Detección del cáncer colorrectal
La finalidad de los programas de diagnóstico precoz del CCR es reducir la incidencia, la morbimortalidad y mejorar el pronóstico de esta enfermedad.
facultad de medicina · oncología en medicina
lun. 25 de abr. 2022
0

El cáncer colorrectal (CCR) representa un problema de salud pública en los países occidentales por su elevada incidencia y mortalidad. Los avances científicos han permitido conocer detalladamente la historia natural de esta enfermedad y los mecanismos patogénicos implicados, así como desarrollar herramientas diagnósticas capaces de detectar las lesiones tempranamente, siendo el tratamiento más efectivo cuando la detección del cáncer colorrectal se realiza en fases iniciales. De este modo, se han podido implementar estrategias de prevención primaria, secundaria e incluso terciaria. La finalidad de los programas de diagnóstico precoz del CCR es reducir la incidencia, la morbimortalidad y mejorar el pronóstico de esta enfermedad.

Epidemiología del CCR

De acuerdo con los datos recientemente publicados por REDECAN, el tipo de cáncer más frecuentemente diagnosticado en España en 2015 fue el carcinoma colorrectal (41.440 casos nuevos). Si se separa por sexos, el CCR ocupa el segundo lugar tanto en hombres como en mujeres, por detrás de cáncer de próstata y mama, respectivamente. Esta incidencia tiene una tendencia a crecer en los últimos años, probablemente en relación con varios factores, entre ellos el envejecimiento de la población, y es que, la incidencia del CCR varía en función de la edad, incrementándose de forma notoria a partir de los 50 años.

Según reflejan los datos del Instituto Nacional de Epidemiología, los tumores responsables del mayor número de fallecimientos por cáncer en 2014 en España fueron el cáncer de pulmón (21.220 muertes) y el cáncer colorrectal (15.449 muertes), ocupando por tanto el segundo puesto en cuanto a mortalidad se refiere.

La mayor parte de los tumores colorrectales son esporádicos (70-80%). Una pequeña proporción forma parte de síndromes hereditarios polipósicos (1%) y no polipósicos (2-5%). El resto, hasta un 20-25%, compone el llamado CCR familiar, donde existe asociado un componente hereditario aún no bien establecido.

La supervivencia del CCR depende fundamentalmente del estadio tumoral al diagnóstico. Así, en los pacientes con estadio I, II, III y IV, de acuerdo clasificación TNM, la supervivencia a los 5 años es del 95-100%, el 70-85%, el 50-70% y el 5-15%, respectivamente. El 70% de los cánceres detectados a través de los programas de cribado se diagnostican en estadios iniciales, hecho que es fundamental para lograr unos mejores resultados en términos de mortalidad.

Prevención primaria del CCR

La prevención primaria es el conjunto de estrategias dirigidas a disminuir la incidencia del CCR. Se trata de una prevención etiológica, que consiste en modificar la exposición a los principales factores de riesgo, y dado que más del 70% de los casos de CCR son esporádicos, se calcula que con esta maniobra se podrían evitar entre el 66% y el 75% de los casos.

El consumo de carne roja (vaca, cerdo, oveja, ternera, caballo) y carne procesada (embutidos, ahumados, curados) se ha relacionado con el desarrollo de diversos cánceres. El mayor efecto carcinogénico en las carnes rojas parece deberse al hierro hemo presente que presentan, de forma más específica, a los radicales que son liberados en su oxidación. Por otra parte, las altas temperaturas utilizadas en su preparación parecen desempeñar un papel importante, probablemente por la producción de hidratos poliaromáticos y otros carcinogénicos generados por las proteínas en el proceso de carbonización. Los resultados de un metaanálisis concluyen que el consumo de carnes rojas incrementa el riesgo de CCR, teniendo mayor repercusión en la carcinogénesis, la frecuencia del consumo que la cantidad. No obstante, el consumo moderado de carne roja y/o procesada es aceptado dentro de una dieta balanceada.

