Polisomnografía
El estudio del sueño es importante en la neurofisiología para diagnosticar y tratar los trastornos del sueño y así mejorar la salud de los pacientes.
facultad de medicina · neurología
lun. 02 de may. 2022
0

La polisomnografía (PSG) es un examen que posibilita el análisis y la codificación de las fases de sueño en adultos. Con esta técnica se puede comprender la microestructura del sueño a través de los grafoelementos, que son señas visuales que representan la actividad eléctrica cerebral en el electroencefalograma. El estudio del sueño es importante en la neurofisiología para diagnosticar y tratar los trastornos del sueño y así mejorar la salud de los pacientes.

Análisis y codificación de la polisomnografía en adultos

El análisis de una polisomnografía debe realizarse por partes y atendiendo a las señales registradas. Cada señal tiene su propio sistema y una normativa de análisis y codificación de sucesos que pretende estandarizar dicho proceso para que el resultado sea el mismo con independencia del lugar del mundo se haya realizado la polisomnografía, del aparato que haya sido utilizado o de las personas que hayan realizado el análisis de dichos datos. Se debe realizar un análisis sistemático y global de todo lo registrado durante la PSG, que permitirá obtener datos sobre:

  • Microestructura de sueño
  • Macroestructura de sueño
  • Actividad EEG no relacionada con el sueño
  • Actividad cardiaca
  • Actividad respiratoria
  • Actividad motora
  • Actividad en el resto de señales
  • Actividad en el registro de video (si se dispone del mismo)

Tras la codificación de cada parte se deberán interpretar los hallazgos y relacionarlos todos en un informe. La interpretación del registro de polisomnografía es una de las herramientas diagnósticas del estudio de los trastornos del sueño. De ello depende que todos los hallazgos, fisiológicos o anormales que se encuentren en la noche del registro polisomnográfico en el laboratorio, se puedan extrapolar a lo que sucede en el sueño habitual del paciente en su domicilio y condiciones habituales.

Microestructura de sueño

En la polisomnografía, el análisis de microestructura de sueño se realiza a la vez que el de macroestructura, pero ambos son análisis diferenciados. El primero consiste en realizar una búsqueda detallada e individual de determinados grafoelementos individuales de aparición intermitente o periódica en las diferentes derivaciones de la señal EEG y a lo largo del registro de sueño. Dichos grafoelementos individuales están relacionados con determinadas fases de sueño o con microdespertares. Durante el análisis del sueño es primordial reconocer dichos grafoelementos, porque son la base para realizar posteriormente el análisis de la macroestructura de sueño, en la que se relacionará el análisis de microestructura de EEG, con los hallazgos de señal EOG y EMG, en segmentos de 30 segundos también llamados épocas. Dicho análisis macro es el que clasificará cada época en determinadas fases de sueño.

Los aparatos de polisomnografía detectan algunos de estos grafoelementos de sueño y de microdespertares, y son los que se utilizan, mediante algoritmos específicos, para realizar la codificación automática en fases de sueño. Sobre el análisis realizado por el propio aparato, el personal experto realiza un nuevo análisis o revisión, dado que los sistemas automáticos no detectan suficientemente estos grafoelementos de microestructura y, por lo tanto, cuando realizan la codificación de la macroestructura tienen una tasa de acierto en la codificación de épocas con respecto al análisis realizado por el experto que ronda el 60 % o menor.

Grafoelementos de sueño en la polisomnografía

Se trata de identificar determinados grafoelementos en las diferentes derivaciones de la señal EEG. Dichos grafoelementos se relacionan principalmente con determinadas fases de sueño. Por lo tanto, proporcionan datos que ayudarán posteriormente para codificar fases de sueño. Algunos se relacionan con alteraciones de índole epileptiforme.

  • Ondas Agudas de Vértex: son ondas de morfología aguda de menos de 0.5 segundos de duración medido desde la base de la onda, de amplitud máxima en las regiones centrales.
  • Complejos K: son ondas agudas lentas de polaridad negativa (hacia arriba) muy bien definida, inmediatamente seguida de un componente de polaridad positiva (hacia abajo), con una duración total del complejo mayor o igual a 0,5 segundos. Es máxima en amplitud en las regiones frontales.
  • Husos de sueño (sleep spindles): se tratan de trenes de ondas sinusoidales, a una frecuencia de 12-14 Hz, con una duración mayor o igual a 0,5 segundos. Amplitud máxima en derivaciones centrales.
  • Ondas lentas en rango delta: son ondas con una frecuencia de 0,5 a 2 Hz, de una amplitud de pico a pico mayor de 75 microvoltios, medidas en regiones frontales.
  • Ondas en dientes de sierra: Se tratan de trenes de ondas agudas o de morfología triangular/serrada, a una frecuencia de 2-6 Hz, que alcanzan su máxima amplitud en regiones centrales. Habitualmente preceden a un brote de movimientos rápidos de los ojos (fase R).

En ocasiones, la polisomnografía muestra grafoelementos anómalos, tales como aquellos de morfología epileptiforme (ondas agudas, puntas, complejos punta-onda, etc.), o significativos de lentificación cortical (ondas en rango theta, o delta). La identificación de estos últimos en vigilia se hace con relativa facilidad, pero el sueño suele ser más complejo por aparecer entremezclados con grafoelementos fisiológicos del sueño.

Microfragmentación de sueño

Cada vez que sucede un despertar durante el sueño y este se interrumpe, ocurren cambios fisiológicos en el organismo que si se repiten con frecuencia son perjudiciales a largo plazo, por aceleración de la frecuencia cardiaca, subida de la tensión arterial etc. El análisis de macroestructura en la polisomnografía se realiza en épocas o segmentos de 30 segundos, y por lo tanto solo reflejará despertares prolongados como épocas de vigilia (W), intercaladas entre épocas de sueño.

El análisis de la microestructura trata de identificar determinados grafoelementos en las derivaciones de la señal EEG, relacionados con microdespertares de breve duración, que no quedan reflejados en al análisis macro. Su cuantificación y medición como índice de microdespertares y como patrón alternante cíclico (de sus siglas en ingles CAP), proporciona datos que ayudaran a valorar el grado de microfragmentación, estabilidad y profundidad del sueño.

Microdespertares o arousals

En la polisomnografía, un microdespertar es un cambio brusco en la frecuencia electroencefalográfica, incluyendo frecuencias alfa, theta o frecuencias superiores a 16 Hz (que no coincidan con la descripción previa de huso de sueño) de al menos 3 segundos de duración, con al menos 10 segundos de sueño estable precediendo el cambio.

Durante el sueño REM se requiere un incremento en la actividad electromiográfica de mentón de al menos 1 segundo de duración. Este incremento de tono puede verse también con frecuencia en microdespertares en sueño NREM pero en éste no son criterio imprescindible como en sueño REM. Los microdespertares se pueden cuantificar y expresar como un índice (microdespertares/hora de sueño). A mayor índice, mayor inestabilidad y microfragmentación del sueño.

Polisomnografía en la medicina del sueño

La polisomnografía es el examen comúnmente utilizado en la medicina del sueño para diagnosticar trastornos del sueño. En los campos de la cronobiología y la cronopatología se han dado grandes avances en los últimos años, ya que se han encontrado hallazgos relacionados con la neurodegeneración, los trastornos de conducta durante el sueño y la comprensión de la díada sueño-vigilia. En esta especialidad con alta demanda de profesionales, los médicos encuentran una oportunidad única de especializarse. Por eso, en TECH Universidad Tecnológica hemos diseñado de la mano de un cuerpo docente prestigioso el Máster en Medicina del Sueño, para que actualices tus conocimientos y te conviertas en un experto especialista del sueño en tu práctica diaria.

Hemos diseñado, además, otros programas de vanguardia que ofrecen las últimas novedades médicas como el Máster en Actualización en Diagnóstico y Tratamiento Neurofisiológico, un programa centrado en las nuevas tecnologías terapéuticas de la neurofisiología clínica. También tenemos el Máster en Actualización en Neurología, que te brinda los resultados de la evolución en el diagnóstico y tratamiento neurológico de las últimas décadas.

Artículos relacionados

1 /

Compartir