El periodismo político
El periodismo político cubre todos los eventos de índole política que suceden en una zona o territorio específico.
facultad de periodismo y comunicación
jue. 19 de ago. 2021
0

En los últimos años, el periodismo político ha cobrado su mayor protagonismo en la mayoría de los países y ha ganado espacio, sobre todo en los medios audiovisuales, con tertulias basadas en el modelo radiofónico. En los países democráticos, este ha evolucionado y, en las naciones con régimen dictatoriales, la información política se mezcla con la propaganda; por el otro lado, la oposición, con noticias contra el régimen establecido.

Una de las principales características de esta especialidad periodística en España es que, además, existe en este ámbito informativo una alta politización de los medios de comunicación. Normalmente, los medios intentan ser neutrales y estar al margen de idearios políticos. Pero, en la práctica, al final un canal de televisión, un periódico y hasta una agencia de noticias se identifican con tendencias ideológicas y conservadoras. Además de progresistas habitualmente (en el caso de la prensa lo exponen de forma clara en su editorial).

En cuanto a la dinámica política, los medios de comunicación privados se mueven más activamente en sus páginas. En sus informativos y en sus tertulias o debates. Mientras los medios de comunicación públicos; radios y televisiones siempre se encuentran en el ojo del huracán por su control parlamentario y gasto público que suponen a los contribuyentes.

En su función social y razón de ser, buscan siempre la pluralidad y los equilibrios, pero lo cierto es que son siempre cuestionados. Esto sucede desde el partido o partidos de la oposición por falta de objetividad y parcialidad en sus contenidos informativos o espacios de opinión. Se les critica por los nombres que integran las tertulias, por el número de noticias que aparecen relacionadas con el gobierno y la oposición. Hasta los minutos o segundos que duran las informaciones sobre las noticias políticas.

Definición del término

Según el profesor de la Universitat Jaume I de Castellón Andreu Casero-Ripollés; El periodismo político se configura como aquella práctica informativa que se ocupa de la actividad de los gobiernos, los partidos y las organizaciones políticas. Además de las campañas políticas, las elecciones y todos aquellos acontecimientos que estén relacionados con la res publica.

Por lo tanto, presta atención tanto a la política institucional como la extrarepresentativa. Estas como las protestas, las manifestaciones, las acciones de los movimientos sociales o de la sociedad civil en el plano político (Casero-Repollés, 2012). Añade el profesor que “al estar conectado con los resortes y las dinámicas de funcionamiento del régimen democrático, ocupa un rol central en el mismo y esto lo convierte en uno de los ámbitos más prestigiosos de la profesión periodística” (Neveu, 2004, como se citó en Casero-Repollés,2012).

En este sentido, su praxis otorga una posición exclusiva para informar sobre sucesos de gran importancia y relevancia para la vida de una comunidad. Por ello, sus noticias gozan, frecuentemente, de una elevada visibilidad en los medios.

Es muy interesante también el trabajo de los profesores Salvador Alsius, Carles Pont-Sorribes de la Universitat Pompeu Fabra de Barcelona y del periodista Marcos Lamelas (2016), quienes aseguran un artículo; “La exclusiva en el periodismo político español es una rareza. Pese al importante peso que se le otorga a este contenido en el conjunto de la prensa y a la relevancia simbólica de los temas que le son propios”.

En su trabajo han analizado los scoops que publicaron los cinco principales diarios españoles en sus secciones de Política durante el año 2012. En su estudio se contempla tanto la cantidad como las semejanzas y diferencias entre lo publicado en papel y en las versiones digitales de cada medio.

Corrupción

La corrupción es un fenómeno mundial del que no se libraron la mayoría de los partidos políticos; aparece en todas las escalas, desde mandatarios gubernamentales hasta regidores municipales, diputados y otros cargos políticos. La corrupción en la política son los actos delictivos cometidos por los funcionarios y autoridades públicas que abusan de su poder. Intentan influenciar en un mal uso de los recursos financieros y humanos de los que disponen para su beneficio propio, familiares o allegados. No obstante, tiene particularidades y curiosidades, por ejemplo: en España el delito de corrupción como tal no existe.

