Factores que influyen en la toxicidad
Paracelso afirmó que “todas las cosas son venenos y nada no es venenoso, tan sólo la dosis hace que una cosa no constituya un veneno”. Y aunque está afirmación es correcta, también influyen otros factores en la toxicidad.
facultad de medicina · toxicología
lun. 09 de may. 2022
0

La toxicidad es una propiedad química de las sustancias con la que al contacto pueden producir efectos nocivos sobre los seres humanos. El estudio de la toxicidad es importante, ya que esta es una de las causas para visitar urgencias. El paciente intoxicado debe diagnosticarse y tratarse con suma precaución, así que en este artículo veremos los factores que influyen en la toxicidad de las sustancias.

¿Qué factores influyen en la toxicidad de una sustancia?

Paracelso afirmó que “todas las cosas son venenos y nada no es venenoso, tan sólo la dosis hace que una cosa no constituya un veneno”. Y aunque está afirmación es correcta, también influyen otros factores, independientes de la dosis y también del tóxico, que van a afectar a su comportamiento y que van a afectar a su toxicidad.  Dentro de ellos, cabe destacar tanto factores individuales como ambientales que se pasarán a analizar más adelante.

Los tipos de factores se pueden clasificar de diferentes maneras, pero en este caso se clasificarán en tres tipos: por un lado, en función de aquellos que dependen sobre todo del tóxico, por otro lado, en función de los factores dependientes fundamentalmente de los receptores, y, por último, los factores que están en función del ambiente.

Toxicología reproductiva y geriátrica

Antes de entrar a los factores, es importante resaltar que los dos grupos en los que la toxicidad tiene especial impacto son las mujeres gestantes y la población geriátrica. Se estima que hasta casi el 1% de todas las intoxicaciones ocurren en la mujer gestante, lo que significa que cada caso implica al menos a dos seres vivos con diferencias fisiológicas significativas que conviene conocer.

Los ancianos se caracterizan por alteraciones de la farmacocinética y la farmacodinamia, así como por extensión de la toxicocinética y toxicodinamia, que se asocian a mayores reacciones adversas y efectos toxicológicos a menores dosis. Así, tanto la absorción como la distribución, metabolismo y excreción suelen estar alterados en mayor o menor medida.

Factores dependientes del tóxico

  • La dosis del tóxico. El más básico de los principios de la toxicología indica que la intoxicación depende de la dosis. Por consiguiente, cualquier sustancia puede ser tóxica a la dosis adecuada. Aunque se puede hablar de sustancias más peligrosas, debido a que la dosis necesaria para causar intoxicación aguda es reducida.
  • La vía de absorción modifica el grado de toxicidad. Lógicamente se produce una mayor absorción si el tóxico se introduce directamente por la vía intravenosa que en el caso de su administración por vía oral.
  • La rapidez en la administración también influye en la toxicidad.
  • La concentración del tóxico en el soluto puede transformar una sustancia inerte en veneno.
  • La presencia del tóxico dentro de una composición química, y no sólo como sustancia única, se puede aumentar o reducir la toxicidad, haciendo que, a su vez, se trate de una intoxicación múltiple al entrar en contacto, tanto con el solvente como con el soluto, ambos potencialmente tóxicos.
  • Propiedades fisicoquímicas. Pueden modificar de manera marcada la toxicidad de una sustancia:
    • El pH, la presión de vapor, en casos de exposición a través de la vía aérea, o la ionización.
    • Los cambios en la estructura química como presencia de enlaces, radicales libres o complejos químicos, pueden aumentar la actividad de cierta sustancia y, consecuentemente, su toxicidad.

Factores dependientes de las personas receptoras

Son muchos los factores individuales que pueden afectar al grado de intoxicación de las personas. Se pueden destacar varios como la edad, el sexo, la raza, la dieta que consumen y el estado de salud previo de las personas que tomaron el tóxico.

Edad

La edad es un elemento muy importante al hablar de la toxicidad de las sustancias. Las personas con edades extremas son las que, en términos generales, tienen una mayor sensibilidad a las sustancias tóxicas, aunque por razones muy diferentes.  En el caso de los niños, es por la inmadurez orgánica y fisiológica, mientras que, en los ancianos, por la disfunción orgánica progresiva causada por la vejez.

Niños:

  • Menor cantidad de enzimas.
  • Inmadurez de ciertos procesos metabólicos que, en ocasiones, no están completamente desarrollados.
  • Vaciamiento gástrico lento, lo que facilita la absorción.
  • Mayor absorción intestinal.
  • Distribución a mayor concentración que en el adulto, debido a su menor masa corporal.

Ancianos:

  • Menores reacciones enzimáticas y capacidades metabólicas.
  • Reducción general de la función orgánica debido al envejecimiento.  Es habitual que exista un cierto grado de insuficiencia cardíaca, insuficiencia renal, insuficiencia hepática o insuficiencia inmunológica en los ancianos.
  • Atrofia de la mucosa intestinal.
  • Menor motilidad intestinal.
  • Alteración en la distribución del tóxico debido a:
    • Aumento del tejido adiposo.
    • Disminución de masa muscular.
    • Disminución del agua corporal total.

Sexo

También el sexo puede influir en la toxicidad. Por poner un ejemplo, es habitual que las mujeres tengan una menor tolerancia al alcohol, debido a que tienen una menor cantidad de deshidrogenasa estomacal con relación a los varones.

Estado nutricional

Una dieta baja en proteínas, como la de algunos vegetarianos, hace que disminuyan los niveles plasmáticos de albúmina, lo que implica un aumento de la fracción libre del tóxico, que es la que causa el efecto adverso. Asimismo, existe relación entre tóxicos específicos y ciertos alimentos. Por ejemplo, los alimentos grasos favorecen la absorción de algunos plaguicidas.

Estado de salud

Lógicamente el estado de salud participa en el grado de toxicidad.  De este modo, un paciente que parezca una insuficiencia renal tendrá dificultades para eliminar un determinado tóxico, siendo la vida media de este mayor dentro del organismo. Algo parecido se puede decir de los pacientes que tiene insuficiencia hepática, que presentarán dificultad para la metabolización de algunos tóxicos.

Factores dependientes del ambiente

También se puede hablar de ciertos factores ambientales que modifican el grado de toxicidad. Cabe destacar la temperatura ambiente, aunque otros como el viento, la lluvia o la presión atmosférica también van a influir y modificar el grado de toxicidad.

Temperatura

La temperatura puede influir de diferentes maneras, por lo que es importante destacar las siguientes:

  • Con el aumento de la temperatura aumenta la velocidad de las reacciones químicas, y viceversa.
  • La temperatura ambiente elevada facilita que se produzca vasodilatación periférica lo que favorece una mayor absorción cutánea de algunos tipos de tóxicos.

Presión atmosférica

La velocidad de las reacciones es directamente proporcional a la presión. De este modo, a mayor presión atmosférica, se producirá mayor velocidad de la reacción. Por poner un ejemplo práctico, si una persona ingiere bebidas alcohólicas en un lugar geográficamente elevado y, posteriormente, desciende a otro a un nivel más bajo, es fácil que aumenten los efectos adversos producidos por la bebida alcohólica.

Viento y lluvia

Algunas condiciones meteorológicas como el viento o la lluvia facilitan la precipitación al suelo de ciertos tóxicos que se mueven en forma de vapores o aerosoles.

Toxicidad y toxicología

No solo la dosis es importante para que una sustancia se comporte como tóxica. Existen otras muchas variables que pueden afectar a la toxicidad de cualquier sustancia. Por tanto, el médico, especialmente el urgenciólogo, debe estar al tanto de las variables que inciden en la toxicidad de las sustancias al momento de realizar el diagnóstico del paciente, para su correcto tratamiento. En TECH Universidad Tecnológica contamos con el Máster en Toxicología en Urgencias, un programa que te dará las herramientas precisas para tratar estos casos con claridad, precisión y soltura en tu praxis diaria.

Contamos, además, con otros programas de gran interés profesional, como el Máster en Cuidados Críticos Cardiovasculares en el Servicio de Urgencias, que se enfoca en un área crucial y muy demandada para los centros médicos, o el Máster en Enfermedades Infecciosas en el Servicio de Urgencias, un pilar básico de la medicina con todas las novedades tanto científicas como técnicas en su programa. Todos nuestros programas son 100 % virtuales, completos, rigurosos, y cuentan con la última tecnología de aprendizaje virtual interactivo.

Artículos relacionados

1 /

Compartir