Evaluación del estado mental en adicciones
La evaluación de los trastornos mentales y de los comportamientos presentes en el adicto puede ser realizada con instrumentos de carácter general.
facultad de psicología · adicciones
lun. 26 de abr. 2021
0

La evaluación de los trastornos mentales y del comportamiento que pueden estar presentes en el adicto, además de los trastornos relacionados con las sustancias, puede ser realizada con instrumentos de carácter general por especialistas. Con ellos se realiza una exploración de los trastornos mentales y del comportamiento.

Evaluación patología dual

La comorbilidad en las adicciones es algo esperable y habitual. Cada trastorno debe ser valorado y diagnosticado para poder establecer un tratamiento individualizado. Además, dicha evaluación debe iniciarse tan pronto como sea posible para que el retraso en la evaluación no repercuta negativamente en el tratamiento. A continuación se indicarán algunas sugerencias de instrumentos a utilizar por trastornos:

Esquizofrenia

Para realizar un diagnóstico dual en el caso de la esquizofrenia hay que atender a: la historia toxicológica (edad de inicio, patrón de consumo), relación temporal del consumo con la sintomatología psicótica, antecedentes familiares de consumo, factores de riesgo y protección y establecer el momento de cambio en que se encuentra el paciente.

La evaluación clínica debe incluir: exploración de la sintomatología (inicio y gravedad de los síntomas, ideación autolítica, deterioro cognitivo), antecedentes psiquiátricos familiares, factores estresantes que están relacionados con la aparición de síntomas psicóticos y tratamiento psicofarmacológico. Hay que evaluar la psicosis cronológicamente en relación al consumo para diferenciar si se trata de un trastorno psicótico primario o inducido por sustancias. Para poder establecer esa diferenciación se necesita un período de abstinencia de 4 semanas.

Además de las SCID, la CIDI y las PRISM, se podrá utilizar la MINI (International Neuropsychiatric Interview) que permite explorar los principales diagnósticos. Es breve y de fácil utilización. Para evaluar la psicopatología se puede también utilizar la PANSS.

Depresión

La comorbilidad de la depresión y los trastornos relacionados con sustancias (TRS) es frecuente, empeora el cuadro clínico, dificulta la respuesta al tratamiento y empeora el pronóstico. Los depresivos presentan una mayor vulnerabilidad a trastornos relacionados con sustancias y viceversa. La PRISM vuelve a ser un buen instrumento para diferenciar el origen primario o secundario de la depresión. En la depresión primaria, los síntomas depresivos aparecen durante una fase de consumo estable y persiste después de un período de abstinencia.

Existen además antecedentes de episodios de carácter depresivo cuando no existe el consumo de sustancias y también se encuentran antecedentes de buena respuesta a tratamientos antidepresivos. Se encuentran, además, antecedentes de depresión en la familia. En la depresión inducida por sustancias, la aparición de los síntomas depresivos ocurren durante el curso de una escalada de consumo y durante la disminución importante del consumo.

Trastorno Bipolar (TB)

Este trastorno se asocia frecuentemente con otros trastornos, entre ellos las adicciones. La comorbilidad es compleja porque cada trastorno (TB y TRS) influye en el otro de forma recíproca. Son pacientes que necesitan un tratamiento intensivo. En algunos casos el TB es previo al consumo de sustancias y en otros sucede al revés.

Los términos “primario” o “secundario” han dejado de usarse porque hacen mención a una relación causal, y la compleja relación entre ambos trastornos “no puede ser explicada de manera tan simplista”. Sin embargo, es cierto que existe un grupo identificado en el que el TB comienza tras la aparición de un Trastorno por consumo de sustancias.

Diversos autores han hallado que los pacientes que presentan un TB primero muestran un curso de enfermedad más grave, con mayor número de episodios afectivos, un tiempo medio de recaída más corto y menor probabilidad de recuperación. Sin embargo, pacientes donde existe una adicción previa (por ejemplo en el alcoholismo) muestran un cuadro afectivo menos grave y tienen mayores probabilidades de recuperación. En definitiva, aquellos pacientes con TB primero presentan una peor evolución y pronóstico que aquellos donde la sustancia y su consumo acaecieron en primer lugar.

Trastornos de ansiedad

En este caso también se da una comorbilidad frecuente entre ambos trastornos. El trastorno de ansiedad, que es originado en el consumo de sustancias, muestra sintomatología característica de la ansiedad y los efectos fisiológicos propios de ésta. Según sea la sustancia consumida, se está ante una crisis de ansiedad, fobias, obsesiones-compulsiones durante la abstinencia o la intoxicación. Como en el resto de casos donde se encuentra una patología dual, los niveles de ansiedad-rasgo y la presencia de trastornos de ansiedad correlacionan con mayor probabilidad de sufrir recaídas.

Será necesario, por tanto, realizar una evaluación de tipo longitudinal de cada paciente, usar instrumentos estandarizados para valorar el consumo y/o la dependencia de una sustancia y los trastornos de ansiedad, utilizar diversas fuentes de información, realizar una evaluación de la dependencia actualmente y en el pasado, valorar el tipo de sustancia, que el diagnóstico sea realizado en un período estable del paciente y no existen síntomas de intoxicación ni abstinencia, y que la entrevista que se utilice la haga personal entrenado.

Trastorno por Estrés Postraumático (TEPT)

Los estudios clínicos al respecto indican que existe una alta comorbilidad entre TEPT y TRS. Además que los síntomas son más graves y más resistentes al tratamiento que si tratásemos ambos trastornos por separado. La entrevista motivacional, que muestra una gran eficacia en los casos de adicciones, también puede utilizarse en el caso de pacientes con patología dual y, por supuesto en este caso.

Manejo de los trastornos

Con el aumento de drogas sintéticas en el mundo, así como de la facilidad de acceso que tienen todos a ellas, los trastornos relacionados con el consumo de sustancias están en un auge desde hace varios años.

TECH Universidad Tecnológica ofrece múltiples programas académicos que capacitan con los mejores docentes de cada disciplina a los estudiantes para que puedan intervenir positivamente en la sociedad. El Máster en Psicología de la Salud Comunitaria e Intervención Social y el Máster en Investigación en Psicología son una prueba de ello.

En cuanto al tratamiento psicológico que pueden recibir los adictos, el Máster en el Tratamiento Cognitivo-Conductual de las Adicciones profundiza en estos temas y enseña cómo hacerle frente a los pacientes con diversos cuadros psicológicos.

Artículos relacionados

1 /

Compartir