Calidad del agua
La calidad del agua es uno de los factores más relevantes en el momento de iniciar la crianza de un animal como la abeja.
facultad de veterinaria · producción animal
lun. 28 de jun. 2021
0

Cuando se habla de calidad del agua siempre se ha hecho basándose fundamentalmente en sus características biológicas, físicas o químicas. Hoy en día, este concepto se encuentra ligado, además, a otro tipo de aspectos, como pueden ser los ecosistémicos o los hidromorfológicos. La finalidad que vaya a tener el agua mide los criterios que determinan la calidad de esta, es decir, no se mide en términos absolutos, así pues, no tendrá los mismos criterios el agua que sea destinada para su consumo directo, que aquella que será usada para riego, o la que se utilice para acuicultura.

La pérdida de la calidad del agua se relaciona con un cambio en su composición natural, los factores que pueden hacer que el agua se aleje de su estado natural pueden ser de índole variada, así pues, puede alterarse por causas naturales o artificiales. Se dice, por tanto, que el agua está contaminada cuando su composición natural se encuentra alterada, tanto directa como indirectamente por intervención del ser humano.

Un cuerpo de agua contaminado ve limitados sus usos en función del grado y tipo de contaminación que presente. En acuicultura, ya que el agua es el medio donde se desarrolla toda la actividad productiva, es esencial tener el control de su calidad, para poder asegurar la correcta evolución de los cultivos.

El agua en acuicultura

Para los seres vivos, el agua constituye un elemento esencial, ya que puede suponer entre el 50 % y el 90 % de la composición de su cuerpo. Se trata de un componente fundamental para el desarrollo de la vida. En el planeta es el componente más abundante, cubre las tres cuartas partes de la superficie terrestre. Para los organismos acuáticos, aparte de ser su medio vital, constituye una parte fundamental de la composición de su organismo. La tierra posee gran parte de su superficie cubierta por agua, que se encuentra repartida en lo que se conoce como aguas dulces, aguas salobres y aguas saladas.

Esta clasificación se realiza en función de su composición. En la actividad acuícola, puesto que el agua es el medio donde se desarrolla todo el proceso, es muy importante poder monitorizar la calidad de esta, para así asegurar el correcto desarrollo del cultivo. La calidad del agua en la actividad acuícola es de gran importancia. Para conseguir el mejor rendimiento de un cultivo es necesario monitorizar la calidad del agua que lo alberga.

Por tanto, al igual que en agricultura, se debe conocer las cualidades y particularidades del suelo, porque es el medio donde se desarrolla el cultivo; en acuicultura es necesario hacer lo mismo, con el agua y estudiar muy bien sus características. La calidad del agua en acuicultura, por tanto, desempeña un papel fundamental. Para medir la calidad del agua se evalúan una serie de parámetros.

El correcto desarrollo de los organismos cultivados depende de tener en un cierto margen de tolerancia en los niveles de estos. De igual manera, los valores adecuados de cada uno de ellos, como la cantidad de oxígeno disuelta, el pH, o la temperatura, dependen del organismo que se vaya a cultivar.

Propiedades del agua

Como se ha mencionado anteriormente, es de suma importancia conocer todas las particularidades del suelo antes de realizar un proyecto agrícola. Este estudio no solo incluye determinar la composición de este, también se deben conocer las propiedades de su medio de trabajo, para de ese modo entender los procesos que se llevan a cabo y así sacar el mayor provecho de su cultivo. En acuicultura ocurre una situación similar, pero el medio que se debe estudiar es el acuático. Es necesario conocer todas las particularidades de este fascinante elemento, pues es esencial para el desarrollo de la vida y así entender los procesos que en ella se realizan.

