Historia del periodismo judicial
La historia del periodismo judicial permite entrar en contexto acerca de cómo se realizó el cubrimiento de estos importantes eventos dentro y fuera de los juzgados.
facultad de periodismo y comunicación
mar. 30 de nov. 2021
0

A lo largo de la historia, en las diferentes civilizaciones y en las distintas formas de comunicación siempre se ha informado “pueblo”, a la sociedad de actuaciones relacionadas con la “justicia”. Emperadores, Faraones, Reyes, entre otros, a veces en el nombre de Dios, impartían “justicia”. Esto se puede observar publicado desde pinturas hasta en las primeras publicaciones del siglo XV tras la aparición de la imprenta. Hay diferentes maneras publicadas de la crónica judicial (de cada momento histórico) con noticias o sucedidos del ámbito “judicial”. A continuación, se van a abordar algunos datos en España, Europa y América sobre la crónica judicial.

Historia del periodismo judicial en España

La Gaceta de Madrid se puede considerar la “publicación” más antigua de España, la cual data de 1660 y, en ella, a finales del siglo XIX, aparecen publicadas leyes y sentencias judiciales. Se trata de una publicación “oficial”, pero con un amplio contenido de información judicial. En 1857 se publican sentencias civiles y penales del Tribunal Supremo. No obstante, como publicación más “periodística” y célebre, se encuentra la: “Gaceta de los tribunales, o causas y hechos célebres del reino y extranjeros”.

Se trata del segundo periódico publicado en España especializado o dedicado a noticias relacionadas con la actividad de los tribunales de Justicia y también con noticias del periodismo de “sucesos”. Según la Hemeroteca digital de la Biblioteca Nacional de España (BNE), “en el año 1834, se había publicado también en Madrid, otra Gaceta de los tribunales” (BNE, 1841).

Esta consta que se realizaba por la imprenta de Ignacio Boix, quien además aparece como editor. Sin embargo, la Hemeroteca digital (1841) afirma que: Se desconoce quién o quiénes lo redactaron. No existe indicación alguna al respecto, ni tampoco existe firma bajo sus textos que así lo pueda determinar. Su primer número corresponde al 18 de febrero de 1841, y, en su artículo de presentación, se calificará, en esa época de construcción del Estado liberal, al poder judicial como -uno de los que emanan de la soberanía y no el menos importante-, por lo que reclamaba, como para los demás poderes, “los incalculables beneficios de la publicidad de sus actos”.

Antecedentes importantes

Añade la Hemeroteca digital de la BNE (1841) sobre los contenidos del diario, los cuales: Se estructuran en secciones, como una escueta de Actos del Gobierno (principalmente, sobre su actividad) y las de Tribunales del Reino y Tribunales extranjeros, que son las más desarrolladas y contienen resúmenes y extractos destacados de resoluciones y sentencias judiciales. A ellas se añade otra de Variedades, en la que se recogen noticias de “sucesos”, que, cuando ocurren en Madrid, irán bajo el epígrafe Hechos de la capital, pero en cuya sección también se publicarán otros textos de carácter social o literario.

Según la Hemeroteca digital de la BNE (1841), se afirma en el periódico que: Tendrá una sección de Anuncios judiciales, en la que da cuenta de la provisión de puestos en las fiscalías o las escribanías. Asimismo, emulando al resto de la prensa, tendrá una sección denominada Folletín en los faldones de las dos primeras planas, que reservará para textos de carácter literario o discursos, como el pronunciado sobre el teatro español por Javier de Burgos, en el Liceo de Granada; además, incorporará otra de Teatros (con su programación).

Por último, la Hemeroteca digital (1841) señala que el periódico afirma lo siguiente: La foliación de este título fue siempre continuada y hasta su entrega 70, correspondiente al 16 de julio de 1841, forma un primer tomo, con un total de 464 páginas. El segundo tomo sumará otras 296 páginas, sin embargo, sus entregas en este carecen de cabecera y de data, no tendrán fijeza en su momento de aparición y su paginación será variada, añadiendo su artículo de introducción que será en torno al centenar cada mes. Este hecho lo explica indicando que deberá considerarse a esta Gaceta como de “consulta más que como periódico de circunstancias”.

