Técnicas instrumentales
Las técnicas instrumentales brindan información sobre como se debe llevar a cabo las acciones y procedimientos en un laboratorio clínico.
facultad de medicina · análisis clínicos
mié. 24 de feb. 2021
0

Dentro de los diferentes procedimientos en la medicina son utilizadas diversas herramientas para realizar cada una de las labores requeridas. El laboratorio dentro de la sanidad resulta un área de especial cuidado y atención por parte de los profesionales de la medicina que allí interactúan. El más mínimo error puede resultar fatal, tanto para la salud del paciente como para la de aquellos que se encargan de este área. Por ello resulta crucial que todos y cada uno de estos profesionales conozcan y dominen por completo las técnicas instrumentales.

El laboratorio clínico es el lugar en donde se encuentra un equipo multidisciplinario formado por el químico clínico, analista clínico y el médico patólogo clínico. En estos laboratorios se realiza el análisis de muestras biológicas humanas. Para ello, se emplean múltiples metodologías como la química clínica, la inmunología, la microbiología, hematología y otras asociadas a ellas, como técnicas instrumentales que posibilitan la obtención de resultados fiables, a partir de las muestras tomadas.

Conceptos fundamentales

El fundamento de las técnicas analíticas es el de enfrentarse a la determinación de un compuesto, sustancia o anomalías desconocidas. Así, para enfrentarse a este proceso se deben conocer una serie de conceptos básicos. Con relación a las técnicas instrumentales que se utilizan, los cuales se señalan a continuación:

  • Técnica: principio científico genérico que se utiliza para extraer información.
  • Método: es la aplicación concreta de la técnica analítica para la determinación de un analito o mezcla en una muestra definida.
  • Procedimiento: descripción detallada del método analítico.
  • Protocolo: conjunto de normas definitivas que deben seguirse sin ningún tipo de excepción cuando se pretende que los resultados analíticos puedan utilizarse con un propósito específico. Son prescritos por un organismo oficial para su uso en una situación dada.
  • Precisión: es el grado de concordancia mutua entre datos obtenidos de la misma forma.
  • Exactitud: se define como la diferencia entre el valor verdadero y el valor que se mide.
  • Sesgo: se define como el error sistemático de un método analítico. Es la diferencia entre la concentración real de un analito y la concentración medida por el equipo de ese analito. Es una característica de un equipo llevada a cabo por un protocolo específico.
  • Sensibilidad: se puede definir como la media de la capacidad de un método para diferenciar pequeñas variaciones en la concentración de un analito. La sensibilidad analítica (gamma) se define como el cociente entre m/desviación estándar, entre los que se han obtenido los datos.
  • Límite de detección: es la cantidad o la concentración más baja que se puede detectar.
  • Intervalo útil de un método analítico: es la relación de linealidad entre la señal y la concentración. • Selectividad: es la capacidad para discriminar o diferenciar de manera simultánea a distintos analitos.

Clasificación de los métodos instrumentales

Existen diversas formas de clasificar los métodos instrumentales que se utilizan en un laboratorio de análisis clínico, según diversas características. La clasificación fundamental es la de separar los métodos analíticos en métodos clásicos e instrumentales.

  • Métodos clásicos: son aquellos basados en interacciones químicas materia-materia o en reacciones químicas. Se pueden dividir en:
    • Aquellos basados en la separación de los componentes de una muestra. Dentro de estos, se encuentran los métodos de precipitación, extracción y destilación.
    • Aquellos basados en el análisis cuantitativo. Dentro de estos se encuentran las medidas gravimétricas (masa) y las medidas volumétricas (volumen o masa).
  • Métodos instrumentales: los métodos instrumentales son métodos analíticos que se basan en la medida de las propiedades físicas de los analitos (conductividad, potencial de electrodo, absorción o emisión de luz, relación carga/masa, fluorescencia, etc.) para:
    • La determinación cuantitativa o cualitativa de los analitos: métodos no separativos.
    • La separación de varios analitos: métodos separativos

Preparación de reactivos, disoluciones, tampones y controles

Previo a la utilización de las técnicas instrumentales, en la fase preanalítica, se deben controlar los procesos de preparación de distintos reactivos, disoluciones, tampones y controles. Esto para realizar el proceso con la máxima eficacia, fiabilidad y reproducibilidad. Adicionalmente, para garantizar la trazabilidad del proceso, los reactivos controles y demás materiales fungibles, deben cumplir una serie de normas, incluidas en la certificación del laboratorio según la UNE-EN ISO 9001:2015.

