Periodistas en plataformas sociales
Los periodistas en plataformas sociales juegan un papel crucial, ya que son ellos los encargados de plasmar noticias en medios masivos de comunicación.
facultad de periodismo y comunicación
lun. 25 de oct. 2021
0

Como se ha ido viendo a lo largo del temario, el mundo de la comunicación ha cambiado de manera radical, desde la década de los ochenta con la llegada de internet y de las nuevas tecnologías. Esta transición no solo ha afectado a los usuarios de internet, que cada vez participan más en el nuevo entorno comunicativo, sino que los propios periodistas han tenido que incluir en sus rutinas diarias otras herramientas nacidas del desarrollo de la web 2.0. Las redes sociales han transformado el ecosistema mediático.

La nueva manera de hacer información tradicional ha cambiado, siendo sustituida por un nuevo modelo, en el que el usuario es un creador, consumidor y distribuidor de contenidos; en definitiva, un prosumidor. “Las promesas del nuevo entorno mediático suscitan expectativas de un flujo más libre de ideas y contenidos. Inspirados por esos ideales, los consumidores luchan por el derecho a participar más plenamente en su cultura” (Jenkins, 2006).

Una cultura que ya no es propiedad únicamente del periodista que trabaja en un medio. Por tanto, obliga a los profesionales de la información a estar más atentos que nunca a los cambios que se están viviendo en un ciberespacio que ya no excluye a nadie; Los intercambios de información han pasado de tener un trazado vertical a convertirse en un flujo horizontal de información interconectada. Las redes sociales empiezan a ocupar un puesto importante en las redacciones periodísticas. Se trata de una nueva forma que tiene el periodista de rastrear cuál es la última hora de determinados temas. Además de tomar el pulso sobre lo que interesa o no a los ciudadanos.

Las redes sociales, un nuevo objeto de estudio en comunicación

Las redes sociales son un fenómeno nacido de las nuevas tecnologías. Se está ante nuevas formas de comunicación que afectan la vida de los ciudadanos y a la labor profesional de los periodistas. Son ellos quienes han encontrado en estas herramientas nuevos recursos informativos para elaborar sus noticias. Por ello, desde una vertiente investigadora, es pertinente estudiar y analizar cómo los profesionales de la información han adaptado los Social Media a su labor diaria. Además de cómo aprovechan las posibilidades que ofrecen estas nuevas plataformas comunicativas que, cada vez más, repercuten en su quehacer diario.

En un contexto donde la multiplicidad de fuentes y la superabundancia y desinformación inundan las redacciones periodísticas, se hace necesario averiguar cuáles son los usos que los periodistas están dando a las nuevas herramientas 2.0 e intentar dilucidar cuáles son las claves para que los profesionales de la información obtengan un resultado óptimo. Mismo que se traduzca en una mayor calidad periodística y repercutan en el bienestar de la sociedad.

Si se tiene en cuenta que el derecho a la información es uno de los principios básicos de la constitución, cualquier mejora que se haga en pro de la calidad periodística repercutirá directamente en los contenidos que llegan al ciudadano; esta es la clave fundamental de la cadena informativa. Hasta ahora la mayor parte de artículos y estudios sobre el tema se han detenido en una fase de meta de la información sobre las redes sociales.

Además, las exploraciones se han hecho en gran medida desde el área de marketing o publicidad. Así, generando teorías cuyo único interés ha sido el del mercado. Sin embargo, existe una escasez de estudios desde el punto de vista periodístico sobre el valor y la utilidad de estas nuevas plataformas comunicativas.

Periodistas en plataformas sociales: el nuevo entorno 2.0

En un escenario donde el 83 % de los internautas españoles utiliza alguna red social, el 40 % la visita más de una vez al día y el 20 % forma parte de al menos tres redes sociales (Fundación Orange, 2011), se hace necesario estudiar las potencialidades que estas ofrecen a los periodistas, quienes sin duda han encontrado en ellas “fuentes” informativas que les ayudan a buscar pistas. Además de pulsar la realidad de una manera más rápida, aunque no más segura.

