La opinión pública
La opinión pública hace parte de la vida del ser humano, y cada uno de nosotros tiene total influencia en la misma.
facultad de periodismo y comunicación · política y administración pública
lun. 10 de may. 2021
0

El concepto de opinión pública integra las diferentes formas de expresión que una comunidad puede tener respecto de temas públicos. La idea de opinión pública existe desde hace tiempo, siempre que se habla de la reacción o de la forma de pensar del pueblo ante determinados eventos políticos, sociales, económicos o culturales. Sin embargo, no hay duda alguna de que la importancia que este concepto ha tomado en las últimas décadas es muy superior. Esto debido a la universalización de los medios de comunicación, las nuevas tecnologías y la aparición de internet. Todo ello ha facilitado y ampliado las formas de expresión pública ante todo tipo de eventos.

La opinión pública es un elemento abstracto que hace referencia al fenómeno social de expresión de una comunidad. Esto ante circunstancias de muy distinta índole: social, económica, cultural; aunque es la realidad política la más determinante y utilizada para este término. Así, a partir del establecimiento de las democracias la opinión pública se ha convertido en un elemento central para los políticos. Por esto se plantean como objetivo conocer cuáles son los designios de la opinión pública para tratar de obtener la mayor aprobación entre la ciudadanía.

Antecedentes sobre la opinión pública

La dificultad que tienen los individuos de disponer de la totalidad de la información, determina que sean las percepciones acerca de los distintos asuntos. Esta es la denominación que Walter Lippman acuña como estereotipo en su libro Opinión Pública en 1922; los elementos que conforman la opinión de los diferentes ciudadanos, una suplantación de la realidad de los hechos que impide un acertado esquema de pensamiento. Por lo tanto, la formación de juicios individuales que permitan el establecimiento de la democracia directa.

Por otra parte, el filósofo alemán Habermas desarrolló una teoría que tuvo una gran influencia en la aparición del término de opinión pública. Esto al considerarla como un debate público en el que se delibera sobre las críticas y propuestas de diferentes personas, grupos y clases sociales. Sin embargo, este espacio público controlado por la razón que se produce, según señala, en el siglo XVIII, entra en declive cuando los intereses privados comienzan a manipular las demostraciones sobre los hechos acaecidos.

La teoría de Habermas, de carácter elitista, debido a que su posición es que la opinión pública emerge de la burguesía y clases sociales cultivadas, es contrarrestada por la historiadora francesa Arlette Farge en su libro Decir y Maldecir de 1992. Esto al afirmar que en la opinión pública también ha tenido y tiene protagonismo la gran masa de población. Acuñando los conceptos de “libertad de opinión” y “soberanía popular”.

El sociólogo francés Pierre Bourdieu expresó, por su parte que “la opinión pública no existe”. Tanto al afirmar que la estadística no es garantía de imparcialidad, dada la falta de neutralidad valorativa en la realización de los sondeos al tratarse de un análisis social. Además de la influencia de los medios de comunicación.

Los medios de comunicación

Esta influencia de los medios, ha llevado a una diferenciación muy utilizada entre políticos y gobernantes; “no es lo mismo la opinión pública que la opinión publicada”, a la que hacen referencia cuando los medios periodísticos realizan críticas sobre estos ofreciendo argumentos de la opinión mayoritaria de la población. Por otra parte, Neumann desarrolló en 1995, con una notable repercusión, su teoría sobre la Espiral del silencio.

En ella, la autora defiende que el individuo, para no encontrarse aislado, puede renunciar a su propia opinión o evitar exponerla públicamente. Esto si considera que no responde a la opinión dominante o a los criterios que se consideran socialmente aceptados. La teoría de la espiral del silencio puede explicar, en buena parte algunos de los vuelcos electorales. Es decir los resultados de unas elecciones con importantes diferencias respecto a los sondeos de intención de voto publicados previamente.

La opinión pública en la actualidad

El interés estratégico de la opinión pública se pone de manifiesto ante el comportamiento de contratación de sondeos para conocer la opinión de los ciudadanos, al que dedican importantes recursos las administraciones gubernamentales a través de los centros de investigación sociológicos. El análisis sobre distintas cuestiones de la realidad de la población: como índices de desempleo, de mercado y otros indicadores económicos y sociales, tratan de conocer el panorama de la realidad social.

No obstante, son las interpretaciones que hacen los individuos acerca de estos hechos, sus diferentes opiniones respecto a la situación, la que conforma la opinión pública. Una de las realidades de la opinión pública actual es el dominio de la información mediática que impacta en la población sobre la que se construye una verdad y una moral pública, ante la que se producen cuatro grandes tipos de comportamientos de la población:

  • Los individuos que están plenamente de acuerdo, la argumentan y defienden públicamente (defensores).
  • Los que han sido convencidos de esta realidad, la aceptan y la expresan (formales).
  • Los que no están de acuerdo con esta realidad, pero no debaten esta opinión (silenciosos).
  • Los individuos que no están de acuerdo y argumentan contra esta opinión (rebeldes).

En este punto, la cuestión más importante es determinar cuáles son los mecanismos de formación de la opinión pública. La información mediática presenta distintos canales de acceso a la ciudadanía, pero la selección de la información difundida y la ideología interpretativa de los hechos son los factores primordiales en la construcción de la opinión pública.

Influencia de los medios de comunicación en la opinión pública

La influencia de los Medios de Comunicación, señalada por Pierre Bourdieu, se hace latente en distintos estudios sobre la formación de la opinión pública, en la que se indica su protagonismo, que trasciende del papel de mero transmisor, señalándolo como actor en la opinión pública.

La consideración de los medios de comunicación como sistema nervioso de la comunidad en que se encuentran, realizada por McLuhan (1964), no debe obviar sus distintos roles en la sociedad: conforman una industria que debe ofrecer beneficios, tienen un importante poder en el espacio individual, familiar y social; son mediadores políticos que canalizan y crean opinión, son instrumentos de cultura y vehículos de difusión de obras culturales y, lo más importante en este ámbito, son mecanismos a través de los cuales los individuos perciben el mundo que les rodea.

Esto es debido a que, junto a la información que ofrecen de los hechos, los medios de comunicación aportan su opinión e interpretación mediante editoriales, columnas de opinión, debates, tertulias o programas de análisis político. Los estudios sobre la influencia de los medios de comunicación sobre las percepciones y actitudes de los ciudadanos y, en consecuencia, a la formación de opinión pública; han dado lugar a tres grandes teorías, sobre las formas en las que se genera la opinión pública.

La opinión pública como factor de los medios

En la actualidad, la libertad de expresión ha tomado mucha fuerza, esto se debe a diversos factores, además la facilidad de acceso a internet. Por esta razón las redes sociales se han convertido en uno de los medios informativos más importantes en el mundo. Estas brindan la posibilidad al espectador de interactuar con su emisor de noticias de forma rápida y efectiva.

En TECH Universidad Tecnológica se imparte educación de alta calidad a todo el alumnado. Por ello, la Facultad de Comunicación y Periodismo destaca con estos estándares mediante sus programas educativos como el Máster en Periodismo Cultural y el Máster en Guion Audiovisual. Sin embargo, para aquellos profesionales interesados en la temática global del presente artículo, no cabe duda que la mejor opción para complementar su carrera profesional es el Máster en Dirección de Marketing y Comunicación Política.

Artículos relacionados

1 /

Compartir