Todos estos componentes del proceso deben estar identificados, etiquetados por la CE, llevar la documentación técnica, lote de fabricación y registro de incidencias. Cada uno de estos materiales va a depender de la técnica a utilizar. Los mismos serán detallados en cada uno de los temas en los que se desarrollan las diferentes técnicas. A continuación, se definirán algunos conceptos fundamentales:

Reactivo

Sustancia que por su capacidad de provocar determinadas reacciones, sirve en los ensayos y análisis químicos para revelar la presencia o medir la cantidad de otra sustancia. Estos deben prepararse según estrictos protocolos, observando las fichas de seguridad y teniendo en cuenta las condiciones de dicho reactivo, para utilizar los materiales más adecuados en su preparación.

Disoluciones

Una disolución es la mezcla homogénea de dos o más sustancias donde el componente de mayor proporción se llama disolvente, y el de menor proporción se denomina soluto. En el proceso analítico, al ser métodos relativos, las disoluciones son muy utilizadas para obtener patrones de referencia, denominándose disolución patrón o estándar, a una disolución de concentración exactamente conocida. Dentro de las disoluciones se encuentran los tampones o buffer, que son aquellas disoluciones amortiguadoras, o disoluciones reguladoras de pH compuestas de un ácido y su base conjugada, es decir, sales hidrolíticamente activas, y cuya función es la de mantener estable el pH de una disolución, frente a la adición de cantidades relativamente pequeñas de ácidos o bases fuerte.

Controles

Existe un concepto importante en análisis clínico que es el de aptitud del sistema. Cuando las mediciones son susceptibles a variaciones, estas deben controlarse adecuadamente. La preparación control puede ser una preparación estándar o una solución que contenga una cantidad conocida, y cualquier otro material adicional útil para el control del sistema analítico como, por ejemplo, impurezas o excipientes.

Calibración de los equipos

La calibración es el conjunto de operaciones con las que se establece, en ciertas condiciones específicas, la correspondencia entre los valores indicados en un instrumento, equipo o sistema de medida, o por los valores representados por una medida materializada o material de referencia, y los valores conocidos correspondientes a una magnitud de medida o patrón, asegurando así la trazabilidad de las medidas a las correspondientes unidades básicas y procediendo a su ajuste, o expresando esta correspondencia por medio de tablas o curvas de corrección.

Para calibrar un instrumento o patrón es necesario disponer de uno de mayor precisión que proporcione el valor convencionalmente verdadero, que es el que se empleará para compararlo con la indicación del instrumento sometido a calibración. Este proceso se debe realizar antes y después de mediciones sensibles o críticas, cuando los resultados no correspondan, cuando haya ocurrido un accidente, caída o golpe del instrumento y en cambios del entorno o medio ambiente, por ejemplo, si se repara o da mantenimiento al clima artificial.

Técnicas instrumentales aplicadas en los procedimientos clínicos

Es importante resaltar que en cada una de las áreas de los diferentes procedimientos al interior de un centro de salud, hay practicas de salubridad que deben ponerse en ejecución en todo momento. El análisis clínico resulta de los procedimientos más rigurosos y delicados en el área de la medicina. Por esta razón se hace importante la especialización de los profesionales en esta área puntualmente.

TECH Universidad Tecnológica busca impartir una educación completamente integra. Por ello, diseñó la Facultad de Medicina de la mano de expertos en materia. Dentro de la misma es posible encontrar especializaciones de alta calidad tales como el Máster en Cardiología Oncológica y el Máster en Psicología de Urgencias y Emergencias.

Sin embargo cabe destacar el Máster en Análisis Clínicos ya que en él, el profesional hallara toda la información relevante con el fin de convertirse en especialista en áreas como la revisada en el presente artículo.

Artículos relacionados

1 /

Compartir