Historia de la psicología
La psicología ha sido trascendental en la humanidad, a través de la historia se ha modificado y transformado para dar respuesta a las diferentes necesidades que se presentan al ser humano.
facultad de psicología · psicología clínica y de la salud
mié. 23 de dic. 2020
0

La Psicología Clínica y la Psicología de la Salud son dos disciplinas relativamente recientes, pero el interés por comprender y abordar los problemas psicológicos es mucho más antiguo. Durante siglos, el ser humano se ha interesado por las enfermedades y su tratamiento, pero dicho interés no ha sido enfocado del mismo modo a lo largo de las diferentes épocas de la historia. Por estas razones es importante que el profesional en estas áreas conozca algo de historia sobre la psicología, ya que esto permitirá un mayor énfasis en su labor y desempeño con bases argumentativas.

A continuación, se detallarán las contribuciones más importantes que se han hecho desde campos tan variados como la medicina, la filosofía o la religión, así como el contexto sociocultural desde el que se han realizado.

Las raíces de la psicología en la historia

Tribal

  • Predominaba el animismo; es decir, la creencia de que no solo los humanos tienen alma y voluntad, sino también los animales, las plantas e incluso los elementos. Esto implicaba que el alma podía abandonar el cuerpo después de la muerte y reencarnar en otros seres.
  • Las enfermedades recibían una explicación sobrenatural: habitualmente relacionada con posesiones de espíritus o fuerzas de la naturaleza, concepción que perduró hasta el Renacimiento.
  • Los primeros intentos de tratar las enfermedades se hacían mediante ceremonias rituales. Estas eran lideradas por un chamán o curandero. Eran ellos quienes se encargaban de expulsar el espíritu de la persona afectada o transferirlo a un animal. El chamán utilizaba diferentes procedimientos y la distinción entre problemas físicos y mentales no estaba claramente establecida

Cultura grecorromana

En la antigua Grecia se sientan las bases de la psicología clínica y de la salud con el surgimiento del pensamiento racional. Además de las tradiciones filosófica y médica (Castro Tejerina J, Lafuente Niño E, Loredo Narciandi J, Pizarroso López N; 2016). Las distintas escuelas filosóficas transmitían una forma de vida y una concepción ética y política del ser humano y del mundo. Sin embargo, a diferencia de la psicología, no pretendían alcanzar un conocimiento científico de la mente o el comportamiento. Algunas de sus aportaciones fueron:

  • Aristóteles: consideraba que la virtud residía en el punto medio entre dos extremos y que la palabra podía tener una función persuasiva.
  • Platón: planteaba que la palabra tiene efectos sobre el estado de ánimo, una idea fundamental en la psicoterapia y las técnicas cognitivas contemporáneas.
  • Estoicismo: la parte racional debe prevalecer sobre la pasional para poder alcanzar la felicidad y la sabiduría.

En ocasiones, también se enseñaban ejercicios de entrenamiento psicológico dirigidos a dominar estas pasiones. En cierta forma pueden considerarse antecedentes de las actuales técnicas de regulación emocional. Con relación al desarrollo de la medicina, destaca la aportación de la teoría humoral (Hipócrates). Esta planteaba que el cuerpo tenía cuatro sustancias básicas o humores (sangre, flema, bilis amarilla o bilis negra) cuyo exceso o defecto originaba las enfermedades conocidas. Estos mismos incluso determinaban cuatro tipos de temperamentos: sanguíneo, flemático, colérico y melancólico.

Psicología clínica e historia

Hipócrates pensaba que el cuerpo tenía todas las capacidades necesarias para curarse de forma natural. Por esta razón la terapia solo consistía en facilitar esa curación, principalmente mediante el reposo y la dieta. Así pues, se reestablecía el equilibrio entre los cuatro humores. La influencia de esta teoría se prolongó hasta el desarrollo de la medicina moderna en el siglo XIX. La misma finalmente resulto en uno de los primeros intentos de clasificación de la personalidad.