Europa y el periodismo de tribunales

Según Ortega (s.f.), el origen del periodismo actual se remonta al año 1609 en Alemania. Allí, aparecieron las dos primeras publicaciones periodísticas semanales, después de un siglo y medio de evolución de las hojas no periódicas creadas con la imprenta. Estas dos publicaciones eran aviso en Wolfenbüttel, cerca de Berlín, y la segunda fue Relation, en Estrasburgo. Era de esperar este embrión del periodismo en el país germano que vio nacer la imprenta, el soporte de la prensa. En Francia, el primer periódico fue Gazette.

Según Ortega (s.f.): Fue fundado en París en el año 1631 por Théophraste Renaudot, considerado el padre del periodismo en Francia. Como médico de la corte y encargado de los servicios de beneficencia, trató de dar a los pobres un motivo de distracción. En Gran Bretaña, se establecen las primeras normas de regulación y censura, con el decreto Star Chamber en el año 1637.

Finalmente, se abolió la censura previa, y en el año 1702, bajo un clima de libertad con restricciones para la crítica al gobierno, se funda el primer diario del Reino Unido “The Daily Courant”. Habría que esperar hasta el siglo XIX donde se extiende el proceso de la libertad de imprenta. En países como Inglaterra se había implementado en 1695, en Estados Unidos en 1786, en Francia en 1789 y en España en 1810.

En todas estas publicaciones era normal encontrar alguna información relacionada con el periodismo de sucesos o de tribunales (la justicia de la época). Si avanza en el tiempo, se encuentran situaciones de represión y presión hacia el periodismo de tribunales en muchos países que también entran en la historia del periodismo por una falta de libertades y de derechos para el periodista a la hora de informar a la opinión pública de forma libre.

Historia del periodismo judicial: américa y la crónica judicial

El periodismo judicial es relativamente moderno en la mayoría de los países americanos. Existen algunas publicaciones con relatos periodísticos judiciales hace ya algunas décadas. Pero el periodismo de tribunales en el continente americano está sometido y condicionado a los diferentes regímenes dictatoriales y a los carteles del narcotráfico y la corrupción que intentan “aplacar a este periodismo especializado” en determinadas naciones a lo largo de muchos años.

Junto con el periodismo de sucesos (nota roja) y el de investigación, son los más “arriesgados” por sus informaciones. Existe un desgraciado caso reciente que se repite de forma sistemática en algunos países de Centro y Sudamérica, y que sirve como un triste ejemplo del periodismo judicial y de un periodista de tribunales. La noticia recogida en enero de 2021 por El Tiempo decía así: “El periodista que murió en un laberinto de miedo en Cali. Crimen de Andrés Felipe Guevara ocurrió en sector donde hay leyendas de cabecillas del narcotráfico”.

De acuerdo con El Tiempo: Fue el 21 de diciembre cuando había regresado a ese sector donde pasó su infancia y juventud. No era la primera vez que tenía un exilio. Una fue cuando se divulgaron en marzo de 2017 datos de la policía sobre el crimen de un adolescente, sobrino de una deportista. Guevara, vinculado al diario Q´Hubo, en un audio que se conoció tras su muerte, contaba que en la puerta de su casa hicieron tres tiros. Por eso, acudió a la Fiscalía.

El juzgado y la comunicación pública

En el ámbito jurídico siempre debe existir cierto tacto por parte de todos aquellos que se encuentren involucrados directa o indirectamente en cualquier caso. Por esta razón se hace necesario que el profesional en periodismo cuente con el conocimiento y habilidades necesarias para desarrollar su papel en este contexto. Para ello se hace necesaria la práctica de una especialización académica enfocada en las leyes y normativas.

TECH Universidad Tecnológica se ha centrado desde su Fundación en la formación integral y completa. Por esta razón ha enfocado todos sus recursos a la creación de un portafolio que se adapta a las necesidades del profesional moderno. En el caso de su Facultad de Comunicación y Periodismo destacan programas tales como el Máster en Dirección de Marketing y Comunicación Política y el Máster en Publicidad y Relaciones Públicas. A pesar de ser excelentes opciones para la complementación de la educación base del profesional, si su interés es optar por el periodismo enfocado a las normativas no cabe duda que su mejor opción será el Máster en Periodismo Judicial.

Artículos relacionados

1 /

Compartir