Relevancia del cáncer
La relevancia del cáncer es tan alta en la sociedad actual, que debe ser controlado constantemente por profesionales de la salud.
facultad de medicina · cardiología en medicina
jue. 25 de feb. 2021
0

El cáncer ha sido una enfermedad que ha tenido gran trascendencia en la humanidad. Los profesionales de la salud tienen una constante lucha en contra de esta enfermedad, buscando nuevos métodos y maneras para combatirla. A medida que avanzan los días, más y más personas mueren a causa de esta enfermedad, por esto es crucial dar una alta relevancia al cáncer oncológico como problema social.

Magnitud del problema

Para delimitar la relevancia epidemiológica del cáncer, es fundamental definir la enfermedad, lo cual no es tan sencillo. Se considera que, el cáncer es una enfermedad en la que ocurre una multiplicación rápida de células anormales de un tejido, extendiéndose más allá de sus límites habituales, pudiendo invadir partes adyacentes u órganos a distancia. Comienza con la transformación de una única célula, que puede estar relacionada con factores ambientales o genéticos heredados, pasándose de una situación pre cancerosa a un tumor maligno. El cáncer es la segunda causa de muerte en el mundo.

En 2015, ocasionó 8,8 millones de defunciones; esto implica que una de seis defunciones en el mundo se debe a esta enfermedad. Se estima que, anualmente hay alrededor de unos 18 millones de casos de cáncer en todo el mundo. Los tumores más prevalentes son el cáncer de pulmón y de mama, seguidos del cáncer colo-rectal, próstata y estómago.

Los tumores que más mortalidad producen a nivel mundial son los de pulmón (1,69 millones de defunciones anuales), hígado (788.000 defunciones anuales), colon (774.000 defunciones anuales), estómago (754.000 defunciones anuales) y mama (571.000 defunciones anuales). En cuanto a su distribución por sexos, en varones, el cáncer de pulmón es el más prevalente, seguido del cáncer de próstata, colo-rectal, estómago y hepatocarcinoma. En mujeres, el tumor más prevalente es el de mama, seguido del cáncer colo-rectal, pulmón, cérvix uterino y tiroides.

Relevancia del cáncer en la sociedad

El cáncer constituye un enorme peso de enfermedad en la sociedad, tanto en países desarrollados como en países en vías de desarrollo . La distribución en función del índice de desarrollo humano varía de forma significativa entre países. En los países en vías de desarrollo, son más prevalentes los tumores que afectan a edades más tempranas y relacionadas con los agentes infecciosos con capacidad oncogénica.

Las infecciones oncogénicas, entre ellas las causadas por virus de las hepatitis B y C o por papiloma virus humanos, ocasionan el 25% de los casos de cáncer en los países de ingresos medios y bajos, y el 7% en los países de ingresos altos.El peso del cáncer está aumentando debido al envejecimiento de la población, así como al aumento de la prevalencia de los factores de riesgo de desarrollar cáncer.

El cáncer se puede prevenir; hasta el 30% de las muertes por cáncer se deben a cinco factores de riesgo conductuales y alimentarios, como son la falta de actividad física, la obesidad, el consumo insuficiente de frutas y verduras, y el consumo de tabaco y alcohol. También son determinantes los cambios en el patrón reproductivo asociados a la urbanización y al desarrollo económico.A pesar de que los ratios de incidencia de todos los cánceres, globalmente son aproximadamente el doble de altos en los países más desarrollados, tanto en hombres como en mujeres, la tasa de mortalidad es inferior en estos países, siendo entre un 8% y un 15%.

Esta disparidad refleja las diferencias regionales que afectan al control de los factores de riesgo, programas de prevención y disponibilidad de tratamientos.

Impacto del cáncer

Un porcentaje muy importante de casos de cáncer y de muertes por cáncer se pueden prevenir implementando, de forma global, medidas de prevención, como el control de la obesidad, del tabaco y el alcohol, programas de vacunación y el uso de test de detección precoz. El tabaquismo es el factor de riesgo que provoca un mayor número de casos de cáncer. A nivel mundial causa aproximadamente un 22% de las muertes por cáncer y un 71% de las muertes por cáncer de pulmón. Uno de los problemas más importantes al que se enfrenta un profesional médico es la detección de cáncer, con frecuencia, en una fase avanzada.

La falta de diagnóstico y de tratamiento es muy frecuente en los países menos desarrollados. Más del 90% de los países de ingresos altos ofrecen tratamiento a los enfermos oncológicos, mientras que en los países de ingresos bajos este porcentaje es inferior al 30%. En torno al 70% de todas las muertes por cáncer registradas se producen en África, Asia, América Central y Sudamérica.

El impacto económico del cáncer es muy importante y con tendencia creciente; se estima que el costo atribuible a la enfermedad asciende a más de un billón de dólares anuales.

Factores de riesgo de cáncer. Prevención

El proceso por el cual se producen las alteraciones celulares que llevan al cáncer es el resultado de la interacción entre factores genéticos y factores adquiridos, derivados de agentes externos. El envejecimiento es un factor de riesgo fundamental en la aparición del cáncer. Son múltiples los factores implicados en el aumento de riesgo de cáncer asociado a la edad.

Parece que la acumulación de factores de riesgo y la pérdida de eficacia en los procesos de reparación celular son los mecanismos causales más relevantes. En cuanto a los agentes externos, se describen tres categorías: los carcinógenos físicos (radiaciones ionizantes o ultravioletas, por ejemplo), los carcinógenos químicos (componentes del humo del tabaco, amianto o arsénico, por ejemplo) y carcinógenos biológicos (determinados virus, bacterias o parásitos).

A nivel mundial, los principales factores de riesgo de cáncer son el consumo de tabaco y de alcohol, junto a la mala alimentación y el sedentarismo. También las infecciones son un factor de riesgo muy relevante, sobre todo, en los países de ingresos medios y bajos. Así, las infecciones causadas por Helicobacter pylori (cáncer de estómago), papiloma virus humano (cáncer de cuello uterino), virus de hepatitis B y C (cáncer de hígado) y virus de Epstein-Barr (linfomas) son factores de riesgo de cáncer de primera magnitud. Hasta la mitad de los cánceres pueden evitarse.

Para ello, es fundamental reducir la exposición a los factores de riesgo (imprescindible evitar el consumo de tabaco) y adoptar estrategias de prevención primordial, primaria y secundaria. La prevención debe incluir también los conceptos de detección precoz y tratamiento temprano. Ante el mismo tipo de cáncer, una detección temprana supone un cambio drástico en las posibilidades de éxito terapéutico y de mejora del pronóstico.

El profesional como actor en la lucha contra el cáncer

Las enfermedades han estado presentes en toda la historia humana, por ello su relevancia dentro de la sociedad es tan alta. Esta constante búsqueda por el bienestar demanda por supuesto personal capacitado para atender las diferentes dolencias que se presentes. Del mismo modo pero en mayor medida sucede con enfermedades tan extensas como lo es el cáncer.

En TECH Universidad Tecnológica se han diseñado diversas especializaciones con el fin de combatir el daño que produce esta enfermedad. Comprometida con la labor social que realizan los profesionales de la salud, pone a disposición del alumnado su Facultad de Medicina. En ella es posible encontrar especializaciones de alta calidad tales como el Máster en Dolor y el Máster en Psicología de Urgencias y Emergencias.

Sin embargo, la especialización dedicada enteramente a la constante lucha contra el cáncer es, sin duda, el Máster en Cardiología Oncológica. Allí el profesional adquirirá los conocimientos suficientes para convertirse en un especialista en tan solo un año.

Artículos relacionados

1 /

Compartir