Existe una fuerte asociación entre el consumo de grasas y el incremento de riesgo de cáncer, sin embargo, los resultados publicados no son concluyentes, determinando que el consumo de grasas totales no parece tener un impacto en el riesgo de cáncer. Del mismo modo, los estudios no muestran relación estadísticamente significativa entre el consumo de grasas y el desarrollo de cáncer de colon.

Los resultados de estudios prospectivos han identificado una asociación inversa entre la ingesta de frutas y vegetales y el riesgo de CCR. En la misma línea, la ingesta de fibra podría disminuir la recurrencia de pólipos adenomatosos, frenando así la cascada cuya lesión final sería el CCR4. Desde los estudios observacionales se concluye que altas concentraciones de vitamina D circulante se asocia con la disminución, dosis dependiente, del riesgo de CCR. En un metaanálisis, la ingesta, tanto de calcio en la dieta como de suplementos, se ha asociado con una disminución de la aparición de adenomas. Son necesarios más estudios para dilucidar el papel de las vitaminas y micronutrientes en la prevención contra el cáncer.

El sobrepeso y la obesidad son responsables del 20% del total de casos de cáncer a nivel mundial. La OMS en su informe Mundial sobre el Cáncer 2014 concluye que el incremento de la grasa corporal aumenta el riesgo de cáncer de esófago, colon, páncreas, endometrio y riñón, así como de cáncer de mama en las mujeres postmenopáusicas. El tabaco se asocia claramente con un incremento del riesgo y de la mortalidad por CCR. Asimismo, existen múltiples evidencias epidemiológicas que relacionan el consumo de alcohol y el riesgo de CCR.

Prevención secundaria del CCR

La prevención secundaria, cribado o detección precoz es la estrategia que permite detectar lesiones precursoras de cáncer (disminuyendo la incidencia y mortalidad) y también la enfermedad en fases iniciales, cuando el tratamiento es más efectivo (disminuyendo la mortalidad). Esta detección precoz se puede efectuar en el marco de programas definidos de cribado, o bien mediante una actividad oportunista. El cribado oportunista es una actividad no sistemática que se realiza dentro de los sistemas de salud a petición del interesado o aprovechando una consulta por otro motivo médico. Este tipo de cribado no permite extraer conclusiones sobre los beneficios de salud esperados en términos de prevención de la enfermedad y hay poca o ninguna capacidad de monitorización o evaluación.

Por otro lado, los programas de cribado poblacionales son un proceso organizado e integrado en el sistema de salud en el que todas las actividades del proceso están planificadas, coordinadas, monitorizadas y evaluadas dentro de un programa de mejora continua de calidad. La participación es uno de los principales indicadores para medir la efectividad del programa; la participación media en España para el programa de cribado de CCR se sitúa en el 52% (año 2013), siendo mayor entre las mujeres y entre las personas de mayor edad (60-69 años).

Oncología digestiva en la detección del cáncer colorrectal

Las distintas etapas para la temprana detección del cáncer colorrectal han sido implementadas en la oncología digestiva como una alternativa exitosa para reducir de la incidencia de esta enfermedad. Hacerlo es importante, ya que los tumores digestivos representan una causa importante de morbimortalidad en la población de ambos sexos. El éxito de esta estrategia obedece a los últimos avances en la oncología digestiva, sus técnicas quirúrgicas y sus hallazgos patológicos. TECH Universidad Tecnológica ha diseñado un programa de altos estudios para reforzar los conocimientos en esta área: se trata del Máster en Oncología Digestiva, que te producirá una sensación de seguridad en el desempeño de la praxis clínica, te ayudará a crecer en tu vida personal y profesional.

Contamos con otros programas posgraduales relativos a la gastroenterología oncológica con los que perfeccionarás las técnicas de diagnóstico y tratamiento, como el Máster en Endoscopia Oncológica, que se especializa en la comprensión y el manejo de este procedimiento, o el Máster en Avances en Gastroenterología y Hepatología Pediátrica, una de las especialidades que mayor desarrollo experimenta año tras año.

Artículos relacionados

1 /

Compartir