Procesos en la infectología pediátrica

La infectología pediátrica es un campo de gran exigencia, por ello, es necesario contar con conocimientos innovadores.

facultad de medicina
viernes, 29 de julio de 2022
0

El cuidado de niños y adolescentes es uno de los principales focos para los sistemas de salud, por esta razón, se demanda de diferentes conocimientos prácticos y técnicos, los cuales permitirán realizar la prevención de enfermedades con relación a la infectología pediátrica.  

A lo largo de este texto haremos hincapié en los diferentes componentes que rodean la dinámica de transmisión de agentes infecciosos más frecuentes en este grupo poblacional. De este modo al concluir el texto los lectores contarán con un nuevo bagaje conceptual que los orientará de mejor manera en el manejo de este tipo de problemáticas.  

Mecanismos de trasmisión en infectología pediátrica

Las enfermedades infecciosas se definen como aquellas enfermedades causadas por agentes patógenos: bacterias, virus, parásitos u hongos. Estas enfermedades pueden transmitirse directa o indirectamente de una persona a otra. Las enfermedades infecciosas que también pueden transmitirse desde los animales al hombre, se denominan zoonosis. 

 En general, la transmisión de agentes infecciosos se define como todo mecanismo por el que estos se diseminan, a través del medio de un individuo a otro individuo. Los mecanismos de transmisión de las enfermedades pueden ser directos o indirectos.  

Transmisión directa

En este apartado existen tres modos de transmisión del agente infeccioso:

  • Transmisión directa e inmediata: es la transferencia directa e inmediata del agente infeccioso desde el foco de infección hasta la puerta de entrada de una persona susceptible de ser infectada, produciéndose así la infección. Es el mecanismo más común. Se produce a través del tacto, besos, relaciones sexuales y la proyección directa de aerosoles (diseminación de gotitas producidas al hablar, estornudar o toser) de una persona infectada sobre las mucosas de una persona sana. Este contagio por gotitas se limita a distancias menores de 1 metro. 
  • Transmisión por inoculación: cuando el tejido de una persona sana se contagia, a través de mordeduras, o al entrar en contacto con material punzante o cortante contaminado, en donde el agente causal puede encontrarse como flora saprófita.  
  • Transmisión transparentaría: es la diseminación del agente infeccioso, a través de la barrera placentaria. 

Transmisión indirecta

Hay tres mecanismos principales de transmisión indirecta del agente infeccioso:  

  • Transmisión mediada por vehículos: tiene lugar cuando cualquier material contaminado sirve de intermediario para el transporte y la introducción de un agente infeccioso en una persona susceptible, a través de una puerta de entrada adecuada. Estos materiales pueden ser: agua, alimentos, productos biológicos como sangre, suero, plasma, tejidos orgánicos, y objetos (fómites) como son los juguetes, prendas de vestir, peines y cepillos, ropa de cama, o instrumentos quirúrgicos contaminados. Esta transmisión mediada por vehículos no precisa que el agente causal se multiplique o se desarrolle en el vehículo en cuestión.  
  • Transmisión mediada por vectores: dentro de este tipo hay dos clases, la transmisión por vectores mecánicos y por vectores biológicos.  
    • – La transmisión por vectores mecánicos se produce cuando un insecto a través de la suciedad de sus patas, de su trompa o de sus propias deyecciones disemina una infección. Esta transmisión mecánica no precisa que el agente causal se multiplique o se desarrolle en el vector. Un ejemplo sería la sobreinfección bacteriana de picaduras de mosquitos.  
    • – La transmisión biológica: se produce cuando el agente causal necesita completar su ciclo vital dentro del artrópodo vector antes de poder ser transmitido a una persona sana, como ocurre en el caso de la malaria y de la leishmaniasis.  
  • Transmisión aérea: se producen por la diseminación de aerosoles que contienen agentes infecciosos hasta una puerta de entrada adecuada de una persona susceptible. Esta puerta de entrada es generalmente el tracto respiratorio. 

Por otra parte, también debemos destacar la transmisión intrafamiliar, pues debido a los estrechos y constantes cuidados que precisan en el seno de las familias e instituciones educativas. Esta transmisión intrafamiliar puede establecerse tanto de forma directa como de forma indirecta. Por lo tanto, hay que extremar las medidas de higiene, sobre todo en los niños más pequeños. 

Dinámica de los mecanismos de transmisión de agentes infecciosos más comunes en la actualidad 

A continuación, se van a describir los mecanismos de transmisión en particular de siete de las enfermedades infecciosas más frecuentes en pediatría: 

  1. Infecciones bacterianas:  
    • S. pyogenes es el agente causal de la faringoamigdalitis aguda bacteriana, además de presentar otras formas clínicas como escarlatina, otitis media, infección de la piel y partes blandas, bacteriemia, sepsis puerperal u artritis entre otras afecciones. 
    • Se transmite de manera directa por contacto con las secreciones infectadas o por vía respiratoria, a través de gotitas de saliva dispersadas al toser, estornudar o hablar.
    • Además, Para prevenir el contagio entre la población pediátrica se han de extremar las medidas de higiene tanto en la familia, como en los colegios y guarderías, evitando la exposición a otras personas enfermas, realizando lavados frecuentes de manos y evitando compartir utensilios como juguetes, lápices o pañuelos.
  2. Infecciones parasitarias:
    • La pediculosis capilar es la parasitosis externa más frecuente en niños en edad escolar. Es necesario extremar las medidas higiénicas para evitar el contagio sobre todo en centros escolares. Una vez diagnosticada, se ha de instaurar un aislamiento de contacto hasta 24 horas después de un tratamiento efectivo. Se han de higienizar los peines y cepillos, así como la ropa y las sábanas. 
  3. Infecciones Víricas:
    • Los virus entero patógenos que con más frecuencia producen diarreas víricas en pediatría son: Rotavorus, Norovirus, Adenovirus y Astrovirus. Son virus de distinta naturaleza, pero que se transmiten por las mismas vías: ingesta de agua, alimentos o material contaminado con sustancias fecales. Se han de extremar las medidas de higiene con estos pacientes, como el lavado de manos, limpieza de superficies y sobre todo instaurar medidas de aislamiento en pacientes incontinentes o con pañales. Con frecuencia causan brotes nosocomiales. 
    • Por otra parte, están las afectaciones respiratorias: los agentes etiológicos que con mayor frecuencia se asocian a las infecciones del tracto respiratorio en el niño, son: Virus respiratorio sincitial, Rinovirus, Parainfluenzavirus, Virus de la gripe A, B y C, Adenovirus, Metapneumovirus humano, Bocavirus humano y Coronavirus. 
  4. Infecciones fúngicas:
    • Las tiñas o dermatofitosis son muy frecuentes en niños. Se contagian principalmente por contacto con animales infectados o con otras personas infectadas. La forma de transmisión puede ir asociada al contacto con animales y, por lo tanto, se deben diferenciar las fuentes de contagio entre población rural en contacto con animales y la población urbana, más frecuentemente usuaria de centros de deporte y animales de compañía. 
    • Al ser un contagio por contacto se han de evitar que los niños jueguen con animales no controlados sanitariamente, además de extremar las medidas de higiene como lavado de manos y de ropa con la que han estado en contacto con un animal o persona posiblemente infectada. 

La necesidad de la actualización profesional

Como hemos podido observar a lo largo del texto existen diferentes factores de riesgo para el ámbito pediátrico. Por este motivo, en TECH Universidad Tecnológica creemos que es necesario contar con programas novedosos, que puedan proporcionar nuevas sapiencias sobre las patologías existentes y las que puedan aparecer a través del tiempo.

En nuestro centro de educación superior contamos con diferentes opciones académicas, de las cuales se destacan el Máster en Infectología Clínica o el Máster en Avances en Antibioticoterapia. Sin embargo, si sus deseos son especializarse en el ámbito de enfermedades infecciosas contamos con el Máster en Infectología Pediátrica, el cual ha sido diseñado por los mejores especialistas en la materia, dando como resultado un plan de estudio vanguardista.

Categorías: master

Artículos relacionados

1 /

Compartir