La Psicología Clínica es definida por la Asociación Americana de Psicología (American Psychological Association; 2019) como la especialidad psicológica en la historia que proporciona atención continua e integral a la salud mental y del comportamiento. Todo ello para individuos de absolutamente todas las edades y contextos culturales o socioeconómicos; además, también se dedica a la capacitación e investigación en este campo, dando una gran importancia a la práctica basada en la evidencia científica.

Sin embargo, pese al consenso que puede generar esta genérica definición de la psicología clínica, se pueden apreciar ciertas diferencias entre autores respecto al tipo de problemas específicos que son objeto de interés de esta disciplina.

De acuerdo con la propia APA, el objetivo es aplicar las técnicas y conocimientos de la psicología para atender problemas de salud mental y del comportamiento, desde problemas menores de adaptación hasta la psicopatología propiamente dicha; esto implica que cualquier comportamiento que genere malestar en el individuo o su entorno puede ser objeto de atención de la psicología clínica, no solamente aquellos que cumplan los criterios diagnósticos de un trastorno mental.

Antecedentes de la psicología clínica

Sin embargo, para autores como Buela-Casal y Carrobles (1996) la Psicología Clínica se encarga de la “evaluación y modificación de conducta para investigar, tratar y prevenir los trastornos psicopatológicos” por lo que, teniendo en cuenta esta definición, la Psicología Clínica se dedicaría especialmente a la atención psicológica de los trastornos mentales.

Este aparente leve desacuerdo es el origen de muchas de los debates sobre el marco legal actual de la psicología y sobre las funciones Psicólogo General Sanitario. Según la APA (American Psychological Association; 2019) los procedimientos de Psicología Clínica son:

  • Evaluación: entrevista diagnóstica, evaluación conductual, administración e interpretación de test psicológicos.
  • Intervención: servicios clínicos a individuos, familias y grupos, a nivel primario, secundario o terciario.
  • Coordinación con otros profesionales: tanto de la psicología como de otras disciplinas relacionadas con la salud.
  • Investigación: compromiso con la investigación y con la generación y revisión de conocimientos y métodos relacionados con la psicología clínica.

Es prácticamente aceptado por el mundo académico y profesional que la psicología clínica es una profesión sanitaria, tal y como lo recoge la legislación actual en España y muchos otros países. Sin embargo, aún se discute sobre si realmente solo lo debería ser la psicología clínica o también el resto de campos de la psicología aplicada; es decir, si la psicología no clínica podría ser también una ciencia de la salud o, por el contrario, sería una ciencia social, como se ha considerado tradicionalmente.

Los partidarios de la primera opción, como Buela-Casal en su artículo de opinión argumentan que las distintas ramas de la psicología parten de los mismos conocimientos básicos y que la capacitación que reciben los psicólogos, así como gran parte de su actuación profesional tiene como fin último la salud de los individuos

Profesionales de la psicología y su trascendencia a la modernidad

Actualmente las corrientes de la psicología, así como los diferentes métodos utilizados, han cambiado, y siguen actualizándose a través de la historia. Esto se refuerza a medida que aparecen diferentes enfermedades y problemas a tratar, es por ello que el profesional de las ramas de psicología debe también capacitarse constantemente en los diferentes cambios que van surgiendo.

Una de las universidades virtuales más completas en este ámbito es TECH Universidad Tecnológica. La misma diseñó rigurosamente su Facultad de Psicología, en donde es posible hallar especializaciones de alta calidad tales como el Máster en Pedagogía Terapéutica para Psicólogos y el Máster en Psicoterapia Cognitivo-Conductual.

Sin embargo, una especialización destaca por su cercanía con la temática vista en el artículo presente, se trata del Máster en Psicología General Sanitaria. En el mismo, el profesional se convertirá en un especialista en tan solo un año, acompañado siempre por expertos en materia.

Artículos relacionados

1 /

Compartir