Transparencia y gobierno abierto en periodismo
La transparencia y el gobierno abierto en periodismo son la base informativa del ámbito político como derecho de la ciudadania.
facultad de periodismo y comunicación · audiovisual
lun. 29 de mar. 2021
0

El periodismo siempre se ha enfocado en brindar información clara y concisa. Sus bases y fuentes deben ser verídicas, comprobables y transparentes. De esta manera permite que sus lectores reciban la información de los hechos tal y como sucedió. Por esta razón los periodistas profesionales que se enfocan en ámbitos políticos complementan sus conocimientos, especializándose en áreas como esta. La transparencia en periodismo hace parte de las diversas situaciones que el periodista deberá enfrentar. Veremos en el presente artículo un poco de ello.

Transparencia y gobierno abierto

La transparencia es un requisito indispensable del estado democrático de derecho en cuanto participa del control y la rendición de cuentas. Esto aplica para todos los ámbitos de la gestión pública. El derecho a la transparencia engloba otros derechos como el derecho a saber, el derecho a controlar y el derecho de los ciudadanos a ser actores y no solo espectadores de la vida política.

Por lo general, los ciudadanos demandan más transparencia de las instituciones cuando sienten desconfianza hacia las mismas. Los poderes públicos y gobernantes que gestionan los intereses públicos deben rendir cuentas. Aunque no es tarea fácil, ya que el artículo 15 de la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano de 1789 dispuso que “la sociedad tiene el derecho de pedir cuentas a todo agente público de su administración”.

Desde entonces, poco se ha avanzado. Sin información no hay conocimiento y sin conocimiento no hay control alguno, por mucho que formalmente se diga que el sistema es democrático (Fernández, 2017). Una de las formas mediante la cual los ciudadanos pueden exigir una efectiva rendición de cuentas a los poderes y gestores públicos es a través del gobierno abierto.

Cuando la gestión de los asuntos públicos se abre a los ciudadanos a través de Internet se está hablando de gobierno abierto. De esta manera, los ciudadanos consiguen tener mayor conocimiento de los asuntos públicos, además de las actuaciones de los políticos, así como pueden participar en la gestión de dichos asuntos, estableciendo un vínculo entre los ciudadanos y la gestión pública. Podría decirse que el gobierno abierto es una forma de ir contra la corrupción y mala gestión de los gestores políticos. El gobierno abierto implica transmitir no solo información positiva sino también la negativa o desfavorable.

Open data y Big data

Cuando se habla de open data se hace referencia a la apertura de datos digitales disponibles para que puedan ser reutilizados y redistribuidos libremente. El big data se refiere a grandes conjuntos de datos que no pueden ser tratados de manera convencional, en vista de que superan la capacidad de las herramientas tecnológicas habituales para la captura, gestión y procesamiento.

La confluencia de estos dos conceptos se aproximaría a la filosofía colaborativa que aboga por el gobierno abierto para la gestión de los asuntos gubernamentales. Tanto el open data como el big data facilitan y ofrecen nuevas vías de conocimiento para la sociedad en general y la investigación. Para que esto se desarrolle de manera eficaz, es indispensable poseer un conocimiento adecuado para el tratamiento de estos datos. Los avances tecnológicos que conllevan estos dos conceptos producen cambios en el ámbito de la investigación, considerándose estos como nuevas fuentes de conocimiento.

El valor ético

También se hace necesario mantener el rigor y la veracidad como los valores éticos principales del investigador. Este debe cumplirse a la hora de llevar a cabo el manejo y tratamiento de estos datos. Se establecen las siguientes pautas y criterios éticos de calidad para minimizar los efectos negativos que puede suponer un mal manejo de los grandes datos (Blanes, 2016):

  • Es necesaria la figura del catalogador de la información que proviene de estas fuentes. Debe ser cualificada, con una formación capaz de afrontar este desafío. El primer filtro, la primera selección y dirección de cómo y hacia dónde se deben manejar estos datos provendría de esta figura.
  • Crear una estructura en la red, que consiga la interconexión de los datos que se obtienen a nivel nacional e internacional. De este modo no será un único campo de acción la tarea de estudio de estos datos, sino que se obtendrá una primera adecuación de los datos en función de su interés.
  • Unificar o al menos compatibilizar los formatos que permitan y faciliten la interrelación entre repositorios, a nivel mundial. Es conocida la dificultad que se presenta cuando los datos son obtenidos de repositorios, almacenes digitales, nubes, etc., que son archivados con formatos no del todo compatibles y en los que se produce, en su adaptación, errores o simplificaciones.
  • Finalmente, es necesario un compromiso ético global, emitido en primera instancia desde instituciones internacionales y refrendado posteriormente a nivel nacional con una legislación apropiada, y que permita, en definitiva, la correcta valoración de los resultados obtenidos en la investigación.