Por ello, el periodista debe ser capaz de filtrar, comprobar y acreditar esos nuevos contenidos que se generan en los Social Media. Además de llevar a cabo un trabajo informativo completo y eficaz, sin olvidar la veracidad y el rigor que debe desprenderse de cualquier noticia. En los últimos tiempos se asiste a un cambio en el tradicional paradigma de hacer periodismo.

Antes el periodista salía a la calle a localizar sus fuentes y a buscar aquella información que desde la mesa de la redacción no podía encontrar. Hoy, esto ha cambiado. Internet, y últimamente las redes sociales, han hecho que los profesionales de la información recurran, cada vez más, a este tipo de plataformas digitales. Las usan para buscar informaciones, testimonios o datos con los cuales construir sus noticias.

La dificultad surge cuando, ante la incertidumbre del nuevo entorno digital, el periodista ignora cómo tratar y usar plataformas sociales. Así pues, cayendo en una deficitaria utilización y un escaso tratamiento informativo del fenómeno. Las redes sociales han conmocionado los pilares clásicos en los que se sustentaban los tradicionales sistemas y modelos de comunicación mediática.

Usuarios, contenidos y fuentes periodísticas

Hoy en día la audiencia puede interactuar con los nuevos medios, y el rastro que va dejando en la web a través de sus comentarios, búsquedas o publicaciones pasa a formar parte del contenido mediático. Dejando atrás, aunque sin perder de vista, el clásico modelo unidireccional de comunicación, ya no se puede hablar de una jerarquía piramidal donde estaba claro el papel que jugaban receptor y emisor en el proceso comunicacional.

Walter Benjamín ya avanzaba una dinámica mediática en su “Obra de arte en la época de su reproductibilidad técnica” cuando afirmaba: “La distinción entre autor y lector está perdiendo su dimensión fundamental para convertirse en una diferencia funcional ligada a las circunstancias: el lector está siempre dispuesto a ser escritor “. Sin duda, una afirmación que encuentra hoy su máximo exponente en los blogueros, tuiteros y demás perfiles que en los últimos años han inundado la web de contenidos, en algunos casos relevantes, pero en su mayoría insustanciales y superficiales.

A. Moles también se refería a un fenómeno parecido; cuando hablaba de los medios de comunicación consideraba que existía un “problema de opulencia comunicativa” (Moles, 1971, citado por Carrera, 2008) que con la llegada de internet se ha visto acelerado. Parece que bajo la apariencia liberadora y creadora de la web se esconden numerosas opiniones cuya finalidad es que sean vistas por otros y encontrar la ansiada “identidad digital” de este nuevo siglo sin necesidad de atender completamente a los contenidos. Todos opinan, todos quieren tener su espacio en la web, pero no siempre se aportan informaciones sustanciales o que realmente puedan interesar al público.

El nuevo periodismo

En la actualidad el desarrollo de la comunicación y los medios periodísticos ha tenido una gran evolución debido al impacto tecnológico actual. La necesidad de la inmediatez juega un papel importante, ya que nuestra sociedad busca tener la información en el momento que sucede. Por ello, se ha hecho crucial que el profesional tenga pleno conocimiento en este campo, siendo un requerimiento para el comunicador profesional.

TECH Universidad Tecnológica destaca entre las demás instituciones debido a su amplio portafolio y su enfoque a la excelencia educativa. Dentro de su Facultad de Comunicación y Periodismo se hallan programas de alta calidad como el Máster en Periodismo Escrito y el Máster en Periodismo Internacional. Sin embargo, para aquellos profesionales que buscan dominar por completo el ámbito de la comunicación por medios digitales, una de sus mejores elecciones será el Máster en Periodismo Multimedia.

Artículos relacionados

1 /

Compartir