Esta práctica delictiva comprende una decena de delitos específicos recogidos en diversos artículos en el Código Penal; ‘prevaricación urbanística’, ‘prevaricación administrativa’, ‘infidelidad en la custodia de documentos y violación de secretos’, ‘cohecho’, ‘tráfico de influencias’, ‘malversación, fraudes y exacciones ilegales’, ‘negociaciones y actividades prohibidas a los funcionarios públicos y abusos en el ejercicio de su función’, y por último, ‘corrupción en las transacciones comerciales internacionales’.

Estos casos cuando acaban en los tribunales de justicia tras una investigación periodística por la denuncia de un testigo protegido o un sobre anónimo con información, siempre tienen alto interés informativo. Aparecen historias de comisiones ilegales, sobres con dinero, regalos, que son portada y abren telediarios. Esto tanto en la primera fase de investigación, como cuando el caso llega a los tribunales. Con un paseíllo de famosos políticos y su entorno entrando y saliendo en cualquier sede judicial del mundo.

En España, el Consejo General del Poder Judicial recoge entre sus datos del año 2019 que se imputaron o abrieron juicio por casos relacionados con la corrupción a 253 personas por este tipo de delitos (65 de las 91 sentencias dictadas fueron condenatorias), (El 71 por ciento de las sentencias fueron condenatorias y el 28 por ciento, absolutorias).

Políticos y tribunales

El Poder Judicial es independiente, pero es cuestionable en algunos casos, si se tiene en cuenta cuando los nombramientos de los más altos cargos de la judicatura en la mayoría de los países. Este se realiza en función de la representación parlamentaria, es decir, de la política y los partidos políticos y de los votos de los ciudadanos y no de los propios jueces, como poder independiente como reclaman en muchos países.

El órgano de los jueces, el Consejo General del Poder Judicial en el caso español, se nombra por mayoría de los partidos políticos, buscando un consenso, pero no por la representación de los jueces, sino de los políticos. Como ejemplos, el Tribunal Constitucional, el Tribunal Supremo o la propia Fiscalía General del Estado, donde siempre está cuestionada una posible injerencia del poder ejecutivo, siempre son unos asuntos polémicos y controvertidos con tensiones políticas. Se puede afirmar que existe una politización de los tribunales de justicia.

Existe una influencia clara de la política en mayor o menor medida. Con este escenario de fondo entra en juego el político cuando tiene que ser juzgado por un magistrado y acusado por un fiscal. Es el momento donde se mezcla la política, el político y los tribunales de justicia y todo dependerá siempre del tribunal donde se juzguen los hechos.

No es lo mismo un caso de prevaricación de un alcalde en un tribunal provincial con cargos no nombrados directamente por el órgano de los jueces, que las acusaciones a diputados nacionales que se juzgarán en una sala especial del Tribunal Supremo. Los presidentes de sala o del propio tribunal de la región, comunidad o provincia han sido designados por un órgano de jueces que está designado por los partidos políticos.

El periodismo desde el profesional

La política siempre ha sido un tema de alta delicadeza en la comunicación. Esto se debe a que la imagen de diversas personas poderosas es la que se encuentra expuesta. Las figuras públicas viven de su imagen, y el periodista tiene el poder necesario para subir a la cumbre o derrocar a cualquiera de ellos. Esto puede depender de muchos factores, sin embargo, la opinión resulta crucial y debe ser transparente y real.

TECH Universidad Tecnológica hace parte de las mejores instituciones que actualmente se dedican a la oferta de diversos programas en modalidad virtual. Estos programas están centrados en la especialización de manera óptima en el profesional. En el caso de su Facultad de Comunicación y Periodismo se pueden hallar especializaciones tales como el Máster en Periodismo Político y el Máster en comunicación multimedia. Sin embargo, para aquellos profesionales que buscan establecerse en la rama de la política y la comunicación pública desde este ámbito, no cabe duda que su mejor elección será el Máster en Periodismo Judicial.

Artículos relacionados

1 /

Compartir