Casco y herrado del caballo
El casco y herrado del caballo hacen parte de los proceso de protección ay bienestar del equino en el proceso de uso de los mismos como medio de transporte.
facultad de veterinaria · rehabilitación animal
mié. 29 de sep. 2021
0

La preparación adecuada del casco y herrado del caballo son fundamentales para optimizar el rendimiento de cualquier caballo de deporte. Históricamente, el recorte y el herrado inapropiados del casco se han considerado como la causa principal de claudicación originaria del tercio distal del dígito, debido a su elevada prevalencia. Es evidente que la relación general entre el herrado y la capacidad de la extremidad (y, por lo tanto, el caballo) es fundamental; esto para absorber la carga biomecánica y funcionar de manera eficiente y segura.

El equilibrio adecuado de los cascos requiere de una apreciación de la conformación y de la actividad atlética del caballo. El equilibrio adecuado del casco se define como la manipulación de este. El mismo mejora el rendimiento e interfiere mínimamente con la capacidad atlética a largo plazo. Los elementos importantes de la preparación del casco incluyen:

  1. Ángulo del casco
  2. Longitud del casco
  3. Orientación medio-lateral del casco
  4. Espesor de la suela, ranilla y barras
  5. Contorno de pared y superficie de la suela

Las herraduras aportan un componente importante al equilibrio del casco, añaden longitud y peso al dígito. Además de alterar el área de contacto de la suela, las características de fricción de las herraduras y su posición relativa al eje de la extremidad son muy importantes. Aunque la razón original para aplicar herraduras a los caballos siempre ha sido proteger el casco frente al desgaste excesivo, a lo largo de los años se han desarrollado innumerables tipos de herraduras y técnicas de herrado. Lo anterior no solo como una ayuda terapéutica para tratar las claudicaciones, sino también para mejorar la funcionalidad del paciente.

Recorte y reequilibrio del casco

Tanto la conformación como el equilibrio se mencionan con frecuencia en referencia a la forma y el tamaño de la extremidad distal. Además de las relaciones espaciales entre sus diferentes elementos. La conformación describe la forma, el tamaño y las relaciones estáticas generales de la extremidad distal. El equilibrio abarca tanto la forma como la función del dígito en relación con el suelo; así como las estructuras esqueléticas de la extremidad tanto en reposo como en ejercicio. Se han descrito varias técnicas para evaluar el equilibrio del casco.

El equilibrio geométrico se define como la búsqueda de la simetría alrededor de un plano solar sagital. Mismo que ocupa una posición concreta en relación con el resto del casco. El equilibrio dinámico se define como la conformación que permite que el pie entre en contacto con el suelo en un patrón determinando. Algunas técnicas, como el punto de Duckett y el recorte de equilibrio natural evalúan el equilibrio en relación con un punto de referencia o una fórmula.

Independientemente de la técnica utilizada para lograr la forma deseada, se acepta ampliamente que la conformación y el equilibrio del casco y la interacción con el movimiento, el recorte, el herrado y las superficies del suelo sean factores importantes en la salud y el rendimiento de las extremidades distales del caballo. El casco ideal presenta una pared dorsal o muralla paralela a la superficie dorsal de P3; la suela debe tener un grosor acorde al tamaño y peso del caballo (de manera óptima debe poseer un grosor mayor a 15 mm); el centro de rotación de DIPJ se encuentra ligeramente palmar al centro de apoyo, y el ángulo solar debe estar situado alrededor de los 6º.

Herrado

El objetivo principal del herrado es proteger la pared del casco del excesivo desgaste inherente a la actividad física. Además, el herrado mejora el equilibrio estático y dinámico del estuche córneo, aporta ayuda en el agarre y sujeción del casco al suelo. Adicionalmente este puede modificar el despegue durante la fase de propulsión, así como las interferencias entre las extremidades durante el movimiento. Sin embargo, la herradura y los clavos utilizados para su fijación sobre la pared del casco contribuyen al aumento de la magnitud de la frecuencia de impacto y de las vibraciones sobre el tercio distal del dígito.