Propiedades físicas del agua

En la naturaleza el agua se encuentra en tres estados: líquido, sólido y gaseoso. Existen procesos que hacen que pase de un estado a otro, para la acuicultura es necesario que se encuentre en estado líquido; por otro lado, el cambio de estado que más afecta (en todos los tipos de cultivos) es la evaporación. Estos procesos están determinados por varios parámetros. Así, por ejemplo, la evaporación es mucho más intensa si se encuentra en un ambiente seco y cálido que en uno cálido y húmedo.

En un ambiente seco la evaporación puede ocasionar una disminución de la columna de agua de 1 a 3 cm al día. En aquellos proyectos acuícolas cubiertos, en los cuales no se dispone de mecanismos que regulen la traspiración, la evaporación es mucho mayor. El agua, además, posee una serie de propiedades físicas que son diferentes a las de otros fluidos.

Dentro de ellas las más importantes son el calor específico y los flujos causados por las diferencias de temperatura-densidad. El calor específico se define como la cantidad de energía necesaria para subir un grado un kilogramo de una sustancia. El agua posee un calor específico elevado, si se compara con el valor que pueden tener otros líquidos.

Esto hace que su temperatura se mantenga muy estable, puesto que tanto su enfriamiento como su calentamiento son procesos lentos. Así pues, resulta tener una temperatura más estable que la del aire. Otro parámetro que hay que conocer es el peso específico, o densidad del agua, esta se define como la relación que existe entre la masa de una sustancia y su volumen. La densidad del agua es, aproximadamente, unas 775 veces superior a la del aire. Esto hace que los animales acuáticos no inviertan grandes cantidades de energía en soportar su peso corporal.

El clima y el agua

De igual modo, en zonas con temperaturas cálidas como las tropicales, se aprecia considerablemente la disminución de la densidad, hecho que favorece a la piscicultura. La flotación de los seres vivos en el agua está favorecida también por la viscosidad que se genera de la fricción de las moléculas que la componen. Estos seres vivos que viven en suspensión dentro del agua forman lo que se conoce como plancton.

Por otro lado, la temperatura de ebullición del agua se alcanza a las 100º C, debido al gran número de puentes de hidrógeno formados entre sus moléculas, por esto mismo, la temperatura de congelación también es mayor que en otros fluidos, (0º C), por lo que desde los 0º C hasta los 100º C se encuentra en estado líquido. Se trata de un rango muy amplio, que alberga la posibilidad de ser habitada por diferentes seres vivos, tanto organismos termófilos, que viven a 70 – 80º C, como a los psicrófilos que pueden vivir con temperaturas cercanas a los 0º C.

Biológicamente hablando resultan fundamentales dos factores como son la luz y el calor que se propagan por el cuerpo de agua. El agua se calienta al absorber los rayos que recibe del sol y se enfría por los procesos de evaporación y radiación que se producen en su superficie al estar en contacto con el aire. Por esta razón las variaciones de temperatura que se aprecian entre el día y la noche en esta zona son más acusadas.

En los cuerpos de agua se observa cómo la temperatura se encuentra estratificada, en ellos se aprecia cómo las temperaturas más frías se encuentran en el fondo. Esta condición permite que en cuerpos de agua con poca profundidad puedan vivir determinados peces y seres vivos.

La acuicultura aplicada

Conocer diversos aspectos de la producción animal enfocada en una especie específica permite al profesional tener asegurado el éxito en un criadero. No siempre es sencillo realizar un cultivo animal, y por ello se debe conocer a fondo el contexto en el que se desarrolle esta labor. TECH Universidad Tecnológica, conoce que el profesional tiene una constante necesidad de conocimiento. Por ello ha diseñado un amplio portafolio educativo enfocado en la excelencia.

Dentro de este portafolio se encuentra su Facultad de Veterinaria, donde pueden hallarse programas tales como la Maestría en Rehabilitación Equina y la Maestría en Gestión de la Ganadería Extensiva. Por otra parte, para aquel profesional interesado en temáticas como la revisada en el presente artículo, su mejor elección será la Maestría en Acuicultura.

Artículos relacionados

1 /

Compartir