El vinculo en la terapia familiar

En el ámbito de la terapia familiar es fundamental conocer los diferentes elementos que conforman esta práctica.

facultad de medicina · atención primaria
viernes, 29 de julio de 2022
0

La primera regla de la comunicación (Watzlawick) es que es imposible no comunicar y por extensión “no es posible no influir”. En ese orden de ideas es fundamental para generar un impacto positivo en los pacientes realizar un vínculo terapéutico competente, de tal forma que a través del auto descubrimiento se hallen las carencias y virtudes de los individuos. Lo anterior es una parte fundamental para realizar un trabajo competente en la terapia familiar.  

Manejar correctamente esta característica de la psicoterapia es una parte vital para desenvolverse con eficiencia en la praxis laboral, por lo cual, a lo largo de este texto ahondaremos en los diferentes insumos que componen las relaciones terapéuticas.  

El principal problema que tiene esta área del saber es cuanto a la forma de relacionarse el terapeuta con el paciente (razón a razón), ha mejorado la capacidad de ofrecer tratamientos más rápidos. Pero muchos pacientes no resuelven su sensación sentida con este modelo, ya que son capaces de saber muy bien que es lo que les hace sentirse mal (cognición), pero no pueden dejar de sentirse mal (emoción), y todo esto porque la tecnología que emplea el terapeuta no alcanza a comunicarse directamente con las memorias emocionales que deciden nuestra forma de ser y de enfermar. 

Psicoterapia en tiempo limitado

En 1998, comenzó un programa de investigación en el Centro de Evaluación y Psicoterapia que se denominó “Psicoterapia de Tiempo Limitado”. Este programa tenía tres objetivos:  

  • Conseguir en menos tiempo la misma eficacia en psicoterapia (una media de 12 sesiones).  
  • Trabajar la raíz del conflicto intrapsíquico, abarcando toda la estructura psíquica del sujeto, diferenciándonos de los modelos que acortan el tiempo de tratamiento por focalizar en puntos concretos del ecosistema del paciente. 
  •  Conseguir una interiorización de las herramientas que determinan la mejoría del sufrimiento humano, creando nuevas memorias, por lo tanto, nuevas formas de encarar el aquí y el ahora. 

En la psicoterapia de tiempo limitado intervenimos en la raíz del conflicto intrapsíquico, instalándonos en la sede de este, para así después poder cambiar las memorias que mantienen al sujeto encadenado a una realidad mental basada en el horror, el vacío o el caos, y que culmina con la expresión a distintos niveles.

Por lo tanto, podemos definir la psicoterapia de tiempo limitado como: “Una intervención psicológica que se comunica con las estructuras subcorticales, las cuales son las sedes de las memorias que inciden en la conducta, cogniciones, sentimientos y forma de procesar la experiencia vivida en el aquí y el ahora. Y que posteriormente interviene para cambiar estas memorias incapacitantes por otras más adaptadas, de tal manera que las bases de homeostasis integral del ser humano generan nuevos modos de comunicación consigo mismo y con el entorno del sujeto”.

De igual manera, La psicoterapia de tiempo limitado trata de conseguir que la familia pueda establecer memorias más adaptadas, que le desaten del sufrimiento y de las manifestaciones o conductas patológicas. Las memorias más importantes para este tipo de psicoterapia serán aquellas que están trasmitiendo al sistema de supervivencia o conservación y que se encuentra en un peligro vital debido a una carencia en aquello a lo que está fijado o simplemente por un vacío que le lleva a eso que llamamos enfermedad. 

 Influencia de la memoria

La memoria es muchas cosas distintas. No es pues sorprendente que una función tan compleja y multifacética del cerebro sea difícil de encasillar. Cada tipo distinto de memoria se almacena y recupera de diferente manera y docenas de áreas del cerebro están implicadas en una compleja red de interacciones. Sin embargo, y aunque poco a poco, la geografía de la memoria humana empieza a aclararse. 

