Introducción a los videojuegos
La introducción a los videojuegos hace parte del entendimiento y comprensión de la construcción y desarrollo de estos softwares.
facultad de videojuegos · guion y storyboard
jue. 21 de oct. 2021
0

En este artículo se realizará una introducción al mundo de los videojuegos, en el que se ahondará en todos y cada uno de los aspectos relacionados con estos formatos digitales de entretenimiento. Así, regresando a este tema, se comenzará conociendo qué es un videojuego, sus características básicas, los elementos que configuran a este tipo de obras y una categorización general de los tipos de videojuegos que existen. Además, también se estudiará las distintas plataformas donde se pueden jugar a estos programas informáticos y los tipos de jugadores que existen actualmente.

Concepto

Atendiendo al término a estudio y tomando como referencia las palabras de la investigadora Adriana Gil (2006), autora del libro Los videojuegos, se puede señalar que los videojuegos son “programas informáticos diseñados para el entretenimiento y la diversión que se pueden utilizar a través de varios soportes como las videoconsolas, los ordenadores o los teléfonos móviles”.

A lo largo de sus más de 30 años de evolución, los videojuegos han ido incorporando las características y capacidades de las nuevas tecnologías como la combinación de varios lenguajes audiovisuales en un mismo soporte, la interactividad, la capacidad para procesar información y la conectividad. Todo ello, explorando las posibilidades de este nuevo medio para ofrecer experiencias lúdicas de gran valor a sus jugadores y jugadoras. Además, se debe señalar que estos programas informáticos son un fenómeno global, repleto de variantes y posibilidades.

Gracias a los avances técnicos, los videojuegos se encuentran dentro de numerosas plataformas, corroborando así su diversidad y su fácil adaptación a otros medios. Por otra parte, continuando con el estudio de los videojuegos, se debe señalar que estos programas cuentan con una doble reglamentación que condicionan y acotan sus límites.

Características básicas

En este nuevo apartado, se profundizará en las características básicas de los videojuegos. No obstante, cabe señalar que ha resultado verdaderamente complejo delimitar y establecer una serie de matices, peculiaridades y aspectos comunes dentro de este género de entretenimiento tan variado y diverso. Como ya se ha detallado anteriormente, existen numerosos formatos, lenguajes, plataformas, jugadores, tipos, géneros e historias gráficas que dificultan fijar unos puntos comunes entre todos los videojuegos del mercado. Sin embargo, tras un arduo trabajo, se ha logrado esbozar las siguientes características más habituales de los videojuegos. Así, se tiene que señalar:

Interactividad

A la hora de establecer las características básicas de los videojuegos, se debe comenzar por la interactividad. Este es uno de los elementos diferenciadores a la hora de comparar el contenido de este género con cualquier otro formato audiovisual; como puede ser una película o una serie. En este sentido, para que la historia avance y todos los elementos que forman parte del juego cumplan su función, los videojuegos requieren de una interacción constante por parte de los jugadores.

De este modo, a través de dicha participación activa, se deja atrás la linealidad con la que cuentan los formatos tradicionales. Así, a la hora de jugar a un videojuego, el espectador debe participar y adentrarse en la historia; decidiendo su grado de implicación, tomando decisiones e interactuando con todos los elementos del mismo. Continuando con el estudio de esta primera característica y tomando como referencia las palabras del investigador Crawford (1987), existen tres niveles principales de interactividad en los videojuegos:

  • Nivel más bajo: es el primer nivel. Crawford considera que dentro de esta categoría se encuentran los videojuegos de aventuras, aquellos en los que el usuario tan solo debe solventar laberintos u objetos. Es una interacción relacionada con los datos.
  • Nivel medio: este segundo nivel muestra la interacción de los jugadores con los procesos. Dentro de esta categoría se encuentran los videojuegos de simulación.
  • Nivel más alto: el último grado de interacción corresponde con el libre albedrío. Los videojuegos que forman parte de este nivel con aquellos que recrean un mundo simulado en los que el jugador puede interactuar con los distintos objetos y personajes que forman parte de dicho universo.

