Tipos de transporte sanitario
Existen diversos tipos de transporte sanitario según el objetivo, el medio de traslado y la situación vital del paciente.
facultad de medicina · urgencias y emergencias en medicina
dom. 30 de may. 2021
0

Para el caso del transporte sanitario, existen diversos tipos de ellos según el objetivo, el medio de transporte y la situación vital del paciente. Todas estas posibilidades de traslados intra y extrahospitalario deben estar disponibles en la unidad clínica de Urgencias y Emergencias en caso de un paciente en necesidad.

Definición de transporte sanitario

Transporte Sanitario (TS) es aquel que se realiza para el desplazamiento de personas enfermas, accidentadas o por otra razón sanitaria, en vehículos especialmente acondicionados a tal efecto. También es el transporte que se desarrolla de manera accesible a las personas con discapacidad. Consiste en el desplazamiento de enfermos por causas exclusivamente clínicas cuya situación les impida desplazarse en los medios ordinarios de transporte.

El transporte sanitario se facilitará de acuerdo con las normas que reglamentariamente se establezcan por las administraciones sanitarias competentes. La regulación de la prestación del servicio de Transporte Sanitario es competencia de las Consejerías de Sanidad de las CCAA.

Objetivos

Facilitar el traslado del paciente desde el lugar donde se produce la situación urgente o de emergencia, y/o se recibe la primera asistencia, al centro de referencia o primer centro receptor –transporte primario–. O desde este a un centro de superior nivel –transporte secundario–. El traslado debería ser realizado en condiciones de:

  • Seguridad.
  • Manteniendo las constantes vitales del paciente.
  • Rapidez.
  • Comodidad.

El TS es una situación de riesgo adicional para el enfermo crítico. La complejidad del TS depende de la gravedad del paciente y el tipo de recorrido. Se deben de contemplar todos los factores que puedan afectar al paciente en su traslado: distancia, tipo de urgencias, centro receptor (centro útil), condiciones especiales, tipo de personal y recursos disponibles, número de pacientes (IMV), etc.

Aspectos legales

Tienen derecho a la financiación de esta prestación las personas enfermas o accidentadas cuando reciban asistencia sanitaria del Sistema Nacional de Salud, en centros propios o concertados. Se realiza por imposibilidad física u otras causas exclusivamente clínicas, que no puedan utilizar transporte ordinario para desplazarse a un centro sanitario o a su domicilio tras recibir la atención sanitaria correspondiente, en caso de que persistan las causas que justifiquen su necesidad. Pueden ir acompañados cuando la edad o situación clínica del paciente lo requiera.

El transporte sanitario urgente está incluido en la cartera de servicios comunes de la prestación de atención de urgencia. La cartera común suplementaria incluye las prestaciones cuya provisión se realiza mediante dispensación ambulatoria, las cuales están sujetas a aportación del usuario. Incluye Transporte Sanitario No Urgente (TSNU).

La evaluación de la necesidad de la prestación de transporte sanitario corresponderá al facultativo que presta la asistencia. Su indicación obedecerá únicamente a causas médicas que hagan imposible el desplazamiento en medios ordinarios de transporte.

Fases de intervención

  1. La activación. Comprende desde que se recibe la comunicación formal del traslado hasta que se contacta físicamente con el paciente y el personal responsable del mismo. El objetivo en esta primera fase es dar una respuesta organizada. Debe hacerse en el menor tiempo posible, ante la necesidad de transferir un paciente crítico a un centro de referencia.
  2. Estabilización. Se entiende todas aquellas actuaciones protocolizadas de soporte que se consideran necesarias realizar antes de iniciar el traslado. Estas medidas deben efectuarse de forma rápida y eficaz.
  3. El traslado. Comienza cuando se instala al enfermo en el vehículo, y termina cuando se lleva al centro hospitalario.
  4. La transferencia al personal responsable en el hospital de destino.
  5. Reactivación. Una vez completada la intervención se procede al regreso al hospital y preparación del material y vehículo para una nueva activación.

Elección de un medio

La asistencia al enfermo es de máxima prioridad. Esta importancia se ve reflejada en el acceso al paciente en el menor tiempo posible. Lógicamente, este deseo se ve condicionado por muchos factores como pueden ser la distancia del recurso al punto de atención, la velocidad que se pueda alcanzar, conocimiento del terreno, accesibilidad de la zona, meteorología, trafico, disponibilidad temporal de los recursos, etc.

Al ser muy variable el tiempo que se tarda en asistir a cada paciente, se propone como objetivo abarcar un 90% de la población a menos de 15 minutos desde la recepción de la llamada de socorro. Según este modelo se fijan los emplazamientos para las bases de los recursos disponibles. Se miden las isócronas de influencia a las que es capaz de llegar el recurso antes de los 15 minutos.

El criterio de elección del tipo de recurso varía según las características de la emergencia. Esta competencia es exclusiva del CCU (Centro Coordinador de Urgencias). En algunos casos comprende la combinación de varios recursos diferentes. Lógicamente la comunicación entre el recurso y el CCU debe de ser continua y permanente. A la hora de la elección de los diferentes tipos de transporte se debe de seguir unas recomendaciones como son: terrestres, acuáticos y aéreos.

Urgencias y emergencias

El papel de los profesionales sanitarios en los procesos de atención al paciente con patología de urgencia, es clave para poder mantener el nivel de calidad y seguridad necesarias. El Máster en Urgencias Pediátricas y el Máster en Urgencias en Atención Primaria de TECH Universidad Tecnológica son una forma de capacitación adecuada para los futuros profesionales.

Asimismo, el Máster en Imagen Clínica para Urgencias, Emergencias y Cuidados Clínicos constituye una parte sustancial de la actividad de cualquier servicio de diagnóstico por imagen. Al requerirse un manejo clínico diferente, las decisiones terapéuticas deben realizarse de manera oportuna.

Artículos relacionados

1 /

Compartir