Por lo tanto, resulta una herramienta de vital importancia en la salud y mantenimiento de cualquier caballo dedicado al deporte. Sin embargo, se deben conocer sus variantes y las modificaciones que pueden inducir en el patrón locomotor del caballo. Existen, en la actualidad, muchas técnicas de herrado, pero sus efectos sobre la biomecánica del casco y del dígito, en general, no siempre son bien comprendidos.

Las estrategias que pueden conseguirse al implantar una herradura en el casco de un caballo buscan mejorar su funcionalidad a través del desplazamiento del centro de presiones, la absorción del impacto, facilitar el movimiento a través de DIPJ, modificar la distribución de fuerzas y variar el patrón de desplazamiento durante la fase de suspensión o vuelo.

Para ello, se describen diversos métodos que permiten obtener uno o varios de estos objetivos. No obstante, se debe señalar que un mismo tipo de herrado o de herradura no es válido para todos los caballos y que cada paciente tiene unas necesidades únicas que deben ser valoradas de manera individual. Las técnicas de herrado correctivo intentan descargar un sitio específico o acortar la duración del sitio que está soportando peso.

Potencia y fuerza en el caballo

El patrón normal durante el apoyo inicial del casco con el suelo, tanto al paso como al trote, consiste en un impacto primero del talón o cuartas partes laterales o de ambos talones de manera simultánea. El apoyo inicial de la lumbre o del aspecto medial del casco no se consideran normales, al igual que un excesivo apoyo lateral inicial. Existen estrategias para reducir las fuerzas de impacto del casco con el suelo y la atenuación de la vibración de las estructuras internas del estuche córneo hasta en un 75%; por ejemplo, mediante el uso de almohadillas o pads especiales.

En comparación con el material convencional de acero, la reducción de impacto es mayor para las herraduras fabricadas con un material ligero hecho a base de un polímero o aleación de aluminio. Además, pueden realizarse modificaciones en las herraduras tanto para aumentar como para disminuir la tracción del casco con el suelo. En el primer caso, los ramplones o vidias que se instauran en los callos de la herradura proveen de una mayor sujeción sobre el terreno duro, como el asfalto, o en pistas de trabajo con una superficie muy resbaladiza, como la hierba.

Sin embargo, estos elementos proveen de mucha tracción al casco, aumentando las fuerzas horizontales de impacto con el suelo. En otras ocasiones, el uso de herraduras anchas y totalmente planas puede, por el contrario, disminuir la tracción ejercida por el casco durante el impacto con el suelo, generando una falta de agarre que puede desencadenar un excesivo deslizamiento sobre la superficie y predisponer a lesiones músculo-esqueléticas. Las herraduras comúnmente conocidas como “de huevo”, o egg-bar shoes, son probablemente la técnica más común para aumentar la zona de contacto con el suelo, en un intento de lograr una distribución de peso más correcta.

El cuidado y manutención del caballo

El dueño y poseedor de un caballo debe tener en cuenta que es un animal que requiere de constante atención y cuidado. Además, su adaptación cuando el caballo llega a vida adulta resulta un proceso complejo, y deberán realizarse revisiones periódicas del mismo. Por esta razón es importante que exista un profesional de confianza que sea quien se encargue de este procedimiento cada vez que se requiera.

TECH Universidad Tecnológica se ha posicionado actualmente como la mayor universidad virtual del mundo. Esto se debe a que esta institución ha centrado gran parte de sus recursos en la creación y diseño de programas educativos de alta calidad educativa. En el caso de su Facultad de Veterinaria se pueden encontrar posgrados tales como el Máster en Gestión de la Ganadería Extensiva y el Máster en Seguridad Alimentaria Veterinaria. Por otra parte, para aquellos veterinarios que buscan complementar sus conocimientos en el campo de los equinos, uno de los programas más recomendados es sin duda alguna el Máster en Rehabilitación Equina.

Artículos relacionados

1 /

Compartir