Los tres cerebros del ser humano
Dentro del cerebro humano, se pueden distinguir tres tipos de cerebros o estructuras claramente diferenciadas por la evolución y el nivel funcional.
facultad de psicología · mindfulness
jue. 25 de mar. 2021
0

El universo del cerebro, su formación y su funcionamiento hacen parte de un mundo apasionante. Todos los datos brindados a continuación están apoyados por las aportaciones ofrecidas por la neurociencia y por las investigaciones más actuales de los especialistas en psicología, por lo que este es el primer paso hacia el conocimiento de lo que es el ser humano, la composición de los tres cerebros que posee y de lo que es uno como persona.

Dentro del cerebro del ser humano, se pueden distinguir tres tipos de cerebros. Más bien tres grupos de estructuras claramente diferenciadas tanto evolutivamente como a nivel funcional.

El cerebro reptiliano

El cerebro reptiliano o tronco cerebral es el primero de los tres en aparecer, el más primitivo en la filogenia del cerebro. Se desarrolla hace más de 500 millones de años y es bastante parecido al de los reptiles en la actualidad.

Es un cerebro reactivo, de acción, encargado de controlar los músculos y el equilibrio. Regula las funciones vegetativas o inconscientes como el latido del corazón, la digestión o la respiración. Su funcionamiento es instintivo o automático, por lo que es el más básico de todos. Es el responsable de los cambios fisiológicos producidos en el cuerpo, necesarios para la supervivencia.

Las estructuras que lo componen son:

  • El cerebelo: es el lugar en el que se integran las vías sensitivas y las vías motoras. Vías que conectan con otras estructuras cerebrales y con la médula espinal. De ahí la importancia de esta parte del cerebro para el movimiento, la coordinación y el equilibrio.
  • El Bulbo raquídeo: se encuentra en la parte inferior del tronco encefálico y se encarga de regular la tensión arterial, el ritmo cardíaco y la respiración.
  • El puente tronco-encefálico o protuberancia anular: esta estructura conecta la Médula Espinal y el Bulbo Raquídeo con estructuras superiores del cerebro.
  • Médula espinal: es la encargada de la comunicación, a través de numerosas vías nerviosas, de la información sensorial del cuerpo al cerebro y de mandar las órdenes motoras desde el córtex al sistema músculo-esquelético.

El cerebro mamífero

El segundo en aparecer en la evolución del ser humano es el llamado cerebro del mamífero, formado por el sistema límbico. Este grupo de estructuras ya se encuentran, aunque de una forma más incipiente, en las aves, y se desarrolla totalmente en los mamíferos. Se encuentra colocado debajo del neocórtex y detrás de la nariz.

Aunque sigue siendo un cerebro inconsciente, su funcionamiento ya es mucho más complejo. Es un cerebro que aprende, que “se emociona” y gracias al cual se es capaz de lograr una vinculación con otros semejantes. Así logra tener una conexión y un efecto directo en el neocórtex.

Las estructuras que lo forman son:

  • El tálamo: es la estructura de mayor tamaño dentro del sistema límbico. Es el encargado de la retransmisión de información. Escribe, integra y envía dicha información del cuerpo y del tronco encefálico a otras estructuras superiores.
  • El hipotálamo: se encuentra localizado junto a la glándula pituitaria o hipófisis, justo debajo del tálamo y a ambos lados del tercer ventrículo. Va a ser el encargado de mantener la homeostasis del organismo, ajustando las condiciones fisiológicas del cuerpo para poder adaptarse lo mejor posible a su medio. Tiene un papel fundamental en la coordinación del sistema endocrino, el sistema nervioso autónomo y el somático. Es responsable de la regulación del hambre, sed, respuesta al dolor, niveles de placer, satisfacción sexual, ira y comportamiento agresivo. También regula el funcionamiento de los sistemas nerviosos simpático y parasimpático, lo cual significa que regula cosas como el pulso, la presión sanguínea, la respiración y la activación fisiológica en respuesta a circunstancias emocionales.
  • El hipocampo: su principal función es la de consolidar la memoria a largo plazo y los aprendizajes.
  • Los ganglios basales: a través del putamen y el núcleo caudado, se encarga del control de los movimientos que ya se han automatizado gracias a su repetición, así como de la automatización de algunos pensamientos. Esto va a permitir mantener la atención en otras cosas más novedosas o que necesitan un esfuerzo cognitivo mayor.
  • La amígdala: su misión fundamental es generar miedo, ya que gracias a ella se va a aprender a identificar qué situaciones son peligrosas.

El cerebro humano

El neocórtex encuentra su máximo nivel de evolución en los seres humanos. Sin embargo, esta parte del cerebro también se ha desarrollado en otros mamíferos y en algunos cetáceos, aunque de una manera menos sofisticada. Esta complejidad va a variar de unas especies a otras dependiendo de su nivel evolutivo y va a determinar el desarrollo social. El aumento en el nivel de desarrollo del neocórtex se va a manifestar en una organización social más compleja y elaborada.

Es el cerebro consciente. Permite planificar, anticipar al futuro, el que ha permitido desarrollar el lenguaje y la creatividad, el pensamiento crítico o el razonamiento. Está asociado también a la prudencia y el autocontrol. Asimismo, cada hemisferio está dividido en 4 lóbulos:

  1. Occipital: situado en la parte posterior del cerebro y encargado del procesamiento visual.
  2. Parietal: recibe e integra la información sensorial e interviene en el movimiento, la orientación, el cálculo y algunos tipos de reconocimiento.
  3. Temporal: permite tomar consciencia del sonido, comprender el lenguaje o reconocer caras, entre otras funciones.
  4. Frontal: localizados en la parte anterior del cerebro, han sido los últimos en aparecer en la evolución del hombre. Son los encargados de llevar a cabo las funciones ejecutivas más complejas relacionadas con la planificación, toma de decisiones, control de impulsos, solución de problemas, etc.

Un cerebro en equilibrio

Aunque la emoción ha sido un tema de interés en el ser humano desde hace miles de años y podemos encontrar referencia a los estados emocionales ya en los primeros filósofos, la psicología ha subestimado durante mucho tiempo la importancia de la emoción en el comportamiento humano.

Este comportamiento es causa de diferentes factores que pueden ser estudiados por medio de la Psicología, la Neurociencia y la Medicina. La reunión en un mismo programa académico de calidad como la Maestría en Investigación en Psicología y la Maestría en Coaching Educativo para Psicólogos ahora es posible gracias a TECH Universidad Tecnológica.

La Maestría en Terapia del Bienestar Emocional es otro de los posgrados disponibles en la institución que, de manera profesional, instruye desde las bases a los estudiantes hasta convertirlos en profesionales capacitados.

Artículos relacionados

1 /

Compartir