Entretenimiento

La segunda característica básica está relacionada, directamente, con la diversión que generan los videojuegos a las personas que deciden adentrarse en este universo. De este modo, el videojuego se convierte en un pasatiempo. Atendiendo a este punto y tomando como referencia las palabras del investigador José Martí Parreño (2010), autor del libro Marketing y videojuegos, se debe señalar que:

Se sabe que el entretenimiento es uno de los determinantes fundamentales de las motivaciones de los videojugadores para jugar a videojuegos. Aunque este no es el único factor de motivación y los videojugadores pueden jugar por muchas otras razones […] no cabe la menor duda de que muchos de los videojugadores juegan para entretenerse.

En este sentido, se debe afirmar que los videojuegos se han convertido en una de las actividades que más entretienen, por encima de la televisión; medio que ha comenzado a perder relevancia dentro de la sociedad actual.

Jugabilidad

Este término tiene como objetivo “relacionar todas las acciones, reacciones e interacciones tanto del videojugador con el videojuego como entre los propios sistemas y subsistemas programados en el videojuego” (Martí, 2010, p. 25). En este sentido, continuando con el estudio de esta característica tan particular, se debe señalar que es la jugabilidad la que “nos permite tanto desarrollar el videojuego como evaluar el productor final en función de cómo es percibido al ser jugado por los videojugadores. De esta manera, una ‘buena jugabilidad’ nos indicará que el videojuego ‘funciona’ bien” (p. 25).

Dentro de los elementos que se tienen en cuenta a la hora de hablar de la jugabilidad, se encuentra con los tiempos de respuesta de una acción, el nivel de dificultad, los movimientos de los objetos o las actualizaciones en la pantalla. En este sentido, todos estos matices deben estar perfectamente medidos y calculados para que la experiencia del jugador sea plena y placentera. Así pues, cumpliendo así la función de jugabilidad del videojuego.

Si un videojuego es lento, no se cargan las pantallas, los personajes se mueven a saltos o la voz no corresponde con los movimientos de la boca de los personajes, entonces, se estará ante un juego con una jugabilidad pésima o no aceptable. Profundizando en esta característica, se debe señalar que existen cuatro tipos distintos de jugabilidad según el ámbito que se aborde. Así, se puede encontrar con lo siguiente:

  • Jugabilidad funcional: relacionada con la experiencia de juego.
  • La jugabilidad estructural: vinculada a la estética, los estados y las reglas del juego.
  • Jugabilidad audiovisual: aborda la representación que ofrecen los videojuegos.
  • Jugabilidad social: se centra en los aspectos comunicativos y socioculturales presentes en el videojuego.

Simulación / virtualidad

La gran mayoría de videojuegos buscan representar, dentro de su historia, la realidad. Lógicamente, dicha representación está hecha ‘a medida’. Esto ya que tiene como objetivo que el jugador interactúe y se relacione con lo que se le muestra según su intereses. En este sentido, “muchas de las simulaciones en las que podemos estar pensando […] nos permiten ‘recrear’ lo real partiendo de una manipulación de dicha realidad” (p. 26).

Cabe señalar que la simulación está relacionada con la virtualidad, ya que todo lo que suceda en dicha simulación estará contextualizado en un ámbito virtual. Dentro de las simulaciones se puede encontrar con recreaciones de campos de futbol, canchas de baloncesto, pistas de tesis o la creación de universos de seres imaginarios. En este sentido, se debe afirmar que la simulación forma parte inalienable de los videojuegos. En todos se recreará un universo, un mundo o un elemento en el que desarrollar la historia que se va a vivir de forma virtual.

Desarrollo de videojuegos como profesión

En la actualidad la tecnología nos ha abierto el camino a los seres humanos en la evolución como sociedad. Dentro de este proceso evolutivo, se han creado diferentes campos laborales enfocados en diversas áreas. Una de ellas, y cabe resaltar que es una de las más demandadas, es el campo de los videojuegos. Por ello, muchos profesionales del ámbito de la tecnología se han centrado en ello como su enfoque principal.

TECH Universidad Tecnológica se ha centrado en el desarrollo de una educación de alta calidad para su alumnado. Esto se ve claramente en su Facultad de Informática, donde a diario se ofertan programas como el Máster en Industria 4.0 y Transformación Digital y el Máster en Ingeniería de Software y Sistemas de Información. Por otra parte, para aquellos profesionales que buscan dominar el campo de los videojuegos, una de sus mejores elecciones será el Máster en Narrativa de Videojuegos.

Artículos relacionados

1 /

Compartir