Normativa del periodismo de investigación

Es importante conocer si actualmente la normativa española relativa a la libertad de expresión/información/ prensa integra aspectos relacionados con la intimidad y la privacidad de los ciudadanos. La ley 14/1996, de 18 de marzo pone de manifiesto la urgente necesidad de abordar los nuevos retos del sector comunicativo, los nuevos medios y canales para el ejercicio de la profesión periodística.

Del mismo modo, la presente ley tampoco hace referencias explícitas a la intimidad o la privacidad de los ciudadanos. Hace referencia al estatuto del periodista profesional y al reconocimiento de la garantía de la libertad de prensa. Respecto al estatuto del periodista profesional se destaca lo dispuesto en el Anexo del Decreto 744/1967 (modificado en el año 1976) titulado

“Principios generales de la profesión periodística” (Vergara y Martínez, 2017): «(…) 4º Es obligación ineludible de todo periodista el más estricto respeto a la dignidad, la intimidad, el honor, la fama y la reputación de las personas. El derecho y el deber a la verdad informativa tiene sus justos límites en este respeto. 5º El periodista tiene el deber de mantener el secreto profesional, salvo en los casos de obligada cooperación con la justicia, al servicio del bien común. (…)».

Se presentó una proposición de ley sobre el estatuto del periodista profesional en la que destacan elementos relacionados con la intimidad y la privacidad.

Legislación, ética y participación ciudadana

Se aprueba en Estrasburgo el Código Europeo de Deontología del Periodismo. La Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa adopta, los siguientes principios éticos del periodismo y estima que estos deberán ser aplicados por la profesión en Europa (LEGISTEL, 2014):

  • Además de los derechos y deberes jurídicos que están recogidos en las normas jurídicas pertinentes, los medios de comunicación asumen en relación con los ciudadanos y la sociedad, una responsabilidad ética que es necesario recordar en los momentos actuales, en los que la información y la comunicación revisten una gran importancia para el desarrollo de la personalidad de los ciudadanos, así como para la evolución de la sociedad y la vida democrática.
  • El ejercicio del periodismo comprende derechos y deberes, libertad y responsabilidad.
  • El principio básico de toda consideración ética del periodismo debe partir de la clara diferenciación, evitando toda confusión, entre noticias y opiniones. Las noticias son informaciones de hechos y datos, y las opiniones expresan pensamientos, ideas, creencias o juicios de valor por parte de los medios de comunicación, editores o periodistas.

El periodista como actor de la comunicación política

El periodismo político resulta uno de los más complejos y que requiere de mayor objetividad por parte del comunicador. La captura de la información de las diversas fuentes debe ser verificada, además de correctamente redactada. Los hechos políticos deben ser comunicados por los medios de la misma manera que suceden y no transformarse de ninguna manera. El hecho de que esto se lleve a cabo de buena manera asegura que el medio tenga una excelente repercusión y unos espectadores fieles a su imagen.

TECH Universidad Tecnológica busca formar profesionales íntegros, que respeten y cumplan con su ética profesional. Por ello dentro de su Facultad de Periodismo y Comunicación busca ofertar programas enfocados a esta importante característica. Ejemplos claros son la Maestría en Investigación en Ciencias de la Comunicación y la Maestría en Periodismo Político.

Por otro lado, TECH diseño un máster enfocado en el ámbito de la investigación periodística, desde los puntos éticos ya revisados. Esta es la Maestría en Investigación Periodística y Reporterismo en Televisión. En ella el profesional se convertirá en un especialista en este ámbito, brindado lo mejor de su carrera profesional a la sociedad.

Artículos relacionados

1 /

Compartir