Tipos de microscopio
El uso de distintos tipos de microscopio en el laboratorio clínico y biomédico sigue siendo esencial en las áreas de hematología, bioquímica y microbiología.
facultad de medicina · análisis clínicos
mar. 12 de abr. 2022
0

A pesar de que actualmente se tiende al uso de autoanalizadores y pruebas rápidas, el uso de los distintos tipos de microscopio en el laboratorio clínico y biomédico sigue siendo esencial en las áreas de hematología, bioquímica y microbiología. Este instrumento es imprescindible en cualquier laboratorio, por lo que su dominio y los conocimientos fundamentales sobre técnicas de microscopía son importantes para cualquier profesional de la salud interesado en el diagnóstico y el análisis clínico.

¿Qué es un microscopio?

La palabra microscopio deriva del griego mikros, que significa pequeño, y skopein, que significa examinar. Se denomina así al instrumento que permite, estando situado entre el ojo humano y un objeto, observar aquellos detalles estructurales que no son perceptibles a simple vista. Dependiendo de la fuente consultada, será definido como equipo, herramienta o instrumento que consta de un sistema de lentes que aumentan la imagen del objeto observado, y de un sistema de iluminación para poder visualizarlo.

En sus inicios, la luz necesaria para el funcionamiento del microscopio era natural, lo que acotaba el uso del mismo a un horario diurno. Actualmente, gracias a los sistemas de iluminación que funcionan con electricidad, el microscopio puede utilizarse a cualquier hora. También, los avances técnicos han producido una variedad de microscopios con múltiples aplicaciones en el laboratorio, lo cual asegura el uso futuro de esta herramienta cuya historia ha estado ligada siempre al diagnóstico clínico.

Hay una serie de conceptos ligados al campo de la microscopía como la luz, las lentes y la formación de la imagen, que se deben conocer antes de comenzar con su manejo. Por otro lado, hay dos características concretas que definen el rendimiento de estos aparatos:

  • Aumento: es el número de veces que está aumentada la imagen del objeto con respecto a su tamaño real.
  • Poder de resolución: es la mínima distancia que debe existir entre dos puntos de un objeto para que el microscopio los vea como dos puntos distintos.

Tipos de microscopio

Existen varias clasificaciones de microscopios atendiendo a diversas características. La más frecuente es la clasificación según la fuente de iluminación utilizada. Allí encontramos dos tipos principales de microscopios, los ópticos y los electrónicos, que a su vez poseen subclasificaciones.

Microscopio óptico

También llamados microscopios de luz, los microscopios ópticos utilizan la luz del espectro visible para poder visualizar el objeto, y la ampliación se produce por un sistema de lentes convergentes que refractan dicha luz.

En el microscopio óptico convencional (MO), la luz atraviesa la muestra y mediante un juego de lentes se obtiene una imagen ampliada que en el mejor de los casos llega a tener unos 1200 aumentos. La resolución del MO está limitada por la longitud de onda de la luz visible, que es aproximadamente de 0,6 micras, y por tanto no se podrán resolver detalles más pequeños que la propia longitud de onda de la luz. Dentro de este tipo de microscopio encontramos:

  • Microscopio simple o estereoscópico: también conocido como lupa. Puede ser monocular o binocular y sus aplicaciones son bastante limitadas.
  • Microscopio compuesto: este es el más común dentro de un laboratorio de análisis. En él se combinan los poderes de dos sistemas de lentes convergentes y pueden emplear distintos tipos de luz como la luz visible, la luz ultravioleta o la luz de fluorescencia.

Microscopio electrónico

Este tipo de microscopio se vale de una fuente de producción de imagen distinta a los fotones. No se utilizan esa clase de partículas para el bombardeo del objeto a visualizar, sino emisiones de distintas partículas o de ondas como electrones, protones, rayos X, entre otros, que se difractan utilizando campos electromagnéticos y cuya observación no se hace directamente sino mediante fotografía y posterior edición digital.

Dentro de estos, el microscopio más usado en el laboratorio de análisis clínico es el electrónico, ya que, gracias a los aumentos de hasta 1,5 millones que ofrece, se utiliza ampliamente en virología o estudios histológicos de ultraestructuras. Este microscopio utiliza electrones y amplificación mediante lentes magnéticas y hay dos tipos principales: el microscopio electrónico de transmisión (TEM) y el microscopio electrónico de barrido (MEB). También hay microscopios que no utilizan electrones sino, por ejemplo, protones, iones o radiación.

Como hemos visto, los avances técnicos y científicos de la microscopía no se hacen esperar. Por esta razón todo profesional médico debe actualizar constantemente sus conocimientos en este y otros temas relacionados con diagnóstico y análisis en laboratorio. En TECH Universidad Tecnológica lo sabemos, y por eso te ofrecemos el Máster en Análisis Clínicos, que contiene los últimos avances en bioingeniería, informática y estadística, de la mano de los mejores profesionales y en un entorno 100 % e-learning.

También te ofrecemos otros estudios de posgrado relacionados con los últimos avances en distintos campos de la medicina. Entre ellos está el Máster en Avances en Enfermedades Tropicales, que trata los nuevos escenarios en la medicina tropical, y el Máster en Avances en Antibioticoterapia y Resistencia Antibiótica, que se enfoca en las últimas noticias sobre desarrollo de fármacos antimicrobianos y prescripciones. Todo ello en un mismo espacio y desde la mayor universidad digital del mundo.

Artículos relacionados

1 /

Compartir