El sistema urinario y reproductivo en aves
El sistema urinario y reproductivo en aves hace parte del proceso fisiológico vital en estas especies animales.
facultad de veterinaria · aves
mar. 24 de may. 2022
0

El sistema urinario y reproductivo en aves hace parte de los procesos fisiológicos vitales en esta familia animal. El sistema urinario está formado únicamente por los riñones y los uréteres, ya que las aves carecen de vejiga para la orina con el objetivo de eliminar el exceso de peso y, para ello, los uréteres acaban directamente en el urodeo de la cloaca. Las aves tienen dos riñones que se sitúan en la fosa ventral peritoneal (se denomina la zona renal) del sinsacro, es decir, no tienen la localización dorsal típica de los mamíferos, sino ventral. Se relacionan íntimamente con los nervios de los plexos sacro y lumbar, así como los vasos sanguíneos que atraviesan los propios riñones.

Los riñones tienen un tamaño grande y se extienden desde la parte caudal del sinsacro hasta los pulmones. La anatomía de los riñones de las aves es muy diferente. Esto si se le compara con la estructura lobular más lógica que presentan los mamíferos, ya que los riñones de las aves:

  • No tienen una delimitación marcada entre corteza y médula, ni pelvis renal.
  • Los uréteres discurren a lo largo de la cara ventral de los riñones y se ramifican en tubos colectores. Cada uno de estos drena a un lóbulo, que es una amplia área de corteza renal y su pequeño cono de médula renal.
  • La corteza renal posee dos tipos de nefronas, mientras que la médula renal solo contiene las asas de Henle, los tubos colectores y la red de capilares que forman los vasos rectos.

Los nervios espinales de los plexos lumbar y sacro atraviesan el parénquima renal. Es por eso, por lo que muchas patologías renales, como los tumores, cursan primero con cojeras.

Tipos de nefronas

La nefrona es la unidad renal básica, como en los mamíferos, pero, como las aves se encuentran entre los reptiles y los mamíferos, presentan dos tipos de nefronas. Las nefronas corticales recuerdan a las de los reptiles y las medulares a las de los mamíferos.

  • Nefronas corticales: son las más numerosas (aproximadamente el 90 %) y están confinadas a la región cortical del riñón. Excretan ácido úrico por filtración a través de los glomérulos y el posterior paso por los túbulos contorneados proximales. No presentan asa de Henle.
  • Nefronas medulares: estas nefronas se localizan en la región cortical, pero tienen su asa de Henle en la región medular. Son las responsables de producir y concentrar la orina. Las aves que viven en regiones áridas tienen más nefronas de este tipo.

Como las aves tienen menos asas de Henle tienen menos capacidad para concentrar la orina. Como consecuencia de ello, las aves marinas que ingieren agua salada tienen que utilizar otras estructuras aparte de los riñones (las llamadas glándulas de la sal) para eliminar el exceso de sal del organismo.

Riego sanguíneo renal

Los riñones tienen un aporte sanguíneo doble:

  • Las arterias renales craneales, medias y caudales, que llevan sangre a alta presión, se transforman en arterias glomerulares aferentes que dan lugar al filtrado glomerular.
  • La vena porta renal proporciona los dos tercios de la sangre que llega a los riñones y vasculariza los tubos contorneados proximales que son los responsables de la secreción de los uratos. El sistema porta renal presenta una válvula de tejido muscular liso, está situada en la unión entre las venas ilíaca común y renal, y es la que controla la cantidad de sangre venosa que ha de alcanzar los riñones.
  • Normalmente, esta válvula permanece cerrada, permitiendo que la sangre venosa llegue desde los miembros pelvianos y la región pélvica hasta los riñones, para participar en la secreción y reabsorción tubulares.
  • En caso de emergencia, los estímulos simpáticos producen una descarga de adrenalina que abre la válvula para desviar la sangre lejos del riñón y dirigirla hacia el corazón y el encéfalo.

El sistema urinario y reproductivo en aves: uréteres

Los uréteres se ramifican por todo lo largo y ancho del parénquima renal, terminando en los tubos colectores de los lóbulos. Están tapizados por un epitelio que segrega moco para ayudar a que los uratos circulen adecuadamente, con frecuencia tienen un aspecto blanquecino debido a los uratos que contienen. Cada uréter se abre a la pared dorsal del urodeo, por lo que en las aves no existe ni vejiga para la orina, ni uretra. La orina y los uratos alcanzan la cloaca, posteriormente pasan al recto y al colon por retro peristaltismo, allí se mezclan con las heces y se produce la reabsorción del agua. Por lo tanto, la cloaca tiene un papel importante en la osmorregulación de las aves.

Sexaje de las aves

Las aves se diferencian de los mamíferos en el hecho de que las hembras son heterogaméticas, es decir, sus cromosomas sexuales son ZW; por el contrario, los machos son homogaméticos, sus cromosomas son ZZ. Esto quiere decir, que el sexo de las crías se decide tras la ovulación y no tras la fecundación. La reproducción de las aves se desarrolla con base en un ciclo bien definido que depende de factores medioambientales como el fotoperíodo, la disponibilidad de alimento y la temperatura, consecuentemente:

  • En climas templados el factor desencadenante es el aumento de horas de luz en primavera.
  • En climas áridos, la llegada de la estación de las lluvias aumenta la disponibilidad de los recursos alimenticios, ello estimula el desarrollo de las gónadas.

Para minimizar el peso, las gónadas solo aumentan durante el periodo reproductor, pero permanecen en reposo y disminuyen de tamaño el resto de las estaciones. Cuando finaliza el periodo reproductor, el acortamiento de la luz diurna estimula la regresión de los tejidos gonadales y favorece la aparición del siguiente proceso fisiológico, la muda. Muchas aves, y especialmente las psittaciformes, son monomórficas, por lo que resulta difícil distinguir el sexo de los individuos. Pueden seguirse los siguientes métodos:

  • Características sexuales secundarias externas: las gallináceas presentan algunas características de colorido y plumaje ligadas al sexo, las cuales han sido usadas por los criadores para un rápido sexaje en las granjas comerciales.
  • Sexaje revisando la forma de la cloaca: este método ha sido tradicionalmente utilizado en las granjas avícolas.
  • Sexaje quirúrgico: implica la observación directa de las gónadas por laparoscopia bajo anestesia a través del saco aéreo abdominal izquierdo.
  • Análisis del ADN de la sangre

El sistema urinario y reproductivo en aves: diagnóstico y análisis de especies

El profesional en veterinaria debe conocer a cabalidad tantos campos animales como su intelecto lo permita. Dominar un amplio portafolio de especies le permitirá al mismo ofrecer soluciones a los diferentes problemas y afecciones a la salud del paciente. Por ello, la especialización académica le brinda la posibilidad de complementar sus conocimientos en un campo puntual, manteniendo siempre sus bases éticas como pilar fundamental.

TECH Universidad Tecnológica se posiciona actualmente como la mayor universidad digital del mundo. Este título se ha logrado gracias a su constante proceso de ampliación y mejora a cada uno de sus programas ofertados. En el caso de su Facultad de Veterinaria, se encuentran posgrados tales como el Máster en Cardiología Veterinaria en Pequeños Animales y el Máster en Cirugía Mínimamente Invasiva en Pequeños Animales. Sin embargo, para aquellos profesionales que buscan dominar conocimientos relacionados con otras especies, no cabe duda que un excelente inicio será el Máster en Medicina y Cirugía de Aves.

Tags: Aves

Artículos relacionados

1 /

Compartir