico; mientras que el ingreso a cuenta es una cantidad adicional que se ingresa por el pagador cuando la renta se abona en especie. Así, se puede decir que la retención es a la retribución dineraria lo que el ingreso a cuenta es a la retribución en especie. Normalmente, las referencias que la normativa reglamentaria hace al retenedor se entienden hechas al obligado a ingresar a cuenta, cuando se trata de la regulación conjunta de ambos pagos a cuenta.

Obligados a retener e ingresar a cuenta

Según los artículos 99.2 LIRPF y 76 RIRPF, con carácter general están obligados a retener o ingresar a cuenta del IRPF por los conceptos correspondientes:

  1. Las personas jurídicas y demás entidades, comunidades de propietarios, entidades en régimen de atribución de rentas, empresarios y profesionales en el ejercicio de su actividad económica, y los no residentes que operen mediante establecimiento permanente: por las rentas abonadas que estén sujetas a retención o ingreso a cuenta.
  2. Los no residentes que operen sin mediación de establecimiento permanente: por los rendimientos de trabajo satisfechos y otros previstos por la Ley del Impuesto sobre la Renta de No Residentes, cuando hayan sido gasto deducible en dicho impuesto.
  3. Los pagadores de premios aleatorios que estén sujetos al IRPF o al IS.
  4. El fedatario público que intervenga en operaciones relacionadas con activos financieros o participaciones en instituciones de inversión colectiva. e) Entidades aseguradoras domiciliadas en la Unión Europea, por las operaciones realizadas en España.
  5. Fondos de pensiones domiciliados en la Unión Europea, por los planes de pensiones del sistema empleo en España.
  6. La entidad depositaria de derechos de suscripción en caso de transmisión y, en su defecto, el fedatario o intermediario financiero que intervenga en la operación.

En todo caso, los sujetos obligados a retener o ingresar a cuenta asumirán la obligación de efectuar el ingreso en el tesoro, sin que el incumplimiento de aquella obligación pueda excusarles de esta (99.4 LIRPF). El detalle de los obligados a retener se encuentra en el artículo 76.2 RIRPF, al que se está remitiendo. En cuanto al IS, la obligación genérica viene establecida en el artículo 128.1 LIS, siendo objeto de desarrollo reglamentario por el artículo 62 RIS al que se está remitiendo.

Rentas sujetas a retención o ingreso a cuenta

Están sujetas a retención o ingreso a cuentas las siguientes rentas (75 RIRPF):

  • Los rendimientos del trabajo
  • Rendimientos del capital mobiliario
  • Los rendimientos de las siguientes actividades económicas:
    • Los rendimientos de actividades profesionales
    • Rendimientos de actividades agrícolas y ganaderas
    • Los rendimientos de actividades forestales
    • Los rendimientos de las actividades empresariales previstas en el artículo 95.6.2º del Reglamento del IRPF que determinen su rendimiento neto por el método de estimación objetiva.
  • Las siguientes ganancias patrimoniales:
    • Las obtenidas como consecuencia de las transmisiones o reembolsos de acciones y participaciones representativas del capital o patrimonio de las instituciones de inversión colectiva
    • Las derivadas de los aprovechamientos forestales de los vecinos en montes públicos
    • Las derivadas de la transmisión de los derechos de suscripción previstas en las letras a) y b) del apartado 1 del artículo 37 de la Ley del IRPF

Otras rentas sujetas a retención

También estarán sujetas a retención o ingreso a cuenta las siguientes rentas, independientemente de su calificación:

  • Los rendimientos procedentes del arrendamiento o subarrendamiento de inmuebles urbanos
  • Los rendimientos procedentes de la propiedad intelectual, industrial, de la prestación de asistencia técnica, del arrendamiento de bienes muebles, negocios o minas, del subarrendamiento sobre los bienes anteriores y los procedentes de la cesión del derecho a la explotación del derecho de imagen.
  • Los premios que se entreguen como consecuencia de la participación en juegos, concursos, rifas o combinaciones aleatorias, estén o no vinculados a la oferta, promoción o venta de determinados bienes, productos o servicios.

El artículo 60.1 RIS, letras c) y g), añade las siguientes rentas sobre las que deberá practicarse retención a cuenta del IS correspondiente al perceptor:

  • Las contraprestaciones obtenidas como consecuencia de la atribución de cargos de administrador o consejero en otras sociedades.
  • Las rentas obtenidas como consecuencia de la reducción de capital con devolución de aportaciones y de la distribución de la prima de emisión realizadas por sociedades de inversión de capital variable reguladas en la Ley de Instituciones de Inversión Colectiva no sometidas al tipo general de gravamen u organismos de inversión colectiva equivalentes a las sociedades de capital variable registrados en otro Estado.

El especialista en impuestos

Para el profesional la capacitación en leyes resulta una base necesaria para desempeñar su labor cada día. Por esta necesidad nacen instituciones como TECH Universidad Tecnológica. Allí el profesional podrá encontrar opciones educativas tales como el Máster en Protección de Datos y el Máster en Derecho Matrimonial. Por otra parte, para el profesional dedicado a los impuestos, su mejor elección será el Máster en Tributación de Empresas.

Artículos relacionados

1 /

Compartir