Innovación y transformación digital

La innovación y transformación digital se constituye como el adecuado proceso de cambio que han sufrido los diferentes medios.

facultad de periodismo y comunicación
viernes, 29 de julio de 2022
0

En un entorno tan cambiante y que evoluciona de una forma tan frenética como el actual las organizaciones y las empresas se ven obligadas a actualizar permanentemente sus directrices y estrategias empresariales para estar en sincronía con el contexto. De esta manera la innovación y transformación digital responden a las demandas y necesidades de los clientes. En este sentido, los modelos de dirección estratégica empresarial se enfrentan a una incertidumbre constante ante las posibles transformaciones del entorno y, especialmente, de los cambios que se produzcan en la competencia y en los mercados.

Por tanto, para no dejar de estar en sintonía con su contexto, los directivos de las empresas tienen la responsabilidad de implementar estrategias y de incorporar las mejoras oportunas para perfeccionar la ventaja competitiva, el posicionamiento y, a su vez, el cumplimiento de los objetivos organizacionales. Las empresas son entidades vivas y, como tal, su evolución es algo consustancial a su naturaleza; una evolución que debe ir acorde a los cambios tecnológicos, económicos y socio demográficos que se den en la realidad en las que estén inmersas.

Es por ello por lo que la dirección estratégica cobra una importancia vital en el desarrollo de una empresa, ya que es la encargada de construir competencias y capacidades para lograr el éxito en el mercado y satisfacer las demandas de los clientes. Así, se entiende por dirección estratégica el proceso de formulación de estrategias para el desarrollo de la organización, buscando obtener una mayor participación en el mercado y rendimientos superiores al promedio. Es una de las principales actividades desarrolladas por los administradores superiores de una organización.

Estrategia de comunicación digital

No obstante, para ejecutar una adecuada dirección estratégica, previamente hay que llevar a cabo una planificación estratégica. A partir de ella se podrá analizar y detectar las posibles problemáticas futuras para anticiparse a ellas y priorizar recursos para poder superarlas. Por lo anterior, la dirección estratégica tiene la responsabilidad de llevar a la práctica los resultados obtenidos en la fase de la planificación. Pero ¿a qué hace referencia el concepto de planificación estratégica?:

  • A un proceso para establecer las metas futuras que se desean alcanzar.
  • A un proceso para definir la forma en que se prevé que se alcanzarán dichas metas.
  • Un proceso para tomar decisiones estratégicas, trabajando todos en la misma dirección.
  • A un instrumento de formación de directivos, al permitir relacionar las metas y planes de la organización. Esto con los de las distintas unidades de negocio y con los de las distintas unidades entre sí, facilitando el consenso directivo.
  • A un medio para reducir los riesgos al tener en cuenta las variables, tanto internas como externas, que pueden afectar a la organización.
  • Un medio que ayuda a distribuir los recursos de una manera más eficaz y eficiente.
  • A un instrumento que facilita la comunicación ascendente, descendente y horizontal entre todos los niveles y empleados de la organización. Esto, ya que la información será la base para tomar decisiones al elaborar la estrategia. Todo ello al comunicarla a toda la empresa y al llevar a cabo los controles fijados durante su implantación.

Dirección en la comunicación

Por tanto, el proceso de dirección estratégica requiere de una previa planificación a partir de la cual poder tomar decisiones y establecer qué hacer, cómo hacerlo y cuándo hacerlo. Esto con la finalidad de adelantarse siempre a problemas futuros cumpliendo con la cultura y los objetivos organizacionales marcados por la empresa. Esta toma de decisiones estratégica es una función propia de los directivos de todos los niveles de la empresa.

Sin embargo, la responsabilidad última recae en la alta dirección organizacional, que es la encargada de definir la misión, la visión y los valores de la corporación desde una perspectiva en la que se integren todos los ámbitos. En esta línea, y entendiendo la dirección estratégica como un todo integrador, se pueden apreciar un conjunto de características. Mismas que la hacen distinguirse de la planificación estratégica y situarla en un eslabón superior a esta:

  • Incluye de forma integrada el paso de lo estratégico a lo operativo. La formulación forma parte de la planificación, mientras que la implementación y el control forman parte de la dirección.
  • Subraya la interfase “Factores Internos- Dirección – Entorno”, otorgando prioridad al equilibrio y a la interacción dialéctica de los eslabones del sistema, más que a sus elementos por separado. La evaluación del posible impacto de las decisiones sobre el sistema es una de las preocupaciones permanentes de la Alta Dirección.
  • La fase de formulación constituye un instrumento de la Alta Dirección, pero cuenta con la participación consensuada.
  • La dirección estratégica se fundamenta en una nueva cultura organizacional. Esta preconiza el adoctrinamiento en la misión y la filosofía de la empresa, que integra los valores empresariales e individuales. Mismos que conceden gran importancia a la capacitación de los recursos humanos y desplaza su eje central hacia la creatividad como mejor forma de comprender.

Pensamiento creativo y Design Thinking

La innovación y la creatividad son, en la actualidad, unas de las bases fundamentales sobre las que se sustenta el éxito de cualquier compañía y, como tal, deben ser gestionadas e integradas en la cultura organizacional y en la dirección estratégica empresarial. A pesar de que se trata de términos relacionados, no son sinónimos, ya que mientras la creatividad se focaliza en las ideas y en las nuevas formas con las que ver y aproximarse a una realidad, la innovación hace referencia a cómo hacer las cosas y cómo ponerlas en la práctica.

Por lo tanto, la creatividad se centra en la concepción de nuevas ideas, y la innovación en el desarrollo y la ejecución de dichas ideas para convertirlas en un hecho, en una realidad. No obstante, lo cierto es que muchas empresas que son líderes en el mercado tienen a la creatividad como eje vertebrador de su organización con la que ser más competitivas y como elemento diferenciador del resto de empresas que rivalizan en su sector.

Sin embargo, la creatividad es un proceso de gestación y de creación complejo, pues conlleva la transformación de la situación presente en una totalmente nueva, desarrollada a partir de la incorporación de ideas innovadoras y originales. La combinación de diferentes ideas, aportaciones y puntos de vista para solucionar un problema o satisfacer una necesidad es una de las claves para el desarrollo de la creatividad y del pensamiento creativo.

Ahora bien, si se profundiza un poco más en este término, cabe señalar que el pensamiento creativo hace referencia, en primer lugar, a la capacidad de crear a partir de la exploración de nuevas ideas y de nuevos territorios inexplorados hasta entonces, para centrarse no tanto en encontrar una solución al problema, sino en buscar nuevos problemas para solucionar.

La adecuada comunicación corporativa

Una adecuada comunicación corporativa se conforma del proceso de una estrategia que permita emitir un adecuado mensaje a todos los receptores. Esta estrategia está conformada por diferentes etapas y un paso a paso cuidadosamente diseñado por un profesional de comunicación. Para adquirir esta habilidad el experto de este campo deberá especializarse de forma académica en la comunicación corporativa exitosa.

TECH Universidad Tecnológica se centra en el desarrollo optimizado y completo del profesional. En el caso de su Facultad de Comunicación y Periodismo se encuentran diversos programas enfocados en ello. Ejemplo claro de ello son su Máster en Guion Audiovisual y el Máster en Investigación Periodística y Reporterismo en Televisión. Por otra parte, para aquellos profesionales que buscan dominar el campo adecuado de la comunicación corporativa, no hay duda alguna que su mejor elección se inclinaría por tomar el MBA en Dirección de Comunicación Corporativa (CCO).

Categorías: master

Artículos relacionados

1 /

Compartir