Miembro pelviano equino
El miembro pelviano equino hace parte de la anatomía básica del caballo, en muchas ocasiones sufre de lesiones y es por ello que resulta de gran importancia.
facultad de veterinaria · rehabilitación animal
mié. 19 de may. 2021
0

Mientras que el miembro anterior se ocupa, principalmente, del soporte, el miembro posterior es el encargado de la propulsión: impulsar el cuerpo hacia adelante, a menudo, a gran velocidad. El caballo transfiere el centro de gravedad hacia el tercio posterior, el cual se caracteriza por ser altamente muscular. Esta musculatura se origina en la pelvis del caballo, extendiéndose distalmente desde el sacro y vértebras coccígeas hacia la babilla. Proximalmente, el miembro pelviano equino es diferente anatómicamente al miembro anterior, sin embargo, ambas extremidades son similares desde la región metacarpiana o metatarsiana en dirección distal.

Anatomía funcional

La cintura pélvica consta de las vértebras sacras fusionadas, dos huesos pélvicos y las primeras tres vértebras coccígeas. Cada hueso pélvico (coxal) se compone de tres huesos fusionados: el íleon, el pubis y el isquion, los cuales forman el acetábulo, en donde se ensambla la cabeza del fémur, formando la articulación de la cadera. Es una articulación profunda en el tercio posterior del caballo y con un amplio rango de movimiento.

La articulación de la cadera actúa protegiendo los órganos internos, sirve de soporte de unión muscular y resulta ser un eficaz transmisor de la energía hacia la región toracolumbar. Los grupos musculares del miembro pelviano se pueden dividir en tres: músculos pélvicos, agrupados alrededor del hueso coxal; músculos del muslo, agrupados alrededor del fémur, y músculos de la pierna, localizados sobre diferentes aspectos de la tibia.

Estos músculos se encargan de la movilización de los segmentos óseos asociados. Los músculos pélvicos se insertan en diferentes puntos del fémur y movilizan la articulación coxofemoral (cadera). Se dividen funcionalmente en extensores y flexores de la cadera:

Músculos glúteos

Constituyen la mayor parte de la masa muscular del tercio posterior. Surgen del eje del ilion y se insertan en el fémur. Actúan como fuertes extensores de la cadera. El más potente es el músculo glúteo medio, el cual se origina en la región lumbar, cubre el músculo espinal erector y se inserta en el trocánter mayor del fémur. Se trata del músculo más eficaz en la extensión de la cadera y abductor del miembro posterior, siendo el músculo que más contribuye a la propulsión e impulso del tercio posterior.

Músculo iliopsoas

Aunque este músculo se ubica en la región sublumbar, su localización frente a la pelvis hace que sea requerida su mención en este grupo. Se origina en el aspecto ventral de las vértebras lumbares (y últimas vértebras torácicas) e íleon y se inserta en el trocánter menor en la cara medial del fémur. Es flexor, no solo de las articulaciones intervertebrales lumbar y lumbosacra, sino que es el flexor más eficaz de la cadera; además, es el mayor protractor del miembro pelviano.

El mecanismo de movimiento

En la región de la babilla se encuentran varias articulaciones. La articulación femoropatelar es la articulación entre la patela y las trócelas del fémur. La patela tiene tres ligamentos que refuerzan la cápsula articular medial y lateralmente:

  • El ligamento medial se origina en el borde medial y en la base de la patela a través del fibrocartílago patelar. Se inserta en el surco del aspecto craneal de la tuberosidad tibial.
  • El ligamento intermedio se origina en la parte craneal de la patela, proximal al ápex, y se inserta en la parte distal del surco de la tuberosidad tibial.
  • El ligamento lateral se extiende desde el aspecto lateral de la patela hasta la parte lateral de la cresta tibial.

La cresta troclear medial del fémur es más grande y redondeada que la lateral, adicionalmente, articula con la parte medial de la patela. La cápsula articular tiene una gran bolsa suprapatelar que se inserta abaxialmente en la cresta troclear formando los recesos medial y lateral. La articulación femorotibial está formada por las articulaciones femorotibiales medial y lateral, que se encuentran separadas entre sí.

Los meniscos fibrocartilaginosos medial y lateral se ubican entre los respectivos cóndilos femoral y tibial, formando una articulación congruente. Ambos se unen cranealmente a las eminencias intercondilares de la tibia mediante los ligamentos craneales. El ligamento craneal medial se extiende por el aspecto craneal de la eminencia intercondilar medial hasta su inserción en la tibia.

Mecanismo medial

El menisco medial se une también caudalmente a la eminencia intercondilar medial por el ligamento caudal. El menisco lateral se une caudalmente a la tibia y a través del ligamento menisco femoral en el surco intercondilar del fémur. Durante la flexión, los meniscos se deslizan caudalmente y durante la extensión, cranealmente. El ligamento cruzado craneal se une a la tibia craneal, a la eminencia intercondilar medial y al surco lateral femoral.

El ligamento cruzado caudal se origina en la tibia y corre proximalmente, medial al ligamento cruzado craneal, para insertarse cranealmente en el surco intercondilar del fémur. Durante la extensión femorotibial, el ligamento cruzado craneal mantiene tensión. Los ligamentos colaterales se originan proximalmente en los epicóndilos del fémur. El ligamento medial se inserta distalmente en el cóndilo medial tibial y tiene una unión al menisco medial.

El ligamento lateral pasa sobre el tendón poplíteo y se inserta distalmente en la cabeza del peroné. El tendón poplíteo se origina cercano al ligamento colateral lateral en el fémur y cursa distal y caudalmente junto al cóndilo del fémur hasta el aspecto caudal proximal de la tibia.

Los músculos femorales se localizan alrededor del fémur y se dividen en tres grupos de acuerdo con su localización: craneales o anteriores, caudales o posteriores y mediales:

Músculo cuádriceps femoral

Se encuentra localizado craneal al fémur, se origina en el pubis y fémur y se inserta en la patela. Está formado por cuarto vientres musculares: recto femoral, vasto femoral, vasto medial y vasto intermedio. Este músculo flexiona la cadera y extiende y estabiliza la babilla. El vientre muscular recto femoral, específicamente, flexiona la cadera y el vasto medial se activa durante la fase de apoyo del miembro para aportar estabilidad a la babilla. Cuando este grupo muscular se sobrecarga es frecuente encontrar tropiezos: inestabilidad durante el apoyo, problemas para mantener el galope a la mano correcta, una pobre impulsión del tercio posterior con reducción de la longitud del paso y dificultad para mantener la sobrehuella con el miembro torácico.

Músculo tensor de la fascia lata

Se localiza, igualmente, craneal al fémur, entre el íleon y la patela. Es un elemento flexor de la cadera.

Músculo bíceps femoral

Es caudal al fémur y se extiende desde el sacro hasta las vértebras coccígeas, insertándose en el fémur y la babilla. Se une al músculo glúteo femoral. Su función es la extensión de la cadera y la babilla y la abducción del miembro posterior.

Músculo semitendinoso

Es caudal al fémur y se extiende junto al bíceps femoral. Este músculo se origina en la pelvis y se inserta en la tibia; adicionalmente, su función es la extensión de la cadera y tarso y flexión de la babilla. Forma parte del grupo isquiotibial, el cual es importante en la locomoción. Durante la fase de apoyo de la extremidad pelviana extiende la cadera, la babilla y el tarso; sin carga de peso retrae y aduce la extremidad.

Músculo semimembranoso

Es un músculo caudal al fémur que se extiende desde la pelvis al fémur y la babilla. Cuando el miembro soporta peso, es extensor de la cadera y la babilla, si no soporta peso, aduce y rota el miembro.

Músculo aductor y músculo gracilis

Son mediales al fémur y se extienden desde la sínfisis púbica y el isquion hasta el aspecto distal del fémur y proximal de la tibia, incluyendo la fascia crural. Su contracción resulta en la tracción del miembro hacia la línea media y, por tanto, aducción de la extremidad. El músculo gracilis, además, extiende la articulación de la babilla. Durante el movimiento normal, este grupo trabaja conjuntamente con la musculatura lateral del miembro para contribuir en su estabilización, mantener el equilibrio y el apoyo de la extremidad pelviana en la misma pista que el miembro torácico.

La especialización profesional

En TECH Universidad Tecnológica se oferta un amplio portafolio educativo enfocado en el éxito laboral y profesional del alumnado. Por esta razón su Facultad de Veterinaria ofrece la posibilidad de inscribirse a programas tales como la Maestría en Seguridad Alimentaria Veterinaria y la Maestría en Traumatología y Cirugía Ortopédica Veterinaria. Sin embargo, para aquellos profesionales enfocados en el área equina, sus lesiones y posterior recuperación, la mejor opción será la Maestría en Rehabilitación Equina.

Artículos relacionados

1 /

Compartir