Unidad de cuidados intensivos veterinaria

La unidad de cuidados intensivos veterinaria hace parte de la recepción de pacientes animales en estado crítico.

facultad de veterinaria
viernes, 29 de julio de 2022
0

La medicina veterinaria está experimentando una gran revolución en los últimos años, avanzando en la investigación de enfermedades y desarrollando nuevos protocolos para garantizar una mejor atención de los pacientes. La incorporación dela unidad de cuidados intensivos veterinaria (UCI) en los centros veterinarios es uno de los cambios importantes, permitiendo la atención y monitorización de casos graves que requieran de una atención más minuciosa y un equipamiento específico.

La realidad es que todavía queda mucho trabajo de concienciación e implementación de esta especialidad en clínicas y hospitales veterinarios en España. Parece estar influenciado por el alto coste económico de materiales y equipamiento recomendado. En la práctica real suelen estar unificadas la unidad de hospitalización y de cuidados intensivos, pero cabe considerar que no es lo mismo, hay que diferenciarlas del siguiente modo:

  • Hospitalización general: animales con procesos leves o moderados, que precisen terapia de soporte y medicación, pero sin riesgo vital.
  • Paciente crítico: animales con procesos graves y riesgo vital, que requieren manejo constante, donde cobra mayor importancia las necesidades técnicas, equipamiento y organización del equipo humano.

Ambos servicios pueden estar ubicados en el mismo espacio, diferenciando puestos o zonas para los diferentes motivos de hospitalización, aunque idealmente deberían estar separados, como ocurre en medicina humana. La formación del personal de la UCI, veterinarios y auxiliares técnicos veterinarios, requieren un nivel de especialización alto y en constante formación, con una labor asistencial continua. El trabajo en equipo y la comunicación entre los integrantes del servicio, es esencial para un correcto funcionamiento; contando también con veterinarios de otras especialidades, realizando así un enfoque multidisciplinar por el bien de cada paciente.

Características de las instalaciones

La unidad de hospitalización e intensivos es una de las zonas que más estrés genera en los animales, ya que son obligados a permanecer en un entorno desconocido sin sus propietarios, recluidos en espacios reducidos y sometidos a procedimientos de forma regular. Para mejorar el bienestar de los animales se debe tener en cuenta algunos aspectos y disponer de salas separadas por especies:

Sala de hospitalización/UCI canina

Existen diferentes modelos de boxes, siendo lo más recomendable la tendencia “libre de barrotes” con materiales no metálicos o de obra. Pero de forma independiente al modelo, lo más importante es tener espacio suficiente para que el animal esté confortable y el personal tenga espacio para trabajar dentro de la jaula, pudiendo introducir aparatos de monitorización. Lo ideal es tener diferentes tamaños de jaulas, que se puedan adaptar a cada animal. Para facilitar la cuantificación y recogida de deposiciones se utilizarán empapadores.

Sala de hospitalización/UCI felina

La zona debe estar aislada visual y auditivamente. Se recomienda que los boxes estén fabricados con materiales no brillantes y deben tener un tamaño que permita colocar los diferentes elementos (lugar de escondite/descanso, bandeja de arena, agua y comida) a una distancia mínima entre ellos, con el objetivo de ayudar al gato a desarrollar las necesidades ambientales básicas y crear un entorno más confortable. Deben situarse elevadas del suelo para aumentar la sensación de seguridad. Es preferible tener espacios anexos a los boxes donde depositar los equipos, ya que los gatos son más sensibles a la presencia de elementos desconocidos.

Sala de animales infecciosos (aislamiento)

Área a considerar en cualquier centro veterinario, y de forma ideal, también se deberían tener salas diferentes por especie. Debe estar separada del resto de dependencias del hospital y con acceso independiente, a ser posible. Se deben cumplir protocolos estrictos de limpieza y desinfección por parte del personal, accediendo a ellas con calzas, gorro, bata especial y guantes. Estas salas deben contar con un sistema independiente de desagüe, para la eliminación de residuos e idealmente con un sistema de ventilación independiente.

En el diseño de los boxes se debe contemplar la posibilidad de tener puestos para la administración de oxigenoterapia a altos flujos, estando herméticamente sellados, y con indicadores de temperatura, humedad y concentración de oxígeno inspirado. Las incubadoras cumplen esta función para animales pequeños, pero si se adapta alguno de los boxes normales que no dispone de estos equipamientos de control, se tendrá que tener cuidado y mantener a los pacientes monitorizados de forma constante, por el riesgo a desarrollar hipertermia en su interior por falta de ventilación.

En todas las salas de hospitalización se debe mantener un ambiente tranquilo, dentro de lo posible, y controlar la temperatura. Estos factores ambientales pueden afectar en gran medida al bienestar de los animales hospitalizados.

Unidad de cuidados intensivos veterinaria: distribución y equipamiento de las instalaciones

La sala de cuidados intensivos, además de alojar a los pacientes, debe permitir realizar todas las actuaciones y procedimientos de forma cómoda y con disponibilidad rápida de los materiales necesarios. Para ello es preferible que todo se concentre en una misma sala donde se disponga de una zona de trabajo para las evaluaciones o procedimientos más invasivos, pero si no es posible, puede situarse esta zona en una sala anexa cercana. Las salas de boxes y la zona de trabajo deben estar correctamente equipadas, siendo imprescindible un área de medicaciones ordenada y rotulada, con los fármacos y fluidos de uso habitual, facilitando así un uso rápido por cualquier persona del equipo.

El material fungible básico (jeringas, agujas, catéteres intravenosos, material de vendaje y curas, alcohol, etc.) se consume a un ritmo alto, por lo que se debe disponer de un stock suficiente y distribuido por las diferentes estancias. Además, en las unidades de cuidados intensivos es recomendable disponer de fungibles más específicos como:

  • Tubos endotraqueales y traqueostomía.
  • Sondas de orina: rígidas y flexibles (Foley), para ambas especies.
  • Bolsas de recogida de orina.
  • Sondas para nutrición enteral (distintos tamaños).

La relación de equipamiento específico que ayude a desarrollar los procedimientos en cuidados intensivos es bastante amplia, y ligada a la disponibilidad de cada centro por su alto coste económico en algunos casos, pero de forma ideal se debería poder disponer de los siguientes equipos:

  • Bombas de perfusión y perfusores de jeringa.
  • Rasuradora.
  • Dispositivos de calentamiento.
  • Luz de exploración.
  • Oftalmoscopio directo.
  • Otoscopio.
  • Laringoscopio.
  • Concentradores de oxígeno.
  • Nebulizador para fisioterapia respiratoria.
  • Equipos de succión activa.
  • Máquina anestésica.
  • Ecógrafo.

Área médica

Espacio dedicado al almacén de fichas y bibliografía. Se utiliza por el equipo para el seguimiento y discusión de casos.

Área de reanimación

Carro equipado con material para RCCP y desfibrilador.

Laboratorio

Dispondrá de máquinas y microscopio, los cuales permitirán realizar las pruebas complementarias para diagnóstico y monitorización de la evolución; una herramienta imprescindible para la toma de decisiones.

Área de paseo

Zona habilitada para que los animales puedan salir de los boxes y pasear al aire libre. Se recomienda que estén acotadas por seguridad (jardines o patio interior).

Área de lavado de pacientes

Se aconseja usar bañeras con algo de profundidad en las que se pueda meter completa o parcialmente al animal. Esto, si se requiere para medidas higiénicas o realización de curas. Las áreas de lavado más funcionales disponen de una rejilla para limpiezas locales, manteniendo el resto del animal seco.

Atención a urgencias animales

El centro de salud veterinario debe contar con ciertos aspectos y características que le permitan actuar de manera adecuada con cada uno de sus pacientes. De esta manera él mismo hace posible la recepción de diferentes situaciones buscando el bienestar y la salud de los animales. El área de cuidados intensivos resulta una de los campos de mayor atención y donde mayor cantidad de conocimientos y experiencia es requerida por parte del profesional.

TECH Universidad Tecnológica se posiciona actualmente como la mayor universidad virtual del mundo. Esto permite que ser oferten cada vez más especializaciones enfocadas en la demanda laboral del profesional moderno. En el caso de la Facultad de Veterinaria, se desarrollan posgrados como el Máster en Anestesiología Veterinaria y el Máster en Medicina y Cirugía en Animales Exóticos. A pesar de ser excelentes opciones para el profesional de este campo, no cabe duda que si su interés se inclina por el campo de las urgencias, su mejor decisión será optar por el Máster en Urgencias Veterinarias en Pequeños Animales.

Categorías: master

Artículos relacionados

1 /

Compartir