Definición de Acuicultura
La acuicultura es la práctica que se centra en la crianza de forma controlada de peces, moluscos y algas.
facultad de veterinaria · producción animal
vie. 22 de ene. 2021
0

Para entrar en materia y conocer la definición de acuicultura a fondo, es necesario contextualizar el espacio en el que se desarrolla esta área. La acuicultura es una actividad que se fundamenta en la cría de organismos acuáticos, tanto animales como vegetales. Su finalidad es la de producir y comercializar las especies que tengan alguna utilidad para el hombre. Para optimizar la producción se hace necesaria la intervención del profesional en veterinaria, realizando actividades como, concentrar poblaciones, alimentar, o proteger los cultivos de los depredadores.

La acuicultura engloba muchas variantes, hay distintos tipos en función del lugar donde se lleve a cabo o de la especie a cultivar, así como del sistema de producción que se lleve a cabo. En la actualidad la acuicultura se encuentra ampliamente extendida por todo el mundo, es una práctica que cada vez está adquiriendo más relevancia, debido a que el aumento de la población mundial supone también una necesidad de producción mayor de alimento.

La acuicultura además es considerada como una vía para reforzar la seguridad alimentaria, (puesto que los cultivos son ampliamente controlados), sobre todo en las poblaciones locales, también es una actividad económica muy importante ya que genera bastantes ingresos al tiempo que es una fuente de empleo.

Historia de la acuicultura

Aunque parezca un hecho relativamente reciente, la cría de especies acuáticas, es una práctica que ha existido desde la antigüedad, al igual que la ganadería o la agricultura. Su origen surgió de la necesidad de criar y mantener vivos los peces recogidos en su hábitat natural, que luego servían de alimento o de producto de intercambio.

Existen indicios que consiguen situar el inicio de esta práctica entre el 2000 y el 1000AC y se pueden conocer gracias a la aparición de restos arqueológicos. Es conocido que en la antigua China se realizaba la producción de carpas en estanques y de ostras en el mar, por lo tanto, ya se manejaban conocimientos de acuicultura continental y marina.

Fue en China por el año 473 AC cuando Fan Lai publicó la primera monografía conocida, acerca de la cría de peces. Posteriormente en el año 460 AC también en China se documentó por primera vez la técnica para el cultivo de moluscos.

Más tarde, en el antiguo Egipto, se conoce que se realizaba cultivo de algunas especies en lagos construidos por ellos (inicio de las piscifactorías). Este tipo de prácticas se fue extendiendo y se hizo necesario legislar la protección de estos cultivos para castigar su robo. Una de las especies que más cultivaba esta civilización fue la tilapia.

Trascendencia en la humanidad

En Europa, es Aristóteles quien primero hace referencia a prácticas acuícolas, en escritos suyos, se hace alusión a las distintas calidades de las Ostras, hecho que manifiesta un interés muy próximo a esta práctica que el que se puede observar en la acuicultura moderna. Las civilizaciones griega y romana desarrollaron técnicas para el cultivo de Ostras en aguas marítimas.

Se cree, que fue en Roma, por el año 65 AC que apareció el primer tanque para el cultivo de peces. Más tarde, ya en los primeros siglos de nuestra civilización, se idearon los primeros prototipos de instalaciones para el cultivo de peces en agua salada. Actualmente se conservan restos de estas construcciones en las costas de Chipre.

Existen varios tratados de escritores griegos y romanos sobre prácticas acuícolas, lo cual hace ver un gran avance de la acuicultura en esta época. Así pues, por ejemplo, Columela, relata cómo las clases más adineradas, repoblaban los estanques artificiales con alevines de dorada y lubina, ambas especies capaces de adaptarse a la cría vigilada.

En función de la especie que se fuera a cultivar, en esta época ya se hacían diferenciaciones en la dieta que se les aportaba a los distintos cultivos, así pues, se les podía alimentar, con pan, manzana, higos secos o incluso con pequeños peces. Para esta época se desarrollaban técnicas de alimentación e, incluso, de tratamiento de enfermedades.

En aquella época las especies más cultivadas eran los lucios, las lampreas, los mújoles, las morenas, las lubinas y las doradas. También se tiene constancia de la cría de moluscos, Apicio en una de sus obras, hace referencia a un método para el engorde, conservación y transporte de ostras.

Acuicultura en la edad media

En esta época también se sitúa el origen de la acuicultura en la Península Ibérica. La acuicultura en la edad media está marcada por la cría de especies de agua dulce como las truchas o las carpas. Esta práctica se realizaba fundamentalmente en los estanques de abadías, castillos y monasterios.

Existen documentos de esta época que explican cómo utilizar las fuentes de agua en estos emplazamientos para poder utilizarlos en la cría de peces. En el siglo XIV se inician los primeros intentos de cría natural de algunas especies, como la Trucha.

En la Edad Media, otra de las prácticas que se encontraban bien establecidas era la piscicultura de las zonas salobres, concretamente en el siglo XV. Esta actividad se desarrolló enormemente sobre todo alrededor del Mediterráneo y también en el sureste asiático. Para el siglo XVII se continuó el interés en esta actividad gracias a la activación de la producción de las marismas locales por asentamientos holandeses en zonas de la costa atlántica francesa. En este siglo, en Japón se inicia el cultivo de Algas marinas.

Más tarde durante el siglo XVIII se consigue la reproducción artificial de la Trucha, y en el siglo XIX aparecen los primeros cultivos integrales. En esta época se desarrolla bastante en Europa la piscicultura.

Paso a la modernidad

Es en 1852 cuando se funda en Francia la primera piscifactoría con fines de repoblación, así como las primeras piscinas industriales para cultivar especies marinas. Diez años más tarde se abre el primer laboratorio de investigación marina en Europa, también en Francia. También durante el siglo XIX se desarrolla el cultivo de Crustáceos, fundamentalmente del Bogavante.

Posteriormente, a mitad del siglo XX, se observa el inicio de una leve evolución de esta actividad que va encaminada a una producción a mayor escala. Este crecimiento se encuentra ligado a la aparición de nuevas técnicas de cultivo, sobre todo de pequeños organismos como Rotíferos y Microalgas.

Tipos de acuicultura según el organismo a cultivar

La acuicultura puede clasificarse según varios criterios, uno de los más empleados es el que hace referencia a la especie que se cultiva, según dicha especie, se designa un nombre distinto a la actividad. Así pues, por ejemplo, se puede hablar de:

  • Conquicultura o conchicultura: cultivo de cualquier Molusco Bivalvo, más concretamente se pueden denominar:
    • Cultivo de almejas: Metilicultura o venericultura
    • Ostras: Ostricultura
    • Cultivo de mejillones: Mitilicultura
  • Carpicultura o cipricultura: es el cultivo de la Carpa, pez perteneciente a la familia de los Ciprínidos, se trata de unos peces teleósteos fisóstomos, casi todos de agua dulce, aunque algunas especies pueden encontrarse en estuarios. Su nombre viene de la palabra griega kyprinos, que significa ‘pez dorado’.
  • Salmonicultura: cultivo de Truchas y Salmones en aguas dulce. Al cultivo de truchas también se le denomina como Truticultura.
  • Maricultura: uso del agua del mar para el cultivo de distintas especies.
  • Piscicultura: la más común y consiste en la cría de peces en agua dulce o de mar para la alimentación.
  • Camaronicultura: cultivo de Camarones en costas.
  • Alguicultura: cultivo de distintas especies de algas, como el Fitoplancton, las Microfitas.
  • Astacicultura: cultivo de los Cangrejos de río.

¿Cómo puede servir la acuicultura al profesional?

Diferentes mercados surgen hoy en día. A pesar de que la acuicultura tenga una extensa historia a través de la historia de la humanidad, se ha fortalecido en los últimos años. Esto se debe a la constante demanda de alimentos marítimos, lo cual causa un descenso en la posibilidad de oferta de los mismos.

Para esto se han diseñado diferentes prácticas y técnicas con el fin de reforzar este arte. TECH Universidad Tecnológica promueve el uso de las prácticas modernas, es por esta razón que ha diseñado su Facultad de Veterinaria en donde es posible hallar especializaciones de alta calidad tales como la Maestría en Gestión y Dirección de Centros Veterinarios y la Maestría en Ensayos Clínicos Veterinarios.

La Maestría en Acuicultura fue especialmente creada por TECH Universidad Tecnológica, con el fin de lograr el abastecimiento posible en estos mercados de la mano de profesionales veterinarios. A través de 10 módulos el profesional dominará esta práctica en menos de un año.

Artículos relacionados

1 /

Compartir