Para entender la memoria tenemos que mirar las células individualmente, porque ahí es donde se hacen las memorias. La memoria no es otra cosa que “una asociación tal entre un grupo de neuronas que, cuando se dispara una, se disparan todas, creando un canon específico de actividad” (Rita Carter 2002, El Nuevo Mapa del Cerebro Humano). 

Los pensamientos, las percepciones sensoriales, las ideas y las alucinaciones están compuestas de esta misma forma. Un canon determinado trae consigo la experiencia de miedo, otro canon, provocado en un área distinta, trae consigo un sabor y así sucesivamente. Las memorias se forman cuando un canon se repite con frecuencia o en circunstancias que favorecen su codificación.

Se debe a que cada vez que un grupo de neuronas se dispara a la vez aumenta la tendencia a volverlo a hacer. Las neuronas se disparan en sincronía, activándose unas a otras como lo hacen las partículas en un haz luminoso. 

Tipos de memoria

Hay que distinguir los tipos de memoria. La denominada memoria semántica es el almacén de cosas que “sabemos”, sin que intervenga nuestra relación personal con ellas. Por ejemplo, si tomamos algo amargo y no nos gusta o es nocivo para nuestra salud, esa sensación de evitación a ese sabor quedará guardada en esta memoria.

Las memorias que se mantienen vestidas de detalles personales son bien distintas y el cerebro las trata de forma diferente. Estas memorias son conocidas como memorias episódicas, y en ellas incluimos las “memorias de estar allí”.  

Cuando las recordamos recrean gran parte del estado mental en el que estábamos en el momento en que se asentaron. Un estado mental es una percepción abarcadora del mundo; percepción que aúna los sentidos, los pensamientos, los sentimientos y las memorias para formar un todo. La emoción es el denominador común del tipo de escenas que se quedan en nuestra mente.  

Esto ocurre porque unas olas de neurotransmisores excitatorios aumentan la frecuencia de disparo de las neuronas en ciertas partes del cerebro. Este proceso tiene dos efectos. En primer lugar, aumenta la intensidad de la percepción produciendo esa sensación de claridad y de lentitud en el transcurso del tiempo propias de las situaciones de crisis.  

En segundo lugar, se refuerza la potenciación a largo plazo, de manera que aumenta la probabilidad de que los sucesos ocurridos sean recordados en el futuro y evitados, si son desagradables, o evocados, si son agradables. Estos dos efectos son obviamente muy válidos para la supervivencia. 

El entendimiento y renovación como pilar de progreso

En el siglo XX y sobre todo en el XXI, como ya mencionamos al principio de nuestra introducción, el paciente no puede estar mucho tiempo realizando psicoterapia, son tiempos nuevos, en los que también la práctica laboral demanda no solo en la eficacia, sino también de nuevas metodologías. Un ejemplo es la psicoterapia de tiempo limitado en la que podemos trabajar el conflicto intrapsíquico insertando memorias nuevas, por lo tanto, cambiando todo el entramado del conflicto, que mantenía en sufrimiento al sujeto. La relación vincular debe establecer una conexión con las memorias de aquellos que viven en esa estructura denominada familia, y desde ahí descubrir como surgieron para después poder cambiarlas si son fuentes de sufrimiento o mantenerlas si nos hacen vivir vivos nuestra vida. 

En TECH Universidad Tecnológica queremos ofrecer alternativas académicas de alta calidad, por ello, desde la Facultad de Medicina más grande del mundo disponemos distintos programas enfocados en el ámbito de atención primario, entre los posgrados ofrecidos se encuentra el Máster en Dermatología Clínica o Máster en Diabetes. Sin embargo, si su deseo es ahondar en el ámbito de la psicoterapia ofrecemos el Máster en Terapia Familiar y Estrés, el cual preparará a las personas interesadas de manera multidisciplinar.

Categorías: master

Artículos relacionados

